Ovación

San Lorenzo le ganó a Boca y se subió a la punta del torneo Clausura

El único gol del encuentro lo convirtió Aureliano Torres, a los 21 del segundo tiempo. Con este resultado se agrava la crisis en Boca que sólo suma 4 puntos de 16 disputados hasta ahora.

Sábado 12 de Marzo de 2011

San Lorenzo hizo suyo el clásico ante Boca Juniors con un golazo de Aureliano Torres, que  estableció la mínima diferencia de 1 a 0 en un partido muy malo por  la quinta fecha del torneo Clausura de primera división.

El volante paraguayo marcó a los 20 minutos del segundo  tiempo el único tanto en el estadio Pedro Bidegain, que significó  tres puntos y la punta para San Lorenzo y un nuevo paso rumbo a la  puerta de salida para el técnico Julio Falcioni, mirado con lupa  por los hinchas xeneizes desde su cruce con Juan Román Riquelme.

San Lorenzo tiene 10 puntos y comparte el liderazgo con  Banfield y Olimpo, en tanto Boca apenas suma cuatro unidades y se  ubica con All Boys en el 16to. lugar.

El partido fue tan parejo como malo y con escasas emociones,  y por eso el golazo de Torres, ayudado por el estatismo del arquero  Javier García, fue como un bálsamo en un tarde tórrida.

Con esquemas parecidos en cuanto a la multiplicidad de  volantes (San Lorenzo defendió con tres y Boca con cuatro), a ambos  les faltó juego para concretar en llegadas la tenencia de pelota.
En la primera etapa, lo único rescatable fue una tapada de  Pablo Migliore ante una mala definición de Cristian Chávez y un  cabezazo forzado del uruguayo Juan Manuel Salgueiro que contuvo  abajo el vacilante García.

En el segundo tiempo se siguió jugando tan mal como en el  primero pero al menos el golazo de Torres sacudió el tedio.

Antes y después, dos jugadas para comentar: un cabezazo de  Jonathan Bottinelli que devolvió el palo derecho y otro cabezazo,  pero de Martín Palermo, despejado por Migliore.

Así, con poquito de fútbol y mucho de precisión y  contundencia en el zurdazo de Torres, San Lorenzo estiró su ventaja  en el historial de 69 partidos a 60.

En Boca, no surtieron ningún efecto los cambios que introdujo  el cuestionado Falcioni, ni la salida del equipo de un histórico  como Sebastián Battaglia.

Porque una vez más fue un equipo vacío de recursos  futbolísticos y carente de un plan B a la hora de habilitar a sus  delanteros: el confuso Pablo Mouche y el devaluado goleador Martín  Palermo.

En la próxima fecha, la sexta del Clausura, San Lorenzo  visitará a Vélez el domingo, a las 16, y Boca será local de Olimpo  el mismo día pero a las 20,15.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario