Ovación

San Agustín, el ejemplo de la verdadera inclusión

San Agustín XV jugó su primer partido mixed ability ante Gimansia, en un hecho histórico para la ciudad y la región

Lunes 30 de Agosto de 2021

El sábado 28 de agosto el rugby inclusivo hizo un try de toda la cancha en Rosario. En un hecho histórico para la ciudad y la región se jugó en la cancha de Gimnasia y Esgrima el primer partido mixed ability, que tuvo como protagonistas principales a los chicos de San Agustín XV y la M16 mens sana, quienes con una pelota ovalada de por medio demostraron que la verdadera inclusión es posible.

Hay actos que valen más que mil palabras, que ponen la piel de gallina y este partido, que marcó un claro avance de este espacio de contención y vinculación para chicos con discapacidad, es uno de esos.

La verdad es que cuesta expresar en palabras todo lo que vivimos el sábado. Fue algo tan anhelado durante tanto tiempo que no lo podemos creer. Hace casi dos años que venimos entrenando todos los viernes y por fin poder jugar un partido fue algo fantástico. Fue una mezcla de emociones tan grande que, sinceramente, cuesta expresarlo. Fue algo conmovedor. Con el rugby viví momentos muy lindos, finales y campeonatos, pero esto fue una sensación única”, destacó Sebastián Bosch, miembro del staff de San Agustín.

77903834.jpeg

“Semanas atrás habíamos ido a Buenos Aires para hacer allí una primera experiencia con Pumpas, Hurling y Rugby del Sur, que son tres proyectos de rugby inclusivo de Buenos Aires. Hicimos un entrenamiento junto con todos los chicos y terminamos con un partido. Después de eso nos dimos cuenta de que no teníamos que dar más vueltas y pusimos fecha para el primer amistoso”, contó. “Había que hacerlo, pero en realidad nos faltaban muchas cosas. Por ejemplo no habíamos entrenado el scrum, ni tampoco el line, asi que el viernes, en el último entrenamiento previo al partido trabajamos un poquito esas formaciones, armamos una línea de backs y salimos a la cancha. Fueron los últimos detalles para la fiesta del sábado”, contó Bosch.

Al contar sus sensaciones, del encuentro, el ex wing forward mens sana destacó ”que “nos sorprendimos cómo se desenvolvieron durante el partido. Chicos que en las prácticas no se soltaban tanto, en el partido han demostrado una superación constante, algo que vemos todos los viernes en cada entrenamiento”.

“Fue emotivo ver a los padres con pancartas de San Agustín, haciéndonos de hinchada o ver cada vez que los chicos agarraban la pelota e iban para adelante como los aplausos se transformaban en una ovación. Fue una cosa que me quedará grabada a fuego en el corazón. Va a haber otros amistosos, pero éste por ser el primero, se robó todo. Tantos entrenamientos para poder verlo plasmado, no tuvo precio. Ver esos chicos cómo se desenvolvieron dentro de la cancha fue algo único, una sensación distinta a todo lo que habíamos vivido hasta ahí”, prosiguió.

77903839.jpeg

“Ves a los chicos dentro de la cancha con la pelota en la mano y ves felicidad plena. Y los padres son un calco de los chicos. Había chicos que no tenían actividades y empezaron a tenerla a través del rugby y lo mejor, a ser protagonistas, teniendo un lugar de pertenencia. Eso es lo que los padres buscaban y hoy lo encuentran y lo disfrutan con San Agustín”, ahondó el popular Bocha.

“Ya debutamos y ahora cada dos o tres semanas queremos tener un amistoso para San Agustín. Esto fue una prueba con los grupos 3 y 4 que son los más grandes, pero también vamos a empezar a buscar algún evento en infantiles para los más chicos. Como siempre decimos, esto no tiene fecha de vencimiento. Vamos a seguir trabajando porque en los primeros días de diciembre nos vamos a Neuquén a jugar nuestro primer nacional. Queremos darle continuidad para poder llegar de la mejor manera posible a ese torneo al que van equipos de todo el país”, continuó.

A manera de reflexión, Bosch contó que después del partido "nos fuimos a tomar algo al bar y vimos que tres chicos de San Agustín estaban compartiendo una mesa con otros de GER con los que habían jugado el partido. Esa imagen es la que tenemos que replicar en todos los clubes para empezar a tener una sociedad mucho más inclusiva".

"Cuando arrancamos con el proyecto había mucha incertidumbre pero hoy los chicos encontraron un espacio y tienen en San Agustín un lugar de pertenencia. Ahora lo que queremos es no quedarnos solamente con esto. En un primer término queremos empezar a plantar la semillita de la inclusión en todos los clubes, después a nivel laboral y a nivel social, día a día. Queremos romper la barrera de la discriminación y de la falta de inclusión", concluyó Bosch.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario