Ovación

Tras la reunión, Usandizaga ratificó que son 3.900 las entradas para Newell's

Tras una reunión que se prolongó por unos cuarenta minutos y que mantuvieron los presidentes de Newell's Old Boys, Guillermo Lorente, y de Rosario Central, Horacio Usandizaga, la dirigencia auriazul se mantuvo firme en su posición: los rojinegros recibirán sólo 3.500 populares y 400 plateas para el clásico del próximo domingo. Del encuentro también participaron funcionarios del gobierno, de la policía y concejales.

Lunes 04 de Mayo de 2009

Tras una reunión que se prolongó por unos cuarenta minutos y que mantuvieron los presidentes de Newell's Old Boys, Guillermo Lorente, y de Rosario Central, Horacio Usandizaga, la dirigencia auriazul se mantuvo firme en su posición: los rojinegros recibirán sólo 3.500 populares y 400 plateas para el clásico del próximo domingo. Del encuentro también participaron funcionarios del gobierno, de la policía y concejales.

Mientras mantenían el cónclave, el microcentro rosarino se convirtió en un campo de batalla, por la protesta de hinchas de Newell's que terminaron con destrozos en la sede canalla.

La reunión citada por el ministro de Seguridad, Daniel Cuenca, se inició puntual en la sede local de gobernación ubicada en Dorrego y Santa Fe. A la cabeza del cónclave estuvo el secretario de Seguridad de la provincia, Carlos Iparraguirre, ya que Cuenca no había podido llegar a la cita a la que asistieron Guillermo Lorente y Horacio Usandizaga, presidentes de Newell's y Central.

Pero no sólo los representantes máximos de ambos clubes fueron de la partida. También se sumó el vicepresidente de Newell's, Claudio Martínez; el subsecretario de Gobierno, Jorge Elder; el presidente del Concejo Municipal, Miguel Angel Zamarini; el concejal radical Jorge Boasso y el jefe de la policía rosarina, comisario Osvaldo Toledo.

Al término del encuentro el primero en hablar fue Usandizaga, quien volvió a señalar que serán 3.500 las entradas populares para Newell's y 500 plateas "que además se las dejé a 50 pesos", dijo. El Vasco justificó su decisión en el crecimiento de la masa societaria canalla. "Ahora cambió la situación porque la gente volvió a la cancha, las cosas cambiaron porque Central ahora tiene 43 mil socios y me debo a ellos".

"Nosotros no estamos haciendo nada que esté fuera del reglamento, estamos haciendo uso de un derecho y además estamos siendo bastante generosos porque en otros partidos fundamentales como Gimnasia de Jujuy y San Martín de Tucumán nos dieron 2 mil entradas, no dijimos nada porque hay una reglamentación y hay que cumplirla", argumentó. Y recordó que Boca realiza esta práctica desde hace tiempo: "El club más popular de la Argentina hace años que no da más de 2.500 populares ni a River".

Usandizaga incluso dijo que podrían haber entregado menos localidades. "Le podríamos haber dado dos mil pero en la parte baja la capacidad es de 3.500, asi que somos generosos".

Además rechazó que la decisión de reducir las entradas podría generar disturbios. "No va a generar violencia, en Central se terminaron los violentos".

Un cronista le dijo que en ese momento había hinchas de Newell's dirigiéndose a la sede de Central, a lo que el presidente contestó: "¿Y qué van a hacer ahí? ¿Usted quiere que haya violencia? Yo no quiero violencia, desde que asumí quiero erradicar la violencia en Central. ¿Y sabe una cosa? Lo logré". También sostuvo que era el periodismo el que generaba la violencia.

A continuación fue Lorente el que dialogó con la prensa. En principio se mostró sorprendido por las declaraciones de Usandizaga que en la reunión había dicho que iba a consultar con la comisión directiva (se reúne desde las 20 en la sede) si había alguna modificación.

"En la reunión hubo un pedido muy especial de las fuerzas de seguridad y de la municipalidad de Rosario al presidente de Central para que intente una revisión de esta medida, esta noche, en la reunión de comisión directiva, y mañana comunicará la decisión final", explicó Lorente.

"Por lo que yo entendí el presidente se llevó de la reunión la inquietud del Concejo y las fuerzas de Seguridad de hacer un replanteo en la comisión directiva" para revisar su decisión. Lorente prefirió no hacer conjeturas sobre lo que va a suceder y esperar la decisión final de los dirigentes del club de Arroyito. 

Por último Lorente, que también se dirigía hacia el club a reunirse con al comisión directiva, señaló: "El argumento de él tiene que ver con la cantidad de socios pero no importa si es convincente o no, nunca una decisión podía tomarse a una semana del partido. Creo que debía mantenerse la cantidad que se dio hasta ahora de entradas".

Al tiempo que los dirigentes realizaban declaraciones, se registraban importantes disturbios en la sede canalla provocados por hinchas de Newell's. En este lugar es donde se reúne la comisión directiva que tomará la decisión final aunque tras la violencia habrían tomado fuerza las declaraciones del Vasco durante la reunión en Gobernación: "Si no quieren 3.500 entradas que no venga nadie".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario