Ovación

Superliga: Los promedios continúan en cancha

Elizondo, confirmó que el controvertido sistema que establece los descensos desde hace 36 años seguirá vigente al menos hasta 2020

Miércoles 24 de Abril de 2019

El sistema de promedios que utiliza el fútbol argentino ya asoma como una rareza. Es por ello que la discusión sobre si se trata de un método justo no pierde vigencia. Y la polémica es recurrente. Un aspecto reglamentario que hoy adquiere mayor vigencia en Rosario por la situación de Central y Newell's. Y que según lo anunció recientemente el CEO de la Superliga, Mariano Elizondo, recién será revisado el año próximo.

Hace mucho tiempo, durante una charla que Julio Grondona mantuvo con Ovación, al ser consultado sobre si el sistema había sido creado para preservar a los denominados clubes grandes, ya que se implementó en 1983 tras la pérdida de categoría de San Lorenzo en 1981, el presidente de la AFA respondió con enérgica diplomacia: "Los promedios se pusieron porque nos parecía injusto que por una mala campaña un equipo descienda, entonces consideramos mejor que los clubes tuvieran otra oportunidad para corregir, por eso se van al descenso aquellos que hicieron las cosas mal durante los últimos tres años. Cuando hicieron mal las cosas es más fácil echar culpas que asumir las propias y ahí quieren cambiar el reglamento".

Más allá de la intencionalidad de don Julio, la realidad hizo sucumbir ese propósito cuando River e Independiente también formaron parte del Nacional B.

Muchos años después, el sucesor electo de Grondona, Claudio Tapia, sin preámbulo y de manera desprolija, en febrero pasado determinó la abolición de los promedios en las categorías de ascenso y así cambió las reglas en plena competencia.

Era inevitable suponer entonces que una decisión similar llegaría a la primera división, hoy formateada bajo una organización denominada Superliga, que aparenta decidir su propio destino de manera autónoma de la AFA.

Es por ello que un grupo de directivos de algunos de los clubes más complicados por el promedio en la próxima temporada consideraron oportuno plantear la necesidad de terminar con el sistema o reducir los descensos, eligiendo así el mejor atajo para subsanar las consecuencias de sus malas administraciones.

Fue Tigre el ejemplo elegido para sostener el fundamento, porque luego de una muy buena Superliga descendió igual debido a las dos flojas campañas anteriores. "Da impotencia que tu equipo descienda porque nosotros hicimos todo para que no suceda y además no tuvimos nada que ver en los años anteriores", reflexionó el referente Walter Montillo. Y su compañero Ignacio Caputo sostuvo que "el tema de los promedios siempre es difícil de analizar, porque si bien un equipo tiene que descender pese a hacer una gran campaña, el descenso es la resultante de los últimos tres años, en los que las cosas no se hicieron tan bien como ahora".

Claro que cuando la técnica del rumor disparó la posibilidad de terminar con los promedios, los clubes ya descendidos hicieron escuchar sus reclamos por considerar que serían damnificados si se modificaba el mecanismo.

Ante esto, y para evitar que el tema sea arrollado por el mar de las suspicacias, el mandamás de la Superliga, Mariano Elizondo, sostuvo en relación a los promedios que "no se discutió formalmente, pero siempre anda dando vueltas el análisis. Durante muchos años estuvo el promedio; es tiempo de pensar si cuando tengamos un torneo ordenado, que se dará en 2020, requeriremos de seguir trabajando con el promedio o vamos a un modelo similar al del mundo. Es una discusión que haremos cuando tengamos el torneo de 22 equipos, es decir en el 2020".

Así Elizondo despejó cualquier tipo de especulación sobre el sistema de descensos y fijó como fecha de debate el año próximo, una vez que concluya la próxima Copa Superliga.

Para fundamentar la decisión sobre los promedios, también Elizondo, durante una extensa entrevista radial con Cadena 3, señaló que el fútbol argentino está en una etapa de transición. "Entiendo que se critica el nacimiento de la Copa Superliga y es consecuencia de que venimos de un torneo de 30 equipos y vamos a uno de 22. En la transición tenemos 26 equipos. Son 25 fechas; si quisiéramos jugar ida y vuelta serían 50 fechas y el año tiene 52 semanas. No podemos jugar esa cantidad de semanas y tenemos un acuerdo con la televisión por el que tenemos que tener 10 meses de fútbol".

El sistema de promedios en la primera división continuará un año más, como mínimo. Un método que fue implementado por primera vez entre 1957 y 1963, época en la que Central Córdoba descendió. Pero cuando los descensos dejaron de ser para los últimos de la tabla de puntos, el pensamiento de aquel entonces fue puesto en jaque y se retornó a que las pérdidas de categoría fuera nuevamente por puntos.

El promedio volvió en el Metropolitano del 83 y a lo largo de 36 años sigue vigente. Como así las controversias que genera. Las que seguirán hasta el 2020. Justo cuando Newell's y Central deberán lidiar con este problema que ningún hincha quiere padecer.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});