Ovación

Tan campeones como olímpicos

Argentina venció a Uruguay y logró los objetivos que fue a buscar al torneo: el título y el pasaporte al Mundial y los Juegos.

Domingo 08 de Febrero de 2015

Los chicos volvieron a ser los chicos. Aquellos que a través de los años cautivaron con su fútbol y alcazaron logros que luego repitieron en sus equipos cuando llegaron a primera. Porque otra vez brillaron. Y otra vez dejaron sus nombres marcados a fuego. En esta oportunidad con la consagración en el Sudamericano Sub 20 de Uruguay, que como consecuencia significó la clasificación al Mundial de Nueva Zelanda (ya la tenían asegurada) 2015 y a los Juegos Olímpicos de Brasil 2016. Ese es el saldo que dejó el triunfo de anoche frente el equipo anfitrión por 2-1. Y así quedaron sepultados los tiempos de sequías a nivel resultados de tiempos no tan lejanos.

El elenco conducido por Humberto Grondona arrancó en desventaja de arranque. A los 7’ el mediocampista Gastón Pereiro puso el 1-0. Pero el conjunto albiceleste supo tener reacción. Fue a buscar el empate y lo alcanzó a los 36’ con el tanto del delantero Sebastián Driussi. Y ya sobre el cierre del enfrentamiento el encargado de coronar el resultado fue el atacante rosarino Angel Correa, a los 81’.

Los primeros 45 minutos tuvieron un desarrollo intenso con algunas pinceladas de buen juego y pocas chances en los arcos.

Argentina comenzó mejor. Tuvo una situación clarísima. Pero una distracción en el fondo, a los 7’, la pagó con el gol de Pereiro, luego de una gran jugada de Rodrigo Amaral por la izquierda.

Uruguay se encontró rápidamente en ventaja, intentó liquidar el partido de contraataque, pero le costó mucho manejar la pelota.

De esta manera transcurrió el primer tiempo, hasta que a los 36’ una gran jugada de Correa por la izquierda continuó con un cabezazo de Tiago Casasola, y terminó con un estupendo remate de Driussi.

El 1-1 se ajustó a lo que realmente fue el partido: dos seleccionados que apostaron a que sus individualidades marcaran la diferencia, tal como ocurrió.

Y el segundo tiempo continuó en la tónica del primero. El conjunto argentino, dentro de ese contexto, fue un poco más, tuvo las ocasiones más claras, y sobre el final consiguió el 2-1 con un soberbio tanto de Correa. Así cerró un torneo brillante en el que logró todo lo que fue a buscar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario