Ovación

Sin definición no hay paraíso para el equipo de Llop

La falta de puntería de Leal privó a la Lepra del triunfo. Guevgeozian tampoco fue solución.

Miércoles 08 de Noviembre de 2017

El gol sirve para ganar, disimular funcionamientos, mejorar los estados de ánimo, generar tranquilidad en todos los ámbitos y alimentar la confianza, entre otras tantas cosas. Y eso es lo que le falta a este Newell's, que el lunes frente a Patronato elaboró acciones concretas, pero falló en el toque final. Luis Leal fue uno de los que tuvo sus chances y no anduvo certero ni se mostró picante para cerrar las jugadas. Por eso el conjunto rojinegro no ganó, lamentó el empate y se quedó con ganas de volver a sumar de a tres.
   Siempre es positivo generar acciones de riesgo. Mucha más preocupación generaría en el cuerpo técnico que las situaciones no aparecieran. Pero claro, cuando se dibuja una jugada y se presenta la ocasión de gol también es necesaria la eficacia, porque —como dijo Llop— en un fútbol tan cerrado, sin espacios y competitivo, nadie da lugar para quedar mano a mano con un arquero. Y Newell's tuvo sus oportunidades con Chacarita y el lunes otra vez, pero el portugués no estuvo fino.
   Los últimos 30' el Chocho Llop probó con Mauro Guevgeozian, pero la apuesta no surtió efecto. El armenio chocó más de lo que jugó y se mostró con el andar cansino que lo caracteriza a la hora de retroceder.
Es cierto, su posición es la de nueve de área y gran parte de su estadía en cancha lo hizo sin un acompañante porque el entrenador debió resignar al Niño Torres primero para cubrir la expulsión de Leonel Ferroni (ingresó Milton Valenzuela) y después sacó a Brian Sarmiento.
   "Estamos bien", dijo Llop sin dejar de reconocer que a la Lepra le falta dar el golpe cada vez que llega al arco adversario. Más aún cuando las ocasiones se presentan y por impericia, sobre todo, de los delanteros se falla en el intento por golpear.

Una tarjeta roja que fue apresurada

Newell's iba en busca del gol y manejaba la pelota, pero carecía de punch en el cierre de la jugada. En esa situación transcurría el partido hasta que Leonel Ferroni fue fuerte abajo a disputar una pelota ante Matías Garrido y el juez Nicolás Lamolina no dudó en mostrarle la roja. Una expulsión que sorprendió a todos porque con una amarilla la determinación iba a ser correcta.
   Llop saltó del banco y protestó enérgicamente la determinación del árbitro, que pareció apresurada teniendo en cuenta la jugada.
   Era Ferroni el protagonista y es sabido que con otros nombres más "pesados" las decisiones generalmente son diferentes, pero el pibe de reciente debut la pagó caro.
   Con diez leprosos en la cancha, los locales enfocaron la mira en el arco de Pocrnjic e intentaron aprovechar esa diferencia, pero con más ímpetu que ideas futbolísticas claras.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario