Ovación

Se engancha por las dos bandas

Central crece desde el juego que le inyectan Carrizo y Andrés Lioi

Sábado 24 de Febrero de 2018

El reinicio de la Superliga viene manifestando en las latitudes canallas la gran recuperación futbolística de Federico Carrizo y el sorprendente desenvolvimiento de Andrés Lioi. Pachi es amo y señor de la banda izquierda. El motor de arranque en materia ofensiva de Central, que tanto lo venía necesitando. Mientras que el juvenil se erigió en la revelación del equipo desde que Leo Fernández le dio la camiseta titular contra Gimnasia en La Plata. Tanto el cordobés como el rosarino, de 20 años, le inyectan dinamismo permanente a la escuadra a la hora de avanzar a paso redoblado hacia campo adversario.

Central se sostiene por mérito propio en la Superliga. Amaga con meterse en cualquier momento zona de clasificación de Copa Sudamericana. Está ahí de pegar el salto de calidad que tanto anhela. Mientras tanto crece desde el juego que elaboran dos productos genuinos de la cantera.

Porque Carrizo y Lioi se adueñaron de ambas bandas desde que el torneo entró en acción nuevamente.

Pachi venía afilado y siendo determinante en cada presentación. Pero acumuló una amarilla ante Huracán en Parque Patricios y llegó a la quinta amonestación. Eso hizo que viera el 5 a 0 con Olimpo desde las plateas. Pero esta tarde regresará. Y promete hacerlo recargado para ratificar su nivel y momento.

A su vez, el pibe Lioi no para se cosechar elogios y de crecer a pasos firmes mientras hace sus primeras apariciones en el profesionalismo. El volante, que puede desempeñarse por cualquier puesto del medio además, está on fire. No sólo porque viene de clavarle tres puñales a los bahienses sino porque su nivel es superlativo y sorprendente. Central está agradecido con este pibe que se ganó el puesto tras la ausencia de Camacho por lesión.

Los dos son pilares esenciales en el dibujo táctico de Leo Fernández. Están en el mismo nivel de importancia que la zaga central que componen Martínez-Tobio. Pero por las ubicaciones que ostentan en el campo, ocupan un rol determinante a la hora de iniciar las acciones en ofensiva. Claro que este aporte tiene sustento porque el Colorado Gil también está pisando fuerte cada vez que sale a escena.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario