Ovación

Santero dejó otra vez con las ganas a Werner

El brillante Santero le sacó el triunfo al campeón Werner, como en Paraná Benvenuti. Solo que lo hizo en el primer giro de una final vibrante en San Nicolás

Lunes 21 de Junio de 2021

Como el Torino de Pedro Boero en el TC Pista, el Ford de Mariano Werner era el auto a batir en San Nicolás. En un dibujo que le sienta de perillas al entrerriano, otra vez se tornó inalcanzable para los rivales, aunque a esta altura es más que eso y hay que decir que el campeón es el hombre a batir en la temporada. Es que más allá de que Agustín Canapino lidera cómodo, el campeón fue absolutamente dominante en tres de las seis carreras de la temporada. Pero sólo ganó en la primera cita en el autódromo nicoleño, porque después le sacaron la victoria del buche. En la fecha anterior fue Juan Cruz Benvenuti el que lo dejó con las ganas en la última vuelta. Y ahora Julián Santero le arrebató un triunfo seguro, claro que en el primer giro y gracias también a una maniobra brillante. La gran diferencia entre las dos finales fue que el neuquino lo aguantó media vuelta, en cambio el mendocino lo hizo durante las 19 restantes.

Pensar que Santero y Werner estuvieron el año pasado bajo el paraguas protector del Memo Corse, pero ahora sólo quedó el cuyano, ya que el paranaense sorpresivamente cambió de equipo a último momento y se fue a las huestes del Gurí Martínez, más cerca de casa, claro está.

Y si en 2020 Werner marcó el pulso de la categoría para obtener merecidamente su primer título en el TC, ahora apenas le costó tres carreras explotar las bondades de un Ford flamante que amenaza con ser nuevamente la sombra para el resto. Tanto, que pese al liderazgo indiscutido de Canapino, hoy no lo iguala en potencial.

Werner debió ganar de local en Paraná, pero los accidentes del final lo obligaron a dos relanzamientos, de los cuales en el último Benvenuti salió mejor pisado. Aquella vez no tuvo nuevas chances pero en San Nicolás sí. Y muchas. Porque Santero lo sorprendió por adentro en una maniobra excelente en el transcurso de la primera vuelta y después se dedicó a aguantarlo toda la carrera. Es más, sólo en el último giro pareció soltarlo, resignado.

No hubo sobrepasos adelante, apenas algunos buenos avances de Canapino hasta capturar el 7°lugar final, del siempre rendidor Marcos Landa y no mucho más. Excepto por el de General Ramírez Ayrton Londero, que había arrancado muy bien pero rápidamente se fue cayendo del top ten, se puede decir que no hubo sorpresas. Sin embargo, la tensión se mantuvo del principio al fin, porque Werner no le dio tregua a Santero, lo buscó por todos lados y en más de una ocasión pareció que lograría superarlo.

tcsn.jpg

Es más, no había dudas de que si ello pasaba Werner se hubiera tomado el buque. Su tiempo de pole fue inalcanzable y sin despeinarse hizo la serie más rápida. Por eso, cuando contuvo a Santero en las primeras curvas parecía tener el único problema resuelto, pero el mendocino lo sorprendió con una tijera, el paranaense lo respetó cuando le metió el Ford y ya no hubo caso.

Detrás, también se notaba que Jonatan Castellano tenía más auto que Mauricio Lambiris y si lo hubiera superado tal vez se hubiera acercado a los dos de punta, pero el uruguayo también jugó todo a las maniobras defensivas para capturar el último escalón del podio, el primero suyo del año. Curiosamente, igual que Santero.

Canapino sumó en función de ganar la etapa regular y le salió bien, además porque Werner pudo obtener tres victorias y sólo logró una como él (en realidad, hubo seis ganadores distintos, igual que en TCP) y por lo tanto no acumulará puntos para la Copa de Oro en que sin dudas ambos volverán a ser protagonistas.

Leer más: Boero enarboló la bandera

Y el que perdió claramente terreno ayer fue el parejense Facundo Ardusso. Siempre lejos de todo, apenas alcanzó el 22°lugar que lo mantiene en la copa pero que lo hizo retroceder casilleros. Venía de su primer podio en Paraná pero en San Nicolás nunca fue competitivo. Mientras que el Maquin Parts venadense extrañamente estuvo lejos también. Apenas Marcelo Agrelo quedó entre los 20.

Para el aplauso Santero. Al igual que Benvenuti en Paraná, por vencer al hombre del momento: el uno al cabo, Mariano Werner.

La paciencia se tiñó de celeste y blanco

54329.jpg

Febo no asomaba nunca entre la niebla que cubrió el autódromo de San Nicolás y que obligó a reprogramar toda la jornada. Y mientras, Rus homenajeó a la bandera en su día colgando dos enormes trapos albicelestes sobre los boxes de Alan Ruggiero y Agustín Canapino.

Ruggiero, de menos a más y a menos otra vez

El único piloto del Rus Med rosarino en el TC, Alan Ruggiero, empezó mal, mejoró mucho y se cayó al final. Una pinchadura no lo dejó clasificar y largó último la primera serie, escalando a un brillante 7° puesto que le permitió largar la final en medio del pelotón. Venía bien al comienzo pero el rendimiento se fue cayendo como en la anterior cita en San Nicolás. Finalizó 27°.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario