Ovación

Simeone lo tiene

El entrenador de River, Diego Simeone, paró el probable equipo para jugar el sábado ante Boca, en la ciudad de Mar del Plata, con todos los titulares, en una práctica en la que el técnico sacó a relucir todo su estilo europeo.

Martes 22 de Enero de 2008

El entrenador de River, Diego Simeone, paró el probable equipo para jugar el sábado ante Boca, en la ciudad de Mar del Plata, con todos los titulares, en una práctica en la que el técnico sacó a relucir todo su estilo europeo.
  Se sabe que Simeone aplica un sistema de entrenamiento muy similar al europeo, tratando de innovar y sorprendiendo a propios y extraños, como sucedió ayer, en el predio de Apand, donde se entrenó el plantel millonario.
  Luego de la entrada en calor separó a los titulares que se perfilan para jugar ante Boca, el sábado, por el Pentagonal de los Grandes del verano. Y apenas pisaron la cancha los once elegidos por el técnico quedó claro con qué esquema táctico se moverían: el 3-3-3-1 que tanto parece gustarle a Simeone.
  Los titulares fueron Juan Pablo Carrizo; Danilo Gerlo, Gustavo Cabral y Eduardo Tuzzio; Augusto Fernández, Oscar Ahumada y Rodrigo Archubi; Mauro Rosales, Ariel Ortega y Alexis Sánchez; Sebastián Abreu.
  La práctica se dividió en tres: primero jugaron los titulares ante la reserva, que estuvo reforzada por los arqueros (Juan Ojeda y Daniel Vega), Leonardo Ponzio y Mateo Musacchio. Ese primer encuentro se jugó con una particularidad, la reserva tenía dos arcos, donde atajaban Ojeda y Vega, en un hecho más que curioso y llamativo. Diez minutos duró ese partido, que finalizó 2-0, con goles de Ortega (se lo marcó a Vega) y Rosales (se lo hizo a Ojeda).
  El segundo fue un partido en espacios reducidos, donde Simeone trabajó en forma exclusiva en el ataque, dando indicaciones en forma constante y arengando en todo momento. “Tocá atrás”. “Hagan circular la pelota”. “Toquemos muchachos”. Estas fueron algunas de las frases de esos diez minutos, en los que los titulares sólo consiguieron marcar un gol, a través del chileno Alexis Sánchez.
  El tercer encuentro, también de diez minutos, fue el más normal de todos, porque se jugó once contra once, en toda la cancha y con un arco para cada uno de los partidos. Simeone siguió dando indicaciones y lo único que cambió fue el resultado, la reserva ganó 1-0, con un gol de Diego Cardozo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario