Ovación

"Si Pizzi seguía, mi destino era otro porque no iba a jugar"

Disfruta de un gran presente. Tres partidos, dos goles. Fernando Coniglio salió del anonimato en un escaso período y además dejó atrás su imagen de buen proyecto para erigirse hoy en titular indiscutible.

Martes 13 de Noviembre de 2012

Disfruta de un gran presente. Tres partidos, dos goles. Fernando Coniglio salió del anonimato en un escaso período y además dejó atrás su imagen de buen proyecto para erigirse hoy en titular indiscutible. Pero para el punta de Central no todo fue ni es color de rosas. Recién con el arribo de Miguel Russo renovó sus votos de confianza y apostó por seguir en el club. “Si seguía Pizzi, mi destino hubiese sido otro porque con él sabía que no iba a tener ninguna posibilidad de jugar”, declaró sin filtros el juvenil. “Sabía que si venía otro entrenador iba a tener mi chance. Acerté en quedarme. Pero también sé muy bien que no puedo relajarme porque aún debo aprender mucho. Esto recién empieza, pero confío en mis condiciones”, acotó el artillero, quien ahora quiere transformar en gloria el ostracismo que le generó el ex DT canalla.

—Te tocó entrar en un momento picante porque los otros delanteros venían mal ¿Sos consciente de que te podría haber ido mal?

—Lógico. Sabía muy bien que nos faltaba el gol y que además no venía jugando. Pero nunca bajé los brazos y seguía preparándome para cuando me tocara entrar. Aunque siempre confié en mis condiciones. Y por suerte hasta ahora llevo tres partidos y dos goles. Pero sé que todavía debo aprender muchísimas cosas porque la primera es algo que requiere de mejoras día a día.

—¿Pensabas que con Russo ibas a tener la chance que Pizzi no te dio?

—Sí, y por eso me quedé. Si seguía Pizzi, mi destino hubiese sido otro. Con él no iba a tener ninguna posibilidad.

—¿Estabas muy relegado?

—Sí. Pero bueno, cada técnico tiene su libreto y a Pizzi no le gustaba jugar con chicos, así que había que respetar eso. Pero con la llegada de Miguel todo cambió y se nos abrieron muchas puertas a los que venimos de las inferiores.

—¿Si no venía Russo tenías en mente irte de verdad?

—No. Sólo si seguía Pizzi. Con cualquier otro me quedaba a pelearla. Pero con él no porque ya sabía cómo pensaba. Igual, ojo que Russo no te regala nada. Si no rendís quedás afuera. No es que Miguel nos pone porque sí. Esperé varias fechas para poder mostrarme.

—Además te fue bien porque hiciste dos goles al hilo.

—Ni hablar. Fue muy importante porque como delantero debo hacer eso. Aunque acá lo más importante es lo colectivo. Esto es un deporte en conjunto y las metas se alcanzan si todos tiran para adelante.

—Palma también en su momento apostaba por los pibes porque saben lo que son.

—Con Palma debuté y además marqué. Y con Russo pasó algo similar. Son dos entrenadores que le dieron y dan mucho valor a los que venimos desde abajo.

De la 4ª a la 1ª

Coniglio terminó jugando ante Ferro con Acuña. “Pensar que meses atrás, cuando estaba Pizzi, lo hacíamos en la 4ª de AFA. Hasta Costa estaba. Y ahora en primera”, tiró el Conejo.

Lo que se viene

La seguidilla de partidos que se avecina en Central será clave para enderezar el rumbo. “Se vienen 9 puntos muy importantes. Y si sacamos una buena cantidad nos meteremos en la pelea, que es lo que buscamos. Pero la realidad es que hay que mirar lo que viene, y es el Lobo jujeño. No es bueno apuntar más allá del próximo partido. Además está claro que en este torneo cualquiera le gana a cualquiera. Por eso el triunfo ante Defensa vino bien para encarar lo que viene con otro semblante”, remarcó un reflexivo Coniglio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS