Ovación

Sebastián Crismanich ahora sueña con ser campeón mundial

El taekwondista Sebastián Crismanich, ganador de la única medalla de oro albiceleste en los Juegos Olímpicos, admitió que sueña "con ser el primer campeón mundial" argentino tras su triunfo en la categoría hasta 80 kilos en Londres 2012.

Miércoles 22 de Agosto de 2012

El taekwondista Sebastián Crismanich, ganador de la única medalla de oro albiceleste en los Juegos Olímpicos, admitió que sueña "con ser el primer campeón mundial" argentino tras su triunfo en la categoría hasta 80 kilos en Londres 2012. "Me queda hacer historia en un Mundial, si bien mi hermano Mauro tiene la primera medalla del mundo (fue bronce en Copenhague 2009) estoy soñando con ser el primer campeón mundial. Ese es mi objetivo", subrayó Crismanich.

El correntino indicó: "Así como soñé y me propuse de lograr la medalla olímpica hoy quiero sobrepasar todas las metas. No sólo con mi hermano, sino con todo el equipo masculino y femenino. Ojalá saquemos todos la medalla de oro en un Mundial".

Aunque Crismanich no se puso plazos: "Si no es en este Mundial será en el otro. Y espero que sea la de oro y con eso completar el currículum más espectacular que pueda haber en este momento en el taekwondo argentino", resumió.

"Sabía que no había llegado a mi techo al lograr la medalla de oro en los Panamericanos, ni con el primer lugar en el clasificatorio olímpico un mes después de Guadalajara", explicó quien derrotó al neocelandés Vaughn Scott (9-5), al afgano Nesar Bahawi (9-1), al armenio Arman Yeremyan (2-1) y al español Nicolás García Hemme (1-0) para lograr la presea dorada.

Y continuó: "Se empezaron a abrir las puertas de este sueño cuando se clasificó en Querétaro.Teníamos la ilusión de que podíamos conseguir la primera medalla para el taekwondo argen- tino y qué mejor que la de oro".

Crismanich consideró que "todavía queda mucho por competir, por pelear, por levantarse día a día. Aunque uno esté cansado tiene objetivos para seguir adelante y vamos a estar pensando en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Nunca voy a olvidar el momento en que se izó la bandera argentina y se tocó el himno al ganar el oro. Creo que es el momento más emocionante que viví a lo largo de toda mi carrera", graficó.

Aunque el taekwondista resaltó: "Viví muchas emociones tanto en los Juegos como después. Pero lo que sentí al regresar a Argentina y ver toda esa gente que me estaba esperando es único. Eso me hizo poner los pies firmes sobre la tierra".

"Desde que llegué a Argentina empezaron a aparecer muchas cosas nuevas para mí. Cosas que el taekwondo no estaba acostumbrado como ir por la calle y que se den vuelta porque reconocen tu voz y quieran saber si sos Sebastián Crismanich", describió. Y agregó: "Que te saquen una foto o quieran un autógrafo o que te toquen bocina agradeciendo, son sensaciones muy lindas que las disfruto y comparto con todos".

El deportista correntino tuvo una mención especial para con los suyos: "Mis inicios fueron la unión que había en mi familia y la pasión con la que se compartía el taekwondo porque en los comienzos fue duro llevar adelante una carrera. Hubo que dejar muchas cosas de lado y hacer muchos esfuerzos para poder lograr llegar a este presente", recordó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario