Ovación

Serrat, Messi, Barcelona y Newell's

El cantante español, que pidió a la CD azulgrana conocer el futuro de la Pulga, dijo que lo acompañará si juega en el Parque

Lunes 20 de Noviembre de 2017

Año 2012. Joan Manuel Serrat dijo, hablando de Lionel Messi, que "un día se irá de Barcelona porque él quiere jugar en Newell's". Fue una frase intensa, sorpresiva, del cantautor y compositor español lanzando al éter futbolístico. Un deseo intenso que confesó una y otra vez el propio capitán de la selección nacional. Cinco años más tarde, el mismo protagonista, reclamó, vía nota publicada en el diario El País de España, a la dirigencia de Barcelona una definición sobre el futuro de la Pulga cuando resta un mes y medio para que tenga la posibilidad de negociar con otra entidad. "Si en algún momento decides terminar tu carrera en Newell's, te juro en el nombre del Negro Fontanarrosa que si mi corazón canalla aún palpita te acompañará hasta el parque Independencia vestido de leproso para darte las gracias por tanto fútbol".

   Un detalle. Para nada menor. Una expresión de uno de los cantantes más importantes del mundo y aferrado al sentimiento rosarino que abrazó con la amistad que gestó con el recordado Negro. Y así, casi al pasar, unió esa grieta que divide los corazones canallas y leprosos. El, Serrat, hincha acérrimo de Barcelona, pero que también supo enamorarse de Central por su amigo, no tuvo empacho en brindar su "acompañamiento" si algún día se hace realidad el sueño rojinegro de ver a Messi con la 10 leprosa. Porque el cantante sólo piensa en el fútbol, no tanto en los sentimientos que dividen y no suman. Más allá de que es entendible el folclore, pero el sano. No el enfermizo ni el violento.

   Newell's sigue golpeado futbolísticamente, pero sobre todo inmerso en una crisis económica institucional en la que la dirigencia continúa dando brazadas para salir de un pozo más que complicado. Apenas si puede ir tapando baches para seguir avanzando mientras encuentra la solución a todos los inconvenientes que afronta. En el medio de este andar tumultuoso, Serrat reiteró una frase que trascendió todas las fronteras y llegó a oídos del mundo leproso. Ese mismo que conserva intactas las esperanzas de ver a Messi con la camiseta 10 rojinegra. El tiempo dirá. Hoy sólo permanece siendo la misma ilusión de siempre.

   Serrat rogó con palabras conocer qué será del futuro de Messi en Barcelona y, a la vez, reiteró su conocimiento del deseo de la Pulga de jugar en el Parque. Por eso no son pocos los que quisieran saber con precisiones lo que será del futuro del mejor jugador del mundo. Y por estos lares, si finalmente levantará las manos saludando a los hinchas en el Coloso antes de mostrar toda su magia en el club que lo vio nacer.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario