Ovación

Se terminó la novela de Riquelme y Central: el Diez no jugará en el país

El volante xeneize llegó a un acuerdo para suspender el contrato con Boca, aunque se oficializaría el martes cuando Daniel Angelici, presidente de la entidad de la Ribera, regrese de sus vacaciones por Europa. Lo más importante para Central es que el jugador se habría comprometido a no jugar en nin´gún equipo del país. 

Miércoles 25 de Julio de 2012

Parece que se terminó el sueño de Juan Román Riquelme en Central para los hinchas canallas. Es que, si bien siempre fue una posibilidad muy compleja, el volante, a través de su representante, acordó esta tarde suspender el contrato que aún tiene con Boca, por dos años más, según precisó hoy su representante Daniel Bolotnicoff, y como parte de ese acuerdo el ex capitán xeneize se habría comprometido a no jugar en el país en ningún equipo. Ni de primera ni en ninguna otra categoría. 

De esta manera quedó de lado la posibilidad lejana, pero concreta, que intentó Central, quien con mucha cautela, pero con entusiasmo, le brindó la posibilidad de sumarse al equipo que dirige Miguel Angel Russo aprovechando la muy buena relación que el volante mantiene con el entrenador auriazul.

"Se reconoció la deuda que el club tenía con él, y Román no va a jugar en el fútbol argentino, se suspende el contrato. Es decir, ni Boca paga el sueldo ni Román tiene que jugar en Boca. Pero no se trata de una rescisión, porque la rescisión es algo definitivo. No es una desvinculación", aclaró Bolotnicoff en declaraciones realizadas esta noche a Fox Sports Radio Del Plata.

El acuerdo se formalizaría el martes próximo, cuando regrese de sus vacaciones en Italia el presidente xeneize, Daniel Angelici.

Más allá de que el correr de los días fueron apagando esa efervescencia inicial que se dio cuando la semana anterior asomó el nombre del hora ex enganche xeneize como una alternativa a las que manejaba el jugador, todo esto comenzó a tomar cuerpo de manera definitiva cuando esta tarde el representante del volante acordó su desvinculación de Boca, arregló una dueda que el club mantenía con él y sobre todo se comprometió a no vestir en el país otra camiseta que no sea la xeneize.

Lo que resta ahora es que Angelici, una vez que vuelva de su descanso en Europa, apruebe la letra chica de este convenio para que se vuelquen sobre el papel todas las firmas pertinentes. Hace una semana la solución pudo haber sido otra, ya que Bolotnicoff admitió que se frustró a último momento la incorporación de Riquelme al Cruzeiro de Belo Horizonte.

En cuanto al futuro de su representado, Bolotnicoff evitó ofrecer algún tipo de adelanto: "Sería una falta de respeto hablar con un club hasta tanto no se termine esta situación con Boca". No obstante, lo úncio que parece estar claro es que el Diez no jugará en la Argentina, por lo que el sueño de los hinchas canallas de ver a Riquelme con la camiseta número diez quedó trunca, a pesar de la buena relación que por estos momentos parece envolver a la dirigencia xeneize y canalla. 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS