Ovación

Scocco y Figueroa, con ruptura microfibrilar, están casi afuera del clásico

Ruptura microfibrilar dice el parte médico para dejar en duda la presencia de ambos futbolistas el domingo. Desgarro es la traducción real y lo cierto es que no llegarán al clásico.

Lunes 07 de Septiembre de 2015

Ninguno de los dos jugará el clásico. Aunque desde Newell’s pretendan evitar confirmarlo en el Twitter oficial poniéndolos “en duda”. El parte médico rojinegro ayer certificó que Scocco sufrió una “ruptura microfibrilar en el bíceps prural izquierdo (lesión conocida como desgarro) y que Figueroa una lesión igual pero en el sóleo derecho (otro desgarro). Y aunque se trate de “disfrazarlas” es clavado que no podrán jugar el domingo.

Scocco se dio cuenta ni bien dio el pase desde el círculo del mediocampo a los 75’. Al toque se tomó el posterior del muslo izquierdo y enseguida se agarró la cabeza. Se dejó caer al piso y ahí, antes de que llegaran el médico y los auxiliares, ya mostraba signos de máxima preocupación. La que siguió en la salida del campo de juego y hasta sentado en el banco de suplentes, con las manos en la cabeza como signo de que la lesión lo dejaba afuera nada menos que del clásico.

Con Figueroa pasó igual. Más temprano, a los 22’. Cuando sintió el pinchazo en el sóleo de la pierna derecha. No se movió más. Pidió el cambio al banco y fue al piso. También sus gestos denotaban bronca, presagiaban lo que se confirmó ayer, que se quedaría afuera.

Y sin ellos, Newell’s pierde a dos referentes importantes. Dos futbolistas experimentados que fueron titulares en los últimos dos partidos. De esos que se sienten sus ausencias. Más allá de que Figueroa recién volvió a ser de la partida ante Colón, luego de superar la lesión que lo había dejado afuera tras el cotejo con San Lorenzo y que el DT lo llevaba entre los suplentes desde que asumió.

Dos jugadores de puestos ofensivos. De los que escasean en este Newell’s. De los que también tienen gol, ese rubro que tiene casi un ausente en esta etapa de Bernardi al frente del equipo, más allá de que Scocco hizo 3 de los 4 convertidos: dos a Racing y uno a Rafaela (de penal). Nacho también había convertido otros dos, a Sarmiento y Quilmes. Mientras que Figueroa marcó tres, en la etapa de Gallego, a Independiente, Unión y Godoy Cruz.

Dos futbolistas que puede decirse no tienen reemplazante. Más allá de que está la Fiera Rodríguez, el goleador del equipo con 6. Pese a que viene seco en el ciclo Bernardi, es más, con dos penales errados. Claro, Maxi será titular. Como lo tendría que haber sido ante Defensa y Justicia (entró por la lesión de Figueroa a los 25’), como la lógica indicaba que iba a serlo en el clásico pese a estos contratiempos de las lesiones.

¿Quién más podrá ser de la partida? Tal vez Lucas Boyé, quien se sumará hoy por la partida de Ponce (ver aparte). Aunque aparezca apresuradísimo que juegue un clásico con sólo dos o tres días de prácticas. Es que el DT no tiene demasiadas opciones. Sí la de Tevez, la continuidad de Tonso, la presencia decididamente de ataque de Maxi Rodríguez y hasta de Mugni.

¿Mauro Formica? Tampoco estará. La lesión en la rodilla dice que le falta. Que haya jugado sólo un puñado de minutos ante Temperley y se resintiera, y no formara parte de los 3 partidos posteriores, fue una muestra. ¿Al banco? Tal vez.

Claro, esto es mirando al clásico. Pero obviamente las ausencias de Scocco y Figueroa se prolongarán. Algo que hoy pasa a segundo plano, aunque sin dudas Newell’s sentirá sus ausencias en el clásico, aunque no lo quieran confirmar.

Cambios, y de costumbres

Más allá de las variantes obligadas, Bernardi seguramente meterá mano en la formación. Es que el rendimiento de varios jugadores, la táctica en los últimos partidos y la mirada sobre el rival imponen variantes. En lo defensivo, que no quiere decir que deba ser en nombres y sólo en los cuatro de atrás. También en el mediocampo, en cuanto a contención y armado, y adelante, obviamente por las lesiones de Scocco y Figueroa.

Cuando un equipo viene en picada, con 7 partidos sin ganar (3 empates y 4 derrotas), con un solo gol (de penal), con 6 en su arco (varios por errores, como ante Colón y Defensa), los cambios suenan lógicos. Si hasta hubo de costumbres, como abrir las puertas a la prensa ayer y hoy, en señal positiva sin dudas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS