Ovación

"Tanto la gente como el plantel están esperanzados en conseguir algo importante"

Lo dijo el delantero de Central Germán Herrera. "La unidad que hay en el grupo es lo que hace que seamos un gran plante. Todos queremos lograr algo", agregó el jugador en charla con Ovación. 

Martes 29 de Marzo de 2016

El hincha de Central está en pleno estado de efervescencia. Es uno de los punteros de la zona 1 del torneo local y está a un pasito de avanzar a la próxima ronda de la Copa Libertadores. Cada vez que hay show en el Gigante se refleja el color esperanza que predomina en las almas auriazules. "Hay mucha ilusión en la gente y en nosotros. El equipo quiere conseguir un objetivo importante", destacó un convencido Germán Herrera a la hora de hacer referencia a la actualidad deportiva. "Sabemos que no será fácil, pero estamos trabajando duro para lograrlo. Además el plantel tiene un gran convencimiento de que puede, por lo que eso alimenta la fe y es lo más importante", acotó con sinceridad el Chaqueño en charla a solas con Ovación.

"Estoy con- tento y conforme por la participación que vengo teniendo. Realmente es lo que buscaba y deseaba desde que llegué al club. Saber que estoy en consideración del cuerpo técnico y el grupo quiere decir que estoy por el camino correcto. Ahora lo que resta es seguir trabajando porque el hecho de venir jugando no representa ni garantiza nada. Acá hay que rendir en la semana primero y en los partidos después", remarcó el delantero canalla antes de meterse de lleno en la actualidad que lo tiene como protagonista.

—¿Sos consciente de que cuando llegaste la gente te miraba de reojo porque estuviste antes del paso por Brasil tres años en Dubai?

—Sí, ni hablar. Me tocó estar muchos años en el exterior y todo fue positivo. Si bien estuve en Brasil, donde jugué en varios equipos importantes, soy consciente de que cuando surgió la chance de volver tenía la incertidumbre de saber cómo sería todo. Por eso me fijé como meta inmediata ponerme bien desde lo físico, sobre todo porque venía de tres años en Dubai, y por suerte lo logré.

—¿Sentiste mucho el cambio de entrenamiento que se realiza acá con respecto al que estabas casi acostumbrado en Dubai?

—Pasa que son dos cosas distintas. Más que costumbre me tuve que readaptar al fútbol argentino. En Dubai la competencia no es tan exigente como acá o Brasil. Por eso hago hincapié en que me tuve que poner bien desde lo físico más que nada para poder competir.

—¿Esperabas tener el buen rendimiento que venís exhibiendo?

—Sí porque sabía que si lograba ponerme bien lo demás llegaba de la mano. Con el paso del tiempo vas adquiriendo experiencia y no sólo futbolística. Y eso marca y enseña qué es lo que puede dar uno una vez que comenzás a jugar. Me tenía y tengo mucha confianza y eso es muy importante para poder disfrutar de este presente. Sinceramente logro disfrutar cada entrenamiento. Quizá sea porque uno ya está en una edad en la que valora y mira otras cosas, como además se nota que hay un grupo sano que tiene un excelente diálogo con el cuerpo técnico.

—En inferiores fuiste goleador, en primera asomaste como el delantero de referencia, pero ahora ocupás otro rol porque a tu lado tenés a Ruben y además se ve que te movés por las bandas también.

—Sí, es así. Lo bueno que tiene el equipo es que hay delanteros que pueden jugar bien de área o colaborar por afuera. También en la recuperación de la pelota o en la presión cuando el rival tiene el balón. Es como que no hay un puesto fijo. Nos movemos con intensidad y alternamos posiciones. El equipo está ante todo, y se nota.

—¿Quiere decir que ya no te desespera hacer goles pese a que sos delantero?

—Lo que pasa es que la prioridad es el bien del equipo. Lógico que a todos nos gusta hacer goles. Pero si tiro un centro y Marco lo hace, estaré feliz igual. Y así con cualquier otro compañero. Lo importante es que Central gane, no quién haga los goles. Hasta ahora esa fórmula funciona y no vemos por qué cambiar. w

A pasar la cortadora por el country

El predio de Arroyo Seco presenta, al menos ayer de manera visible, marcada falta de mantenimiento en el sector verde. Es decir que el césped está bien alto y eso atenta la imagen visual del country, como también no colabora con la enorme campaña nacional que se viene haciendo para prevenir los virus del dengue, chikungunya y zika, entre otras cosas. Llamó la atención ver así las instalaciones cuando la actual comisión directiva se encargó de poner énfasis en combatir la supuesta desidia que había en su momento. Incluso algunos voces aseguraron que "da vergüenza como está esto".

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario