Ovación

Señal de ajuste para el fixture de la Superliga

La próxima edición deberá programar algunas fechas en diciembre y enero para justificar el pack de fútbol de la TV.

Domingo 27 de Enero de 2019

Tras los acuerdos firmados oportunamente por la Superliga por la cesión de los derechos televisivos y que representan un importante ingreso para los clubes, las empresas adjudicatarias Fox y Turner ahora consideran indispensable realizar un ajuste en el calendario de partidos para evitar que quienes pagan para ver por TV el torneo de primera división, es decir los adheridos al pack fútbol, se queden sin recibir nada a cambio durante los meses de diciembre y enero.

   En función de esto es que trascendieron detalles de las conversaciones informales que mantuvieron referentes operativos de las empresas con algunos directivos de la Superliga, en las cuales se avanzó sobre la conveniencia de que las pretemporadas, como así los recesos, tengan un recorte en cuanto a la duración, por lo que también se prevé una reforma en el formato de la próxima Superliga, la que ya será con 24 participantes. “Vayan preparándose para los cambios en los tiempos de pretemporada y recesos, porque la televisión quiere disponer de partidos en diciembre y enero, aunque sea una fecha o dos en cada mes”, se le escuchó decir a una reconocida voz de las empresas de TV a un grupo de directivos de clubes en los pasillos de la AFA.

   La necesidad de que la organización del fútbol programe fechas de competencia para uno o dos fines de semana de diciembre y en enero podría derivar también en una revisión de los períodos vacacionales de los futbolistas, factibilidad que deberán evaluar con el gremio de los jugadores. Ya en 2018 algunos planteles retornaron a las prácticas antes de la fiesta de Fin de Año.

   En el mientras tanto, las cadenas televisivas intentaron disimular la ausencia de emisiones que justifiquen el abono en ese lapso sin partidos oficiales con los amistosos de verano, aunque son conscientes de que los mismos no generaron la expectativa pretendida y lejos estuvo de compensar el dinero invertido por los televidentes.

La Copa de la Superliga

Esto fue producto del desfase de tiempo que provocó la Superliga con 26 participantes, porque a mediados de año como durante diciembre y enero quedaron muchos fines de semana libres. Es que un torneo a dos ruedas les resultaba inviable, por eso optaron por hacerlo a 25 jornadas y crearon a manera de prolongación la Copa de la Superliga, que comenzará inmediatamente después de la conclusión del campeonato en curso, que está programada para el 7 de abril.

   La Copa de la Superliga comenzará entre el 12 y 14 de abril, con la final prevista para el domingo 26 de mayo, a 18 días del inicio de la Copa América en Brasil. Existe optimismo en cuanto a la expectativa televisiva que pueda despertar en el público este certamen, porque aunque su continuidad en el tiempo es un interrogante los premios lo hacen atractivo, no sólo en el aspecto económico sino también en el deportivo, ya que el ganador de este trofeo obtendrá un lugar en la Libertadores, mientras que el perdedor de la final se quedará con una plaza en la Sudamericana.

   El organigrama de partidos de esta nueva copa (que no reemplaza a la Copa Argentina porque esa la organiza la AFA) dependerá de las posiciones finales de la Superliga vigente. Los seis primeros de la tabla ya estarán clasificados para jugar los octavos de final. Los otros diez que avancen a esa fase saldrán de una eliminación directa en partidos de ida y vuelta entre los 20 equipos restantes. El programa de enfrentamientos se dispondrá siguiendo la lógica del 7 frente al 26, el 8 ante el 25 y así sucesivamente, definiendo como local el mejor ubicado. Cabe destacar que aquellos cuatro conjuntos que deban descender también intervendrán de este torneo.

   Las instancias de cuartos de final y semifinales también serán de ida y vuelta, manteniendo la ventaja deportiva de definir como local aquel que haya terminado mejor posicionado en la Superliga. La final será a un único partido a jugarse el domingo 26 de mayo en una cancha neutral. Mientras ambos sectores consideran que este flamante certamen será parte de la solución para mediados de año, en función de una mayor cobertura televisiva ya analizan el diseño de la próxima Superliga, la que sin dudas tendrá fechas programadas para diciembre y enero. Y así brindarle el servicio a los abonados que pagan mensualmente sin bonificación alguna en ese período por la falta de transmisiones de partidos oficiales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});