Ovación

TC: puñetazo de Benvenuti en la fiesta preparada para Werner

Werner aplastaba en su casa, Paraná. Pole, serie más rápida y final del TC hasta la última vuelta, cuando Benvenuti le sacó el dulce en el último relanzamiento

Lunes 10 de Mayo de 2021

Paraná se presentó como el sitio ideal para que Mariano Werner empezara a golpear como nunca en la mesa de los candidatos, para advertirle a Agustín Canapino que él, su nuevo Ford y el equipo local también del Gurí Martínez estaban dispuestos a marcarle la cancha y descontarle esa inmensidad de puntos que obtuvo en las primeras cuatro carreras. Hizo la pole, ganó la serie más rápida de la mañana y defendió la punta en la final de la 5ª fecha del TC sin problemas, incluso luego del primer relanzamiento a poco del final. Pero... Sólo faltaba el moño y el choque de Okulovich sobre otro entrerriano, Martín Ponte, lo obligó a una última largada. Y ahí, como un poseso, con toda la determinación de quien ve el dulce, Juan Cruz Benvenuti se dispuso a arrebatárselo con autoridad. Eso hizo, erizando la piel, manejando todo por afuera para obtener la tercera victoria en el Turismo Carretera, la primera en el Renault Sport Team que lo pone también en carrera como el año pasado, cuando al fin y al cabo fue el subcampeón de Werner. Así se definió una carrera vibrante, con golpes de escena como el retraso del Titán y el tesón que le puso el parejense Facundo Ardusso para superar lo hecho en Concepción y meterse por primera vez al podio.

El Ford número uno, ese armado a última hora para el arranque en el Mouras, empezó a pisar fuerte rápido con un gran triunfo en San Nicolás. Y el fin de semana de Paraná se daba redondito para un gran festejo en casa. Parecía además que el gran rival del entrerriano sería Canapino, ganador de la segunda serie más veloz, pero ya desde el vamos se vio que debía cuidarse más del impetuoso Benvenuti que de atacar al líder.

Precisamente Benvenuti, que en la serie vio de lejos los escapes del Ford campeón, fue ambicioso de entrada y superó también por afuera en la largada a Ardusso, el parejense vencedor de la manga más lenta. Y rápidamente se puso en los escapes de Canapino, a quien superó antes de mitad de carrera, claro que porque el Titán sufrió la pinchadura del neumático delantero izquierdo y debió cambiarlo en los boxes.

posicionestc.jpg

Mientras, atrás de Ardusso, Josito Di Palma exprimía de nuevo a fondo el Ford atendido por el Maquin Parts de Venado Tuerto, superando en una maniobra al límite al combativo Christian Ledesma para acercarse rápidamente al Chevrolet de Ardusso, aunque nunca pudo ponerse realmente a tiro de superación.

Leer más: Boero puso todo

No pasaba demasiado hasta que a 4 giros del final, los locales Nicolás Bonelli y Ayrton Londero se fueron de pista y el de General Ramírez se estampó duro contra los neumáticos que contuvieron el impacto. Fueron dos vueltas de pace car y en el relanzamiento Werner aguantó bien a Benvenuti, como Ardusso a Di Palma. Parecía todo decidido. Pese a que Ledesma apareció cruzado en la pista (toque de Marcos Landa, que mereció un recargo), lo pudo enderezar cuando ya Werner estaba en la última vuelta. Pero atrás Martín Ponte se tocó con Matías Rodríguez, quedó parado en el medio de la pista y Okulovich lo embocó.

tc2.jpeg
Maniobra consumada. El Torino tuvo su primera chance  dos vueltas antes del final pero no pudo. Y en la última, en otro relanzamiento, superó bárbaro a Werner.

Maniobra consumada. El Torino tuvo su primera chance dos vueltas antes del final pero no pudo. Y en la última, en otro relanzamiento, superó bárbaro a Werner.

Así, sin quererlo, el compañero de Werner obligó a una nueva detención, cuando ya el líder transitaba el último giro y le había sacado medio segundo a Benvenuti. Y otra vez quedó obligado a una última defensa que esta vez no pudo resistir, ya que el Ford se le movió al terminar el curvón obligado por el neuquino, quien lo superó rumbo a una victoria impensada tras largar cuarto.

Primero lo complicó el despiste de su coequiper Ayrton Londero, luego el topetazo de otro compañero del Gurí Martínez, Okulovich, al concordiense Ponte, del team A&P de Aldea Spatzenkutter, a 20 kilómetros de Paraná. Pareció que Entre Ríos se alineó y le hizo la zancadilla para que Werner no pudiera mostrar el “uno” a lo campeón en su casa como todo hacía prever. En la fiesta preparada para él, festejó el convidado: Benvenuti.

Ardusso va de menor a mayor y llega al podio

tc7.jpeg

Facundo Ardusso no empezó bien su regreso al JP Carrera, en su estreno en el Chevrolet que manejó por última vez Santiago Mangoni. Pero ya en Buenos Aires insinuó la recuperación que consolidó sobre todo en Concepción, donde ganó su primera serie y llegó cuarto. Y ayer también ganó apretadamente su manga con Christian Ledesma para terminar subiendo al podio. ¿Qué hubiera pasado si no hubiera perdido con Benvenuti en la largada? Quién lo sabe, pero el de Las Parejas se fue conforme con el 5ª puesto en el campeonato.

El Maquin Parts sigue dando que hablar

El equipo santafesino con base en Venado Tuerto, el Maquin Parts, cerró un gran fin de semana en Paraná con sus tres autos en el top ten. Josito Di Palma arañó el podio, Esteban Gini finalizó 8º y Marcelo Agrelo 10º. Además, los tres autos están hoy en Copa de Oro. Falta el triunfo.

Tremenda piña de Londero, al final sin sanción

tc3.jpeg

La primera interrupción en el giro 16 se dio por la violenta salida de pista del entrerriano Ayrton Londero, quien pareció ser tocado por otro local, Nicolás Bonelli. Es más, al de Concepción del Uruguay lo habían excluido pero luego le repusieron el 18º lugar al analizar todas las cámaras. Las gomas absorbieron muy bien el impacto.

Ruggiero: finde complicado que al final mejoró

tc4.jpeg

Alan Ruggiero volvió a tener un fin de semana complicado con el Ford del Rus Med. En clasificación se despistó en la vuelta rápida y eso lo obligó a largar atrás la serie, donde no pudo recuperar. Pero en la final siempre fue para adelante, el ritmo fue bueno y sostenido y terminó avanzando diez lugares: 21º.

Ortelli pegó el volantazo y volvió al viejo amor

tc6.jpeg

En 2016, en Paraná, fue el último triunfo de Guillermo Ortelli, año en que lograría el último título. Desde ahí siguieron muchos sinsabores para el heptacampeón de Salto, quien a los 48 años decidió pegar el volantazo y regresar a ese equipo que lo consagró, el JP Carrera, para ser compañero de Facundo Ardusso. Y más, volvió a usar el mismo Chevrolet que estaba en el museo de La Plata y fue retirado de apuro para reacondicionarlo, una tarea que por supuesto hizo que se llegara con lo justo y que aparecieran innumerables problemas, como el de los frenos en clasificación. En la serie tampoco pudo avanzar pero lo mejor suyo estuvo en la final, alcanzando un impensado 20º lugar, en el medio del pelotón, cuando siempre estuvo en el fondo. Con nueva decoración y el 91 en los laterales, juega sin dudas sus últimas fichas en busca del protagonismo perdido desde hace media década.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario