Ovación

Sergio Pezzotta: "Me quería retirar en la cancha"

El rosarino volvió a dirigir tras casi un año por lesión y ahora disfruta los últimos meses en los campos de juego.

Jueves 26 de Marzo de 2015

Sergio Pezzotta es un emblema del arbitraje del interior. El rosarino debutó en la máxima categoría del fútbol argentino en abril de 1999 dirigiendo en Córdoba a Talleres y Estudiantes de La Plata, arbitró la Copa América 2007 que se jugó en Venezuela y varios encuentros de la Copa Libertadores de América a lo largo de su carrera. Pezzotta volvió a dirigir después de casi un año a raíz de una operación de columna y en una charla con Ovación expresó lo que sintió en ese tiempo, cómo vive el presente y cuál será su futuro.
  —¿Cómo se vive estar tanto tiempo fuera de las canchas?
  —La verdad es que es muy difícil. Me operaron en marzo y los primeros tres meses no podía hacer nada relacionado con la actividad física hasta que se completara el período posoperatorio. Después empecé a trabajar con la gente de Creta. El kinesiólogo Fernando Castro, que es del equipo de Carlos Lancellotti, me fue llevando de a poco hasta que logré superar la primera parte y eso me permitió mirar con mayor confianza el futuro.
  —¿En algún momento llegaste a pensar que no ibas a volver a dirigir?
  —En octubre tuve muchas dudas y además era una época complicada del año porque enseguida vienen las fiestas. Allí hablé con Juan Mesón, el preparador físico de la primera de hockey de Gimnasia con el que trabajo hace 7 u 8 años, para empezar a entrenar  con él y lo primero que me preguntó fue si estaba dispuesto al esfuerzo para lograr el objetivo. Me entrené un tiempo solo, en enero ya trabajé a full con las rutinas que él me ordenó y en un mes me puse en forma, rendí las pruebas físicas y volví a dirigir (San Martín de San Juan-Gimnasia y Esgrima de La Plata fue su retorno a primera), que era lo que más quería. Hubiera sido muy feo retirarme sin dirigir. Yo siempre trabajo con un grupo de profesionales y esta vez cometí el error de hacerlo más tarde, por suerte todo salió bien.
  —¿Te sentís cómodo dirigiendo?
  —Los primeros partidos fueron un poco más duros, pero ya me estoy soltando y estoy más seguro en el campo dirigiendo tranquilo. El trabajo con Juan (Mesón), al que a veces uso de psicólogo, me permitió tener los aeróbicos necesarios para hacer la prueba larga ahora y en lo corto, que tiene que ver con la reacción que te da el plus para saber que llegas al minuto 90 con aire, para estar lúcido y decidir en un fútbol tan complicado como es el argentino.
  —¿Cuál es la verdad sobre los agarrones en el área?
  —Los medios de prensa se quejaban el año pasado. Decían que era imposible jugar así con la cantidad de agarrones que había en el área y ahora se están quejando porque se cobran los agarrones. La realidad es que antes del campeonato nos dieron la recomendación de sancionar los agarrones en el área. Los árbitros tenemos un protocolo de prevención y si el jugador no lo entiende hay que sancionar la falta. Los jueces tenemos que responderle a la escuela de árbitros y a los veedores porque si te equivocás te quedás un domingo en tu casa y es lo peor que le puede pasar a un árbitro.
  —¿En que nivel está el referato argentino?
  —Estamos en una época de recambio importante. Hay un grupo de 8 ó 10 árbitros que pueden dirigir cualquier partido. La variedad es muy amplia. El nivel es bueno y lo ves en los torneos internacionales, ya que en las definiciones siempre hay árbitros argentinos, pero así como los jugadores, un árbitro necesita cien partidos en primera para estar a pleno. Además, para los árbitros del interior fue muy importante lo de Pitana en el Mundial de Brasil.
  —¿Hasta cuándo vas a seguir dirigiendo?
  —Por una cuestión de reglamento tengo que retirarme a fin de año, así que son mis últimos meses en las canchas. Siempre me quise retirar en la cancha y si no sufro ninguna lesión, así será.
  —¿Ya definiste tu futuro?
  —Voy a seguir trabajando como ahora en lo gremial. Este año estoy un día en Buenos Aires y a veces dos por esa cuestión, que es lo que me gusta y es desde donde puedo apoyar a los árbitros que se están sumando al Sadra. Además este año con Sadra básquet, que está a cargo de Miguel Celi, firmamos un convenio con la Asociación de Clubes y vamos a abrir una escuela de ábritros nacional. Además también estamos en conversaciones con la Confederación Argentina para seguir sumando y que los árbitros no se vean limitados por estar en una u otra gremial.

Los árbitros van por un cambio de esquema

Después de las agresiones sufridas por el entrenador Gustavo Alfaro en el Gigante de Arroyito, el masajista de Lanús Juan Franco, que estuvo a punto de perder un ojo en el Mundialista de Mendoza, y el árbitro Germán Delfino, el domingo pasado en el Monumental de Rafaela, los árbitros decidieron pedirle oficialmente a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) la modificación del artículo 162 para poder suspender los partidos en caso de agresión.
  El artículo mencionado del reglamento de AFA indica que el árbitro debe consultar al agredido si puede seguir. Lo que buscan los gremios arbitrales, y hasta los organismos del referato dentro de la AFA, es cambiar esa norma tal como se modificaron en los últimos tiempos otras, por ejemplo la extensión del tiempo que se toman los equipos en el descanso tras la primera parte.
  Con relación a este tema, Pezzotta opinó que esto puede servir para que no sigan ocurriendo estos hechos que no ayudan en nada al desarrollo normal de los encuentros. “Entre todos tenemos que ayudar a mejorar el fútbol y quizás este puede ser un paso en esa dirección”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS