Ovación

Temen que, sin agentes de tránsito, llegar al Kempes para Argentina-Bolivia sea un caos

Los agentes municipales están de paro debido a un conflicto salarial. La policía será la encargada de organizar el tránsito en las inmediaciones del estadio cordobés para el choque por Eliminatorias.

Martes 29 de Marzo de 2016

La previa al gran encuentro de esta noche entre Argentina y Bolivia en Córdoba se vive con mucha expectativa y cierta tensión. Por un lado, llevar a la selección de los galácticos al interior del país siempre revoluciona el ánimo general del lugar, pero por el otro la decisión del sindicato de municipales de no prestar servicio con sus inspectores de tránsito, encendió las alertas amarillas, en vistas de que no formarán parte de un operativo que debe ser riguroso para ordenar el fluido de vehicular que llevará más de 55 mil almas al estadio Mario Alberto Kempes.

Hoy fue un nuevo día de protesta en el centro cívico de la ciudad capitalina, con una nutrida movilización frente a la municipalidad en reclamo de una mejora en la oferta salarial que dio el gobierno de Ramón Mestre, que por ahora está lejos de las pretensiones de los trabajadores. En ese marco, se confirmó al mediodía que los inspectores de tránsito no prestarán servicio en el evento de gran magnitud como es la presentación de la selección.

La policía cordobesa asumió entonces la responsabilidad de esa función que no le es propia y que habrá que ver qué resultado trae. En unas horas se espera una verdadera caravana por la avenida Colón y la Cárcano, lo que trae preocupación a las autoridades, que ya llevan el peso de mostrar un campo de juego en malas condiciones para semejante partido, y que pueden influir en el futuro para que la selección regrese a Córdoba.

Mientras, en un clima caluroso y húmedo, con algo de viento, la ciudad está agazapada para empezar a movilizarse hacia el ex Chateau, sin que se vieran, al menos por el centro donde había ausencia de trabajadores municipales, vendedores ambulantes ofreciendo mercadería de la selección. Se espera que la pasión al fin explote en el estadio, como ayer en el arribo de la selección al hotel Quórum, o durante la práctica en Villa Esquiú.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario