Ovación

Sin Méndez, Russo espera a Encina para confirmar el once de Central ante el Tomba

Central tendrá mañana una linda oportunidad de seguir creciendo como equipo y escalando posiciones en el torneo Final, cuando visite a las 17 a Godoy Cruz, con arbitraje de Néstor Pitana.

Domingo 23 de Febrero de 2014

Central tendrá mañana una linda oportunidad de seguir creciendo como equipo y escalando posiciones en el torneo Final, cuando visite a las 17 a Godoy Cruz, con arbitraje de Néstor Pitana. La principal novedad que surgió ayer luego del entrenamiento matutino en Arroyo Seco fue la baja de Jesús Méndez, que no viajará a Mendoza con el resto de la delegación y se quedará en Rosario a rehabilitarse de la dolencia en la parrilla intercostal. Mientras que Hernán Encina sigue evolucionado de la contractura que le impidió completar el primer tiempo ante Gimnasia y Miguel Angel Russo está dispuesto a esperarlo hasta último momento para tomar la determinación sobre la conveniencia de su inclusión entre los titulares, aunque en el campamento auriazul hay optimismo. A su vez, Sebastián Abreu sigue al margen de la nómina de concentrados por lesión. Lo que está claro es que Paulo Ferrari volverá a la alineación principal, tras cumplir una fecha de sanción por acumulación de amarillas y dejará su lugar el juvenil Lucas Lazo.

   El volante mendocino tiene un dolor en la parrilla intercostal, aunque lo positivo es que los estudios descartaron una fractura. Paulo Colella explicó que Méndez “tiene una osteocondritis en un callo de una fractura que sufrió en 2009. Acusa dolor y está con antiinflamatorios”. La idea es preservarlo para el cotejo de la quinta fecha ante Colón, que se jugará el sábado, a las 20.30, en el Gigante de Arroyito. El candidato principal a ocupar la plaza de Jesús es Matías Ballini, un batallador de la mitad de la cancha, teniendo en cuenta que el compromiso con el Tomba es de visitante. Una alternativa más osada sería cerrar a Federico Carrizo, pero suena demasiado ofensivo para la excursión a Mendoza.

   La ausencia de Jesús Méndez es una baja demasiado sensible por todo lo que le aporta al equipo. Es el encargado de hacer jugar a los volantes, le da una mano a Domínguez en el retroceso y además sirve de nexo con los delanteros.

   Mientras que el Sapito está entre algodones por una fuerte contractura en el aductor derecho, pero el formar parte de la delegación significa que tiene chances de jugar. Y hay optimismo para que pueda ser de la partida.

   En caso de no llegar Encina, se abre un abanico de posibilidades para reemplazarlo. Pablo Becker o Antonio Medina son opciones potables y los más parecidos al ida y vuelta del Sapito. Mientras que Walter Acuña es más delantero y por características naturales le cuesta más asumir responsabilidades de marca.

   El otro jugador que venía con molestias y finalmente no viajará a Mendoza es el uruguayo Abreu, que si bien ya realiza trabajos de campo, todavía no está recuperado de una inflamación en el flexor del dedo gordo. Así, un probable equipo auriazul sería con: Caranta; Ferrari, Magallán, Donatti y Delgado; Encina o Becker o Medina, Nery Domínguez, Ballini y Carrizo; Castillejos y Luna.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario