Ovación

Se viene el TC nomás

El autódromo rosarino Juan Manuel Fangio albergará el año próximo a la categoría reina. ¿Será en mayo?

Lunes 19 de Noviembre de 2018

De dicho al hecho ahora hay un corto trecho. El sueño de mucho fierreros está a punto de cristalizarse. El Turismo Carretera hará base el año que viene en nuestra ciudad. La apuesta provincial y municipal dejó de ser una mera promesa, según constató Ovación. Tanto es así que desde mañana mismo se comenzará a trabajar de manera intensa en el Juan Manuel Fangio para ejecutar una batería de obras que incluirá un novedoso dibujo del trazado, reformas y nuevas ejecuciones edilicias en el predio que está emplazado desde hace décadas a la vera del arroyo Ludueña. El plus es que se presentaría en mayo.

"La parte técnica y de seguridad ya está toda acordada entre la ACTC y las máximas autoridades del autódromo rosarino. Lógico que luego será momento de ir puliendo detalles a medida que se vayan inspeccionado las obras. Pero lo más importante es que la categoría más convocante del país vendrá a Rosario", le confió ayer una fuente calificada a este medio con precisión y una sonrisa que iba de oreja a oreja.

Ya se hizo una primera parte de la reforma y se llegó a casi 3.400 metros de extensión. Ahora se ratificó el flamante alargue. El Fangio lucirá nuevo diseño de pista. Tendrá otra fisonomía y pasará a tener casi 4.000 metros. Será un trazado boutique, aunque con todas las reformas que están estipuladas se harán como mil cien metros de asfalto.

Veloz y técnico. Una nueva recta de 200 metros. También figura en la maqueta una curva a 90 grados. La idea es que el ancho de pista tenga 15 metros en todos los nuevos sectores, aunque se respetarán los 12 metros que tiene la actual salida del curvón. El autódromo local comenzó la cuenta regresiva para vestirse de gala en 2019.

En el plano además sobresalen algunas obras complementarias importantes. También se pondrá manos a la obra afuera de la pista y en caminos interiores. La idea es darle más confort al público. Por eso habrá una gran plataforma para que la gente tenga electricidad, baños y zonas donde hacer el tradicional asado (será en la parte de atrás del arroyo Ludueña). El tiempo estipulado de trabajo es cinco meses. Pero hay más.

Se reformará el playón para las carpas y logística. También se harán dos salas: una destinada a las conferencias de prensa y la otra exclusiva para primeros auxilios. Desde mañana mismo las maquinarias comenzarán a trabajar contrarreloj. Porque la idea es que en mayo el TC pise como sea el autódromo rosarino Juan Manuel Fangio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});