Ovación

Sportsmen Unidos gritó "pentacampeonas"

La primera femenina, dirigida por Fabio Lombardo, se quedó por quinta vez consecutiva con el primer puesto de la liga nacional de clubes. Con jugadoras de selección, las verdes dieron cátedra

Jueves 30 de Noviembre de 2017

La primera división de waterpolo femenino de Sportsmen Unidos (SPU) volvió a ganar. Ya afónicas de gritar campeón, las dirigidas por Fabio Lombardo insistieron una vez más y ganaron por paliza. Por quinta vez consecutiva las verdes del barrio República de la Sexta se quedaron con el primer puesto de la liga nacional de clubes tras ganarle este fin de semana por 25 a 0 al equipo de Universidad Nacional de la Matanza (Unlam), en el estadio Mario Alberto Kempes, de Córdoba. Pentacampeonas.
"A mitad de año sufrimos las bajas de dos excelentes jugadoras, que se fueron a España e Italia: Camila Bertaina y Carla Comba, pero ni eso nos hizo retroceder. Tenemos un muy buen equipo, con muchas seleccionadas y preseleccionadas, junior y juveniles, y con posibilidad de jugar afuera, por eso los buenos resultados de estos años", dijo Lombardo , quien jugó hasta 2012 en Sportsmen (año en que la primera de varones ganó la liga nacional), luego entrenó a inferiores y ahora, desde hace dos años, está al frente del equipo femenino más del club.
Lombardo subrayó que el trabajo constante y duro con las inferiores también es el salto de calidad de Sportsmen frente a otros clubes y la posibilidad de reemplazo constante.
"La capitana del equipo, Laura Font, ya adelantó que no continuará el año próximo. Se retiró después de este último partido. Y si bien vamos a extrañar su ausencia, por suerte ya hay jugadoras que puedan ocupar su lugar aunque deban foguearse", dijo el técnico.
Justamente la ya hoy ex capitana del equipo, Font, la zurda que ocupaba el lado derecho del ataque, habló con Ovación y explicó por qué se dio la gran diferencia de puntos en la final entre Sportsmen y Unlam.
"La Matanza tenía un muy buen equipo al empezar la liga, se perfilaba para ser primero o segundo, pero algunas de sus jugadoras más experimentadas fueron dejando, algo así como nos pasó a nosotras, con la diferencia que nuestro equipo mantuvo el buen rendimiento. Fue una sorpresa esta final: íbamos esperando el equipo de siempre y no, tuvimos un rival que no nos dio trabajo, muy por el contrario", dijo Font.
Las chicas de Sportsmen tenían en su ex capitana a la mayor del equipo, 30 años, pero el mayor porcentaje del equipo ronda los veintipico y a ellas se suman también varias de entre 15 a 18. Un mix de experiencia y nuevas camadas .
"Todas tienen un muy buen estado físico. Ese es nuestro fuerte, porque cuando no entrenan para el club lo hacen para la selección", destacó Lombardo.
En esta liga tuvieron que enfrentarse a Suterh, Argentina 2002, Unlam (con quien disputaron la final), Lomas y Olimpia de Uruguay.
Según explicó el entrenador, la del torneo de este año fue distinta a la de los demás. Hasta mitad de año se jugó una rueda de todos contra todos. Y a mitad de año hubo un Gran Premio (Grand Prix) en Uruguay, donde se sumó un equipo de la liga nacional del país vecino. El encuentro sumaba puntos y también lo ganó Sportsmen.
Finalmente, el último partido se vivió este fin de semana en Córdoba, donde rápidamente Sportsmen quebró el marcador y logró un resultado por demás de ventajoso para las rosarinas.
Lombardo, quien entrena a varias de las jugadoras de Spotsmen también en la selección, se refirió a las competencias de este años de los combinados albicelestes.
"Tuvimos un sudamericano en Cali, Colombia, con las Junior, donde salimos subcampeonas. Y con las juveniles jugamos el Panamericano en Lima, Perú. Salimos cuartas y eso nos abrió una plaza para jugar el año que viene el Mundial en Serbia. O sea que con muchas de las chicas seguiremos entrenando de cara a esa competencia del año que viene, pero con la selección. De todos modos, hoy lo que estamos celebrando es el gran trabajo logrado por el club una vez más".
La plantilla del equipo de Sportsmen está conformado por 14 jugadoras, pero en la pileta salen a jugar siete (la arquera y seis más, en tanto que seis quedan en el banco). El waterpolo se juega en cuatro tiempos de ocho minutos netos. En la falta se para el cronómetro y los cambios son constantes. Las piletas son profundas: de 1,80 metro. "Cuando no se nada se está flotando", explicó el entrenador. Y en el caso de las chicas de Sportsmen habría que agregar. "Están siempre ganando".

El cardumen verde campeón

La plantilla de 14 jugadoras de Sporstmen que jugó todo el año (aunque algunas no llegaron a estar presentes en la final) está conformada por Cecilia Casanova, Nahir Stegmayer (seleccionada juvenil), Milagros Lombardo (seleccionada juvenil), Bianca Messa, Camila Bertaina (selección mayor), Agostina Romano (selección juvenil), Lucía Galiottiz (selección juvenil), Carla Comba (selección mayor), Maitena Romano (selección juvenil), Laura Font (capitana), Agustina Todoroff (selección mayor), Candela Marcuzzi (selección juvenil), Daniela Rodil y Débora Scalci. El grupo está dirigido por Fabio Lombardo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario