Ovación

Tenis: Del Potro, en otra jornada gloriosa

El tandilense Juan Martín Del Potro continúa con su paso triunfal y cerró otra semana con una gran victoria. Ayer aplastó al local Jurgen Melzer en sets corridos en la final del Abierto de Kitzbuhel, y obtuvo su segundo título ATP en siete días. Del Potro desplegó el mismo tenis eficaz y potente que le permitió acceder a esta instancia decisiva y se impuso ante Melzer...

Lunes 21 de Julio de 2008

El tandilense Juan Martín Del Potro continúa con su paso triunfal y cerró otra semana con una gran victoria. Ayer aplastó al local Jurgen Melzer en sets corridos en la final del Abierto de Kitzbuhel, y obtuvo su segundo título ATP en siete días.

  Del Potro desplegó el mismo tenis eficaz y potente que le permitió acceder a esta instancia decisiva y se impuso ante Melzer con parciales de 6/2 y 6/1. Una semana atrás, el tandilense se había coronado campeón de un torneo ATP por primera vez en su carrera al vencer al francés Richard Gasquet en Stuttgart, Alemania.

  El tenista argentino no le dio chances a su rival de meterse en el partido, basándose en un muy buen primer servicio, sobre todo en el set final, y en la confianza que le otorga el nivel que ha alcanzado en las últimas dos semanas.

  Además, cuando tuvo que capitalizar las chances que él mismo generó lo hizo, se apoderó cinco veces del servicio ajeno y construyó una victoria inobjetable ante un rival que no encontró la manera adecuada de jugarle.

  Del Potro se llevó, además del cheque mayor, los 250 puntos en juego para el ganador. Quizás por ese motivo se mordía el labio inferior, incrédulo, en la ceremonia de premiación, cuando por segunda vez gracias a su tarea sonó en un court central el himno argentino.

  O tal vez porque este triunfo, el cuarto consecutivo de un tenista de la Legión argentina en Kitzbuhel (antes ganaron Gastón Gaudio, en 2005; Agustín Calleri, en 2006 y Juan Mónaco en 2007), no sólo lo posiciona de buena manera en el escalafón internacional sino que también le abre una puerta para la serie semifinal de la Copa Davis ante Rusia.

Alimento de esa ilusión del tandilense es el rendimiento que ha demostrado a lo largo de estas dos semanas, en las cuales consiguió hilvanar diez triunfos consecutivos en la superficie donde se jugará aquella serie, el polvo de ladrillo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario