Ovación

Schwank habló del favoritismo frente a Israel en la Davis

Eduardo Schwank sigue bien de cerca el transcurso de los últimos días del equipo argentino previo a la definición de su permanencia en el Grupo Mundial.

Martes 09 de Septiembre de 2014

Eduardo Schwank sigue bien de cerca el transcurso de los últimos días del equipo argentino previo a la definición de su permanencia en el Grupo Mundial. El roldanense, alejado del circuito por una lesión, fue un habitual integrante del conjunto nacional de Copa Davis en los últimos tiempos y una palabra autorizada para opinar sobre la serie contra Israel en Sunrise (Estados Unidos), del 12 al 14 de septiembre. "Argentina es candidata", afirmó el tenista de 28 años, aunque inmediatamente aclaró que "hace muchos años que no juega un repechaje y eso es una presión extra".

Protagonista de la primera ronda que se perdió contra Italia en Mar del Plata, ocasión en la que cayó en el dobles en compañía de Horacio Zeballos, la pregunta surgió de inmediato. ¿Tenías posibilidades de ser convocado para esta serie? "Martín (Jaite, capitán del equipo argentino) está en permanente comunicación conmigo. Somos un grupo de 6 o 7 tenistas que tienen siempre contacto con él. Cuando me pasó lo de la lesión todavía faltaba mucho tiempo (para el repechaje) y quedaban muchos torneos en el medio", planteó Schwank, quien junto a Juan Mónaco son los dos ausentes de aquel debut copero, siendo reemplazados por Leonardo Mayer y Federico Delbonis. En tanto, los que volverán a estar son Carlos Berlocq y Zeballos.

—¿Confías en un triunfo teniendo en cuenta los jugadores que tienen un equipo y otro?

—Por nombres y antecedentes tenemos bastantes chances. Pero no deja de ser una Copa Davis en la que juegan muchas presiones. Argentina hace muchos años que no juega un repechaje y eso es una presión extra. Israel también tiene jugadores peligrosos y coperos como los nuestros, pero que se juegue en Estados Unidos nos favorece un poquito. Aparte, Leo Mayer está atravesando un muy buen momento y estará en una superficie (cemento) en la que se siente cómodo. Pienso que él puede marcar la diferencia de la serie. Argentina es candidata.

—¿Es posible que el jugador argentino sienta nervios sabiendo que está de por medio la permanencia?

— No lo podés descartar. Durante esta semana de entrenamiento, la presión va a estar. Uno sabe que se juega algo importante. Por un lado está bueno porque te lleva a estar enfocado en el objetivo. Después, una vez que estás adentro de la cancha, te olvidás de todo.

—Todavía no está definido el dobles. ¿Cómo lo armarías?

—Antes de que se conociera la baja de Mónaco (por lesión en la muñeca), era seguro que Berloq y Zeballos jugaban el doble, y los singles Mayer y Pico. Pero ahora no sé. Mayer estará seguro en el single y Zeballos en el doble. Quizás Berlocq terminé jugando el otro punto de single y habrá que ver quién acompaña a Zeballos en el doble, si lo hace Charly, Leo o Fede Delbonis. Creo que dependerá de la sensación de cómo esté cada uno durante esta semana.

—El dobles de Israel tendrá a Jonathan Erlich y Andy Ram. ¿Conocés cómo juegan?

—Contra Erlich jugué dos o tres veces y le gané. Y frente a Erlich-Ram lo hice una sola vez junto a (el español) Ramírez Hidalgo en el ATP de Barcelona. Perdí por 7/6 y 7/6. Ellos juegan muy bien. Son doblistas de hace muchos años y ganaron Australia (en 2008). Hicieron una carrera muy buena y ganaron muchos títulos. Tienen mucha experiencia y en Copa Davis les ha ido bastante bien. Son jugadores ya grandes, pero saben jugar dobles. Ese será el punto más duro de la serie. Argentina tiene que ir a ganar los singles más que el dobles, aunque tampoco es imposible. Cualquier pareja que forme la Argentina puede ganar, pero tienen que jugar muy bien.

—¿Y qué opinás de Dudi Sela, que es la carta fuerte de Israel y a quien le ganaste en Belgrado 2012, en polvo de ladrillo?

—Si lo ves desde afuera pensás que no podés perder nunca contra él en polvo de ladrillo porque es chiquitito. Pero es un jugador que contragolpea muy bien y mete buenos tiros. Por algo se mantiene tantos años en el circuito. Es un jugador peligroso. Y en cemento aumenta mucho su nivel.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario