Ovación

Scocco en su salsa: “Los oportunistas están contentos cuando nos va mal"

El delantero y referente leproso Ignacio Scocco dijo que “la gente está enojada, pero el 99 por ciento va a la cancha a alentar. Sólo una minoría se alegra si nos va mal”.

Miércoles 19 de Agosto de 2015

Ignacio Scocco reconoció que Newell’s necesita recuperarse cuanto antes y pronosticó que “en el corto plazo les vamos a devolver la alegría a los hinchas”. El centrodelantero rojinegro no se puso colorado para asumir: “Estamos en deuda con la gente, con la gran mayoría que llena la cancha, que está enojada, pero que sigue alentando”. Y a la vez trazó una raya clara con “los oportunistas, ese uno por ciento que está contento cuando al equipo le va mal”. Nacho abordó de esta manera el clima complejo que se vivió en Coloso en los últimos partidos de local. Y por supuesto que admitió que “logrando un resultado positivo será todo más fácil a la hora de trabajar porque se renueva la confianza”.
  —¿Cómo está el plantel luego del último partido jugado ante Temperley?
  —Obviamente que nos quedamos con bronca por el resultado. En cuanto al funcionamiento del equipo, mejorarnos. Somos un equipo que estamos teniendo un buen recambio. De a poco los que ya estábamos tenemos que empezar a levantar el nivel, los que vinieron están bien y los más chicos lo están haciendo de buena forma. Cuando hay cambios así los tiempos futbolísticos son a largo plazo, pero nosotros en el partido a partido tenemos que hacer que el largo plazo se transforme en el menor tiempo posible. Tenemos que mejorar cada fecha. En el último partido mejoramos porque no nos crearon ninguna situación de peligro. Claro que tenemos que tener autocrítica y corregir desde mitad de cancha para adelante, saber que nos está costando generar situaciones de peligro.
  —Hace cuatro partidos que no convierten goles. ¿Por qué se produce esto?
  —Creo que hasta tres cuartos de cancha llegamos bien, presionando al rival, quitándole la pelota rápido y después nos cuesta tener profundidad cuando encontramos dos líneas de cuatro metidas atrás.
  —Más allá de que decís que hubo una mejoría ante Temperley, la sensación es que luego del partido ante Racing retrocedieron como equipo.
  —Obviamente que lo de Racing fue un punto muy alto y hay que tenerlo como ejemplo. Luego ante Tigre se hizo un encuentro trabado, después el clásico no fue un partido bueno y ante Olimpo fue malo. Y por eso creo que ante Temperley mejoramos en el sentido de que no nos crearon peligro y que se logró jugar el mayor tiempo posible en el campo de ellos. Claro que nos faltó el gol.
  —¿Los tres delanteros tienen libertad de movimientos?
  —La idea es que ninguno de los tres tenga una función fija. Tenemos que tener movilidad por todo el frente de ataque. La movilidad es para abrir las defensas que se cierran. Este equipo tiene autocrítica y sabemos lo que tenemos que mejorar. Tener más paciencia y utilizar bien la medialuna afuera del área para que se mueva la defensa rival.
  —¿Cuánto les pesa la cuestión de no poder ganar porque se los ve apurados a la hora de definir?
  —Es parte de lo que tenemos que mejorar. Estamos tratando de conseguir regularidad en todas las líneas. Nos está faltando paciencia y cuando se consiga un resultado positivo será todo más fácil para trabajar. Nos dará la confianza necesaria. Estamos por el buen camino y tenemos un gran plantel para salir de esta situación.
  —¿Cómo está la relación con la gente, parece que hay cierta distancia y disconformismo, eso les duele?
  —Lo respetamos. Sabemos que estamos en deuda con la gente que viene a la cancha y la llena, que está triste, enojada y con bronca, pero nos alienta todo el partido. Con ellos estamos en deuda y el mensaje es que se queden tranquilos. Estoy seguro de que vamos a salir adelante porque tenemos un gran plantel y un gran equipo, hablo de todo lo que es el vestuario. Tenemos humildad y ganas de salir de esto. En el corto plazo le vamos a devolver la felicidad. Y después a la gente oportunista, el uno por ciento, decirle que la felicidad que hoy tienen les va a durar poco. Sé que hay mucha gente que está contenta cuando nos va mal. Y a la gente que realmente se merece alegrías, que es el 99 por ciento, que es la que va a la cancha a cantar, alentar y que apoya todo el partido, a pesar de que está con bronca y fastidiosa, le digo que la felicidad va a llegar en el corto plazo.
  —¿Se hace difícil abstraerse de la ansiedad de la gente para que las cosas salgan bien?
  — Es normal y tenemos que manejarlo. Hay que alejarse de eso. Es normal la ansiedad de la gente y la bronca. Obvio que este club en los últimos tiempos se acostumbró a pelear y ganar cosas y es importante que la gente sienta la bronca de no poder pelear un campeonato. Nosotros sabemos que en el fútbol hay más momentos malos que buenos y hay que saber manejarlos.

Arma el equipo para Rafaela

Hoy es factible que el entrenador leproso Lucas Bernardi pare en la cancha al equipo que visitará el viernes, a las 20, a Atlético de Rafaela, con la ilusión de volver a ganar luego de cuatro partidos (dos empates y dos derrotas), en los que además no pudo anotar goles. Y como en las fechas anteriores no hay que descartar que haya retoques en la formación inicial. Una de las incógnitas está depositada en si Mauro Formica volverá a ocupar un lugar en el banco de relevos o si logra filtrarse en el equipo titular.
  Ayer hubo trabajos con pelota en el predio de Bella Vista, pero no trascendieron pistas del equipo que irá en busca del triunfo a la Perla del Oeste. A modo de repaso, línea por línea, se puede especular con que seguiría en el arco el juvenil Ezequiel Unsain, ya que debutó en la fecha anterior frente a Temperley y casi no pudo ser evaluado porque participó muy poco del juego. El pibe de 20 años suplantó a Ustari en un cambio estrictamente táctico.
  Mientras que en la defensa, que no pasó sobresaltos ante el Gasolero, sólo podría haber un retoque. Porque seguirían Franco Escobar, Marcos Cáceres y Víctor López, y la duda estaría en el lateral izquierdo entre Milton Casco, con grandes chances de reaparecer, y Gabriel Báez.
  En tanto, en la mitad de la cancha tampoco habría que descartar algún movimiento de piezas. Porque no fue buena la performance de los volantes ante Temperley. Fue flojo el partido del pibe Daniel Mancini y lo mismo corre para Hernán Villalba. Mientras que Lucas Mugni se mostró participativo. Para el armado del medio podrían entrar a tallar los nombres de Hernán Bernardello o Diego Mateo. Y otro que podría saltar de arranque es el Gato Mauro Formica, ya que sumó treinta minutos la fecha anterior y se lo vio en buen ritmo, aunque le falta desde lo futbolístico.
  Y en la ofensiva todo indica que seguirán Nacho Scocco y Maxi Rodríguez, pero la duda se repite entre Martín Tonso y Víctor Figueroa. Hay que aclarar que Mauricio Tevez ya entrena con sus compañeros, tras superar una dolencia muscular, pero iría sumando minutos de manera paulatina.
  Lo dicho, hoy tras el ensayo de fútbol podría llegar a haber indicios más precisos.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario