Ovación

"Si alguien habló es cobarde"

Así se expresó Rolando Schiavi al tomar la palabra con el fin de negar la existencia de un malestar en el plantel. Y con su palabra se cerró, por ahora, el problema intestinal rojinegro sabiendo que un buen resultado mañana serviría para poner un manto de piedad a la situación.

Viernes 24 de Octubre de 2008

“Si algún jugador habló algo y no lo hizo delante del grupo es un cobarde y un cagón que tira todo el grupo para atrás. Si no está cómodo que hable con el presidente (Eduardo López) y pida el pase libre”. Así, con crudeza, disparó Rolando Schiavi ayer al mediodía cuando tomó contacto con la prensa con el fin de ponerle fin a la polémica desatada por un malestar de ciertos integrantes del plantel por la manera enérgica pero veraz de expresarse de Gamboa. Y con su palabra se cerró, por ahora, el problema intestinal rojinegro sabiendo que un buen resultado mañana serviría para poner un manto de piedad a la situación.

En un grupo numeroso las informaciones siempre se filtran. Los que juegan están por demás de contentos y los que no arrastran todo su malestar. Algo normal que sucede en cualquier club y que el propio defensor reconoció. “Es obvio que algunos no deben estar contentos porque no juegan, pero hay muchos en el plantel y sólo se deben elegir dieciocho”, manifestó dejando en claro además que siempre notó que “está todo bien, caso contrario lo hablaría”.

En la misma sintonía que el DT se explayó a la hora de hablar sobre la reunión que se ejecutó el lunes antes del inicio de la práctica y que disparó el tema del malestar de algunos integrantes del plantel. “Hablamos sobre lo que pasó en el partido y temas de los jugadores, nada más que eso”.

“No hubo —agregó— ningún jugador que haya dicho que estaba descontento. Son conjeturas de la prensa donde se dijo que había problemas y que la reunión fue para que el DT nos rete. Sólo se habló de lo que sucedió el domingo con el fin de corregir errores y continuar en busca del objetivo propuesto”.

La manera efusiva de expresarse del técnico muchas veces puede no caer bien en el seno de un grupo, más allá de que lo expresado sea un fiel reflejo de la realidad. Y, generalmente, se prefiere que las críticas se realicen puertas adentro. Al respecto el Flaco opinó: “Hay técnicos que son demostrativos y otros se guardan las cosas. Hay futbolistas que gritan en la cancha, como lo hago yo, y después cuando termina el cotejo está todo bien. Cualquiera se puede enojar cuando pierde o no juega bien. Nos dimos cuenta que el domingo fuimos un desastre. El técnico dijo lo mismo que pensamos nosotros. Lo que molesta es que se expresen cosas que no son ciertas”.

—Lo que llamó la atención fue que a la reunión fueron sólo 4 jugadores.

—¿Por qué se debe hablar con todos? Algunos chicos no estuvieron.

—Bueno, pero Husain y Zapata tampoco estuvieron el domingo.

—Pero son dos de los grandes del plantel. Es más, en la reunión se habló de lo que pretendemos para los partidos que se vienen. Hay que ponerse las pilas porque tenemos varios que son fundamentales si pretendemos seguir peleando arriba.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario