Ovación

"Todo se terminó rápido"

Los head coaches de Peñarol y Olimpia coincidieron en que la decisión de suspender la Superliga Americana por la pandemia fue la correcta y en el momento justo.

Miércoles 01 de Abril de 2020

Pablo Bouza y Raúl Pérez tienen muchas en común, más allá de raíz verdinegra y su pasión por el rugby. Ambos fueron forwards de Duendes, pero también del seleccionado mayor de Rosario y si bien jugaron en distintas épocas, los dos lucieron la camiseta de Los Pumas. Después que colgaron los botines se calzaron el buzo y empezaron a entrenar llegando a integrar el staff del seleccionado argentino que tuvo al tucumano Daniel Hourcade como head coach.

Siempre dentro del rugby, el destino los llevó a transitar otros caminos. Por la contracción que tienen al trabajo, la llegada de Superliga Americana les abrió nuevas puertas: Bouza se hizo cargo de Peñarol, la franquicia uruguaya; y Pérez de Olimpia Lions, la paraguaya, donde comenzaron a trabajar este año. La pandemia del coronavirus interrumpió toda la actividad deportiva, destrozando cualquier tipo de planificación. Y la Superliga no estuvo ajena a eso, tomándose la determinación de cancelarla cuando apenas se habían jugado un puñado de partidos. Hoy, estos dos hombres a los que les cuesta estar lejos del verde, están en cuarentena, disfrutando de su familia en cada casa y a la espera de que pase este duro momento por el que atraviesa el mundo.

¿Cómo están transcurriendo estos días de encierro?

Es duro, pero todos tenemos que respetar la cuarentena. Es duro porque no podés moverte y uno no está acostumbrado a eso. Cuando estoy en Rosario, camino, hago actividades y en este momento estoy llegando a un punto que no aguanto más. Por eso cuando llega algún pedido del supermercado bajo y subo los siete pisos por la escalera! (Bouza)

Bien, disfrutando de las vacaciones (risas). Ya no sabés en qué día estás viviendo, si es lunes, martes o domingo y así cuesta mantener una rutina, es difícil respetar los horarios. Es un lío bárbaro, pero más allá de eso, esto (coronavirus) es algo de lo que no tenemos conocimiento y eso es lo peor. (Pérez)

¿Cómo fue la experiencia que tuvieron?

Venía todo muy bien. Habíamos tenido una buena pretemporada y ahora que llegaba el momento más lindo, la hora de jugar, se suspendió todo, se terminó. En el grupo la mayoría eran uruguayos, pero también había extranjeros: había jugadores de Portugal, Namibia, Sudáfrica, Colombia, Fiji, Tonga y Argentina (N. de la R. el rosarino Mauro Genco). Primero tuvimos que armar el grupo, establecer la forma de trabajo y el plan de juego. Arrancamos de cero, teniendo en cuenta el poco tiempo de trabajo y lo corto que era la competencia, por eso tratamos de hacer las cosas lo más simple posible para que puedan llevarla a cabo. Había que simplificar todo porque te corría el tiempo. Hicimos una gran pretemporada de dos meses, pero después se terminó rápido. (Bouza)

Lo nuestro fue un caso atípico, porque lo armamos con la mayoría de los jugadores que eran de otros países. En las otras franquicias algunos ya se conocían y había una cierta base de trabajo. Acá no. Acá desde el primer día tuvimos que trabajar duro para armar el grupo, para que se vaya armando un equipo y que además tenga sentido de pertenencia, todas cosas que hacen que cualquier trabajo en equipo pueda llevarse adelante y más en este deporte. Tuvimos varios puntos que atacar, no solamente los que tienen que ver con el juego. La verdad lo llevaron muy bien, principalmente los argentinos se encargaron de que el grupo aparezca, darle tiempo para hablar, para juntarse y conocerse. Es que se juntaban muchas culturas. El sudafricano con sus hábitos, los isleños y los neocelandeses, que tenían su forma de vivir día a día, y a ellos se les sumaban los paraguayos y los argentinos, cada uno con su cultura a cuestas. Lo bueno era que vivían todos juntos en una especie de condominio, donde los argentinos aprovechaban la tarde para juntarse con el resto. Así rápidamente se pusieron todos en la misma línea como para que aparezca ese trabajo de grupo y su identidad, algo que es fundamental. Con Paraguay es un proceso a mediano y largo plazo. La idea es que los jugadores paraguayos, juntándose con los de los otros países, empiecen a tener otra realidad del día a día, porque entrenan con ellos y ven cuál es la intensidad que se necesita y el compromiso, no de un día intenso sino de un proceso potente para ir formándose como jugadores de elite. La idea es que, a través de la competencia y de los años, se vayan insertando cada vez más jugadores paraguayos a esta franquicia. (Pérez)

¿Qué opinión tienen del torneo, más allá de que se jugaron pocos partidos?

La Superliga es un gran proyecto y como tal va a tardar en madurar. Creo que va a ir creciendo en cantidad de equipos y cada vez se va a hacer más competitiva, sin necesidad de que los jugadores de la región se vayan a Europa para seguir creciendo. Creo que ese es el objetivo: potenciar la región. Te doy el ejemplo de Uruguay, (Chile y Brasil también podrían ser), donde la gran mayoría de los jugadores que estaban en la franquicia después jugaban para Los Teros y así completaban el año de competencia con un calendario acorde con los descansos. (Bouza)

¿Tiene un nivel de Vodacom, por ejemplo?

Ceibos es mucho más que Vodacom y Uruguay también. Para mí es nivel intermedio en la Currie Cup y la Vodacom. (Pérez)

¿Ceibos marcaba una diferencia con el resto de los equipos?

Es una realidad. Ceibos viene con todo un desarrollo y una competencia encima pero me parece que va haber varias franquicias que van a ser una seria competencia para Ceibos. Uruguay jugó un solo partido pero tendría que haber mejorado para el segundo, Chile mejoró del primero al segundo y con Lions iba a pasar lo mismo. Era cuestión de tener competencia para que los equipos se empiecen a mejorar dentro de la cancha. Algo a corregir, en nuestro caso, es la competencia pre torneo. Estaría bueno tener partidos más duros, del nivel de las franquicias, para empezar a ver más en detalle. (Pérez)

Al ser un torneo corto, ¿No fue apresurado dar por finalizada la Superliga? ¿No se podía haber corrido en el calendario?

No, porque precisamente después venían las otras competencias, como te venía diciendo. Estaba planificado que la Superliga termine en junio; en julio estaba la Nations Cup en Uruguay (con la mayoría de los jugadores de las franquicias) y después venía la América Rugby Championship, donde además de Argentina, Uruguay, Brasil y Chile jugaban Canadá y Estados Unidos. Además los jugadores se tenían que volver. Empezamos a buscar los pasajes de vuelta y se dio todo muy rápido. Primero fue la suspensión y enseguida la cancelación definitiva. Los portugueses, por ejemplo, se fueron el lunes a la madrugada/martes vía Brasil y el miércoles cerraron las fronteras. Salieron justo. La decisión estuvo bien. Al principio pensamos que se podía haber esperado un poco más, pero en realidad estuvo bien, y por cómo viene la mano, la mayoría de los torneos se van a suspender todos, inclusive el Súper Rugby. Viene complicada la cosa. (Bouza)

Por cómo se dieron los acontecimientos me parece que no fue para nada apresurado. Paraguay está hasta Semana Santa como mínimo con la cuarentena y así se hace imposible entrenar. En Argentina estamos en la misma situación. Todo es muy complejo. Además cuando se tomó la decisión, World Rugby ya la había tomado. Cómo no sabés a lo que te estás enfrentando, todos los países tomaron medidas extremas y el rugby no puede sobrevivir a una decisión del país. (Pérez)

Personalmente, ahora que no continúa el torneo, cuando pase la cuarentena obligatoria ¿qué van a hacer? ¿Cómo siguen sus trabajos?

Estamos como todo el mundo. Nadie sabe cómo sigue. La idea era terminar en junio con la Liga y estaba planificando para trabajar con Sudamérica Rugby, pero ahora no sabemos cómo continúa esto. Un camino es entrenar la M19 con mi hermano en Duendes. Ahora hay que esperar a que pase esto y se resuelvan todos los calendarios nuevamente. (Bouza)

No sabemos cuánto va a durar esto ni que lo que va a pasar, pero me parece que todos los torneos se van a resumir a un par de meses. Esto es paulatino y lo último que se va a hacer es habilitar a los deportes masivos. Recién en agosto podemos empezar a ver algo de deportes. Hay que ver qué medidas de decisión toman. (Pérez)

Con respecto al coronavirus, ¿Uruguay es un caso muy parecido al argentino? ¿Qué pudiste ver allá?

Cuando arranca el problema en Argentina, en Uruguay no tenían nada y de un día para otro saltó el primer caso. Hubo un casamiento multitudinario en Carrasco y una señora, una tía que vino de Milán, contagió a un montón. En esa fiesta había muchos jugadores de Peñarol y por eso nosotros tuvimos que estar en cuarentena hasta el viernes pasado por un posible contagio. Allá cerraron colegios y se tomaron otras medidas, pero no hicieron una cuarentena. Un foco lo tenían en la zona de Montevideo y otro en Salto. (Bouza)

Paraguay fue el primero en tomar medidas contra el coronavirus, en hacer la cuarentena.

Sí, es así, y ahí tienen los resultados. Solamente diez muertos y no llega a la centena de infectados. Trabajó muy fuerte. A nosotros, como fuimos los primeros en esto de cerrar y entrar en cuarentena, medio que nos asustamos un poco y pensamos cómo iba a ser la vuelta al país. Nos volvimos en auto y en el límite de Chaco con Santa Fe nos pararon y nos hicieron esperar una unidad sanitaria para que nos tomen la fiebre. Mientras estábamos allá, si bien no hubo toque de queda, cuando en ningún otro país se había implementado la cuarentena, a las ocho de la noche no podías estar en la calle. La verdad es que las autoridades estuvieron muy preventivas. (Pérez)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario