OVACIÓN

Simone Biles volvió a competir y se quedó con el bronce en barra de equilibrio

La gimnasta estadounidense retornó a la competencia después de haber decidido bajado por la necesidad de proteger su salud mental y física

Martes 03 de Agosto de 2021

El estrella estadounidense de gimnasia artística Simone Biles retornó este martes a la competencia en los Juegos Olímpicos Tokio 2020 y logró la medalla de bronce en la prueba barra de equilibrio femenino, en la que terminó detrás de atletas chinas.

Biles, de 24 años, había parado de competir el pasado martes 27 en la prueba femenina por equipos invocando la necesidad de proteger su salud mental y física, lo que generó conmoción y abrió un profundo debate sobre la desmedida presión que soportan los deportistas.

Después de esa decisión, la estadounidense comunicó su baja en el concurso individual, las finales de salto, barras asimétricas y suelo y se reservó para la de barra de equilibrio, aunque su presencia se confirmó apenas 24 horas antes.

Con una enorme expectativa por ver su reacción, la cuádruple campeona olímpica en Río 2016 apareció en escena y realizó una rutina con 14.000 de puntuación, dividida en 6.100 (dificultad) y 7.900 (ejecución).

Biles solo quedó por debajo de las chinas Chenchen Guan (14.633), ganadora de la medalla de oro, y Xijing Tang (14.233), acreedora de la plata.

https://twitter.com/justmiriamr/status/1422492608471896064

Aventajó a la canadiense Elsabeth Black (13.866), la estadounidense Sunisa Lee (13.866), la japonesa Urara Ashikawa (13.733), la brasileña Flavia Saraiva (13.133) y a Vladislava Urazova (12.733), representante del Comité Olímpico Ruso (ROC).

Biles, afectada por una crisis de confianza, realizó su ejercicio sin inconvenientes, pero lo culminó con una salida menos espectacular de lo habitual, dando lugar a los aplausos de todos los presentes en el Centro de Gimnasia de Ariake.

La estrella estadounidense cerró los Juegos Olímpicos con dos medallas, ninguna de oro. Fue plata en la competencia por equipos y bronce en la barra de equilibrio.

Al momento de comunicar su renuncia a la competencia, la gimnasta explicó: "Desde que entro al tapiz, estoy yo sola con mi cabeza, tratando con demonios en mi cabeza. Debo hacer lo que es bueno para mí y concentrarme en mi salud mental y no comprometer mi bienestar".

"No tengo tanta confianza en mí como antes, no sé si es una cuestión de edad. Estoy un poco más nerviosa cuando estoy haciendo mi deporte. Tengo la impresión de que ya no puedo disfrutar como antes", contó la atleta oriunda del estado de Ohio, que finalmente regresó hoy con una medalla en la última jornada de su disciplina.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario