Ovación

San Lorenzo tumbó a Boca en la última pelota

El Ciclón logró un triunfo agónico con gol de Mauro Matos y es el único puntero.

Lunes 07 de Septiembre de 2015

San Lorenzo metió la mano de nocaut en el último instante del partido, aprovechó al máximo un grosero error de Boca y se convirtió en el nuevo líder del torneo de primera, tras imponerse anoche de manera agónica por 1 a 0 en la Bombonera, en un partido correspondiente a la vigésimo tercera fecha. Y dejó el campeonato al rojo vivo.
  Cuando el encuentro se terminaba, Rodrigo Bentancur le regaló de manera increíble la pelota a Mauro Matos y el delantero definió con categoría para marcar el tanto de la victoria.
  Con este resultado, San Lorenzo se trepó a lo más alto de la tabla de posiciones, con 50 puntos, mientras que Boca quedó como escolta, con 49 unidades. Y Central se acercó a la cima, ya que tiene 45 puntos y debe enfrentar a ambos equipos.
  En el horizonte ahora asoman los clásicos, ya que Boca deberá visitar a River en el Monumental, mientras que San Lorenzo visitará a Huracán.
  El partido se planteó claro desde el inicio, con Boca dominando las acciones y manejando la pelota ante un San Lorenzo más cauto, agazapado para la contra, intentando aprovechar la velocidad de Villalba y Blanco.
  Bentancur y Pablo Pérez conducían con prestancia los ataques locales, pero sus intenciones llegaban hasta tres cuartos, donde no lograban vulnerar a la férrea defensa visitante.
  Ante la imposibilidad de profundizar, Bentancur probó de media distancia, con un remate cruzado de derecha, bien tapado por Torrico, que tuvo que volar sobre la derecha para desviar el balón.
  Pasada la primera media hora de juego, Boca empezó a perder energías, su dominio se diluyó y San Lorenzo de a poco logró salir del fondo, aunque el partido se hizo cortado, con reiteradas infracciones.
  En el cierre de la primera etapa, Barrientos jugó rápido un tiro libre para Villalba, éste apareció solo por la derecha y tiró un buscapié que no encontró destinatario, pero generó zozobra en el fondo local.
  Al comienzo de la segunda etapa una contra de San Lorenzo hizo temblar al fondo de Boca, Blanco dejó atrás a Colazo con un amague y casi convierte, pero su remate salió mordido y fue controlado por Orion.
  Boca retomó el control del partido y con un cabezazo de Calleri estuvo cerca, pero la pelota salió apenas por sobre el travesaño, luego de un centro de Meli desde la derecha.
  Enseguida San Lorenzo quedó mal parado, Palacios fue habilitado con un pelotazo largo, dejó atrás a Arias y enfrentó a Torrico, pero remató alto.
  Las contras de la visita eran esporádicas. San Lorenzo arrimó peligro con una combinación entre Blanco y Rolle.
  Y cuando el partido se moría y parecía terminar en un empate sin goles, Bentancur quiso salir jugando del fondo, cometió un pecado de juventud y le regaló la pelota a Matos, quien no desaprovechó la chance y sentenció a Orion, para llevar a San Lorenzo a lo más alto de la tabla de posiciones.

Bauza: "No bajen de la pelea a Central"

El DT de San Lorenzo, Edgardo Bauza, celebró haber ganado “un partido muy complicado”, destacó el “orden”, pero resaltó que cuando entró  Ortigoza “cambió todo”. Y dijo "No descarten a Central y Racing de la pelea".
  “Estamos contentos pero somos mesurados, ganamos un partido muy complicado, capitalizamos un error en la última jugada, pobre muchacho”, sostuvo Bauza tras el partido, en una situación dual de celebración y respeto por la falla del joven Rodrigo Bentancur, que abrió la puerta para que Mauro Matos definiera en tiempo adicionado .
  Bauza fue cauteloso al señalar que “faltan siete finales” y advirtió a los periodistas por reducir a San Lorenzo y Boca la pelea por el título sin tener en cuenta a “Racing y Central”.
  “Felicité a los jugadores”, confió el técnico, quien aseguró que “se dio el partido que preveíamos, con Boca presionando mucho”.
  “Cuando entró Ortigoza cambió todo, el Gordo siempre se las arregla y terminamos ganando un partido muy complicado”, dijo.
  Si bien le reconoció la posesión de la pelota al rival evaluó que “sin contar córner ni centros, Boca tuvo dos o tres jugadas” de gol.
  “A nosotros ahora nos queda jugar el clásico con Huracán y después dos veces seguidas con Racing, una por Copa Argentina”, advirtió.
   “Y en cuanto a la lesión de Pablo Barrientos, tiene dañado el ligamento colateral interno de la rodilla izquierda. Se le van a hacer estudios y esperemos que no estén complicados los cruzados. Necesitamos a todos para lo que viene”, concluyó.
En tanto, Matías Caruzzo admitió: “No encontramos nuestro juego, Boca nos superó, pero lo terminamos ganando por la jerarquía grupal”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS