Ovación

Tras la muerte de otro hincha, piden jugar sin público visitante en Buenos Aires

El ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, lo hará ante la AFA tras los incidentes que  derivaron en la muerte del hincha de Lanús ocurrida anoche en el  Estadio Unico de La Plata.

Martes 11 de Junio de 2013

Buenos Aires.- El ministro de Justicia y  Seguridad de la provincia, Ricardo Casal, anunció hoy que pedirá a  la AFA que se juegue sin público visitante en las canchas  bonaerenses en todas las divisionales, a raíz de los incidentes que  derivaron en la muerte del hincha de Lanús ocurrida ayer en el  Estadio Unico de La Plata.

Si bien dijo que se trataba de “una decisión tomada” y  analizada junto al gobernador de la provincia, Daniel Scioli, con  intención de “preservar la vida humana”, el ministro reconoció que  la medida deberá ser “homologada” por la Agencia de Prevención de  la Violencia en el Deporte (Aprevide) y, recién entonces,  trasladada a la AFA para que resuelva si acepta el pedido.
Por otro lado, en materia de seguridad, el ministro Casal  dijo que se resolvió “retirar todos los proyectiles no letales o  balas de goma (utilizados por la policía bonaerense), porque  evidentemente sin distancia prudencial entre los efectivos y la  gente, ese proyectil puede ser letal, como ayer”.

“Vamos a usar otras alternativas como se aplican en otras  partes del mundo donde podamos garantizar la distancia entre la  gente y la policía para evitar daños”, dijo Casal en declaraciones  a Radio Mitre.
El ministro explicó que los incidentes de ayer comenzaron  cuando “un grupo de 100 o 150 personas violentas venían de manera  muy agresiva hacia la cancha. Superaron los controles de acceso y  agredieron a un panchero, a quien le saquearon el puesto”.
“Una parte pudo entrar a la cancha y la otra quedó retenida  por cuestiones de seguridad porque tenían palos, banderas, bombos.  En ese momento, los que entraron quisieron salir a rescatar a sus  compañeros y ahí dejan a tres de los policías de la Infantería  contra una pared”, agregó.

Según Casal, “en ese momento se produjo el disparo y  seguramente hoy la fiscal (Ana Medina), tomando declaraciones y con  los videos, va a poder determinar cuál fue la mecánica”.
Ante esa situación, el titular de la cartera de Justicia y  Seguridad provincial dijo que mantuvo una extensa reunión con el  gobernador Scioli, en la cual se resolvió solicitar que no haya  público visitante de ahora en más en los estadios bonaerenses en  todas las divisionales.

“Me voy a reunir al mediodía con el secretario de Deportes de  la provincia, Alejandro Rodríguez, y con el titular del Aprevide,  Luis Morales, para decirles que esto se acabó y que no va a haber  público visitante en la provincia de Buenos Aires de ninguna  divisional hasta tanto la AFA y el Aprevide nos garanticen la  absoluta ausencia de violencia deportiva en las canchas”, dijo.
Y recordó que “el último domingo, para prevenir que la gente  de Racing se burlara de la de Independiente (por su eventual  descenso a la segunda categoría), se dispusieron tres mil  policías”.
“La policía está para cuidar a los vecinos, no para cuidar a  los hinchas, ni custodiarlos, ni acompañarlos. La policía no está  para cuidar a estos forajidos que entran a la cancha y en el  trayecto roban supermercados, quioscos, rompen vidrios”, explicó.

Y fue aún más contundente cuando dijo que “se acabó, la  provincia de Buenos Aires está en un plan de pacificación, ya lo  dijo el gobernador Scioli”.
De todas formas, el ministro tuvo que aclarar que la decisión  final sobre el público visitante en las canchas está en manos de la  AFA.
“Si hoy el Aprevide y el secretario de Deportes avalan  nuestra decisión, iremos al Comité Ejecutivo de la AFA y pediremos  que sea homologada, por sentido común, por preservación de la vida  humana y fundamentalmente para destinar los servicios de la  provincia a la gente, al vecino común, que desea que la policía  patrulle y que esté en la esquina, no a cuidar hinchas de fútbol”,  aseguró.

Según su criterio, con la eliminación del público visitante  en las canchas, “los operativos de seguridad en los estadios de  fútbol quedarán reducidos a la mínima expresión suficiente para  garantizar cualquier hecho que suceda en el interior y el exterior  del estadio”.
“Es una decisión final, no queremos más violencia”, dijo  Casal a Radio Mitre. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario