Ovación

Salvaje agresión de la barra de Patronato a chicos de una escuelita de fútbol

Fue durante el partido con Unión. Al menos ocho nenes resultaron golpeados en Paraná.

Lunes 27 de Noviembre de 2017

Un grupo de chicos de una escuelita de fútbol de la localidad entrerriana de Strobel fueron agredidos por varios integrantes de la barra brava de Patronato de Paraná, luego del segundo tanto del conjunto de Unión, en el partido que ambos sistuvieron el sábado por la SUperliga en el estadio Presbítero Grega de la capital entrerriana, y que terminó con victoria tatengue por 3 a 2.
El lamentable episodio tuvo lugar en el primer tiempo, luego del segundo gol de Unión, cuando parte de la denominada "barra fuerte" se cruzó de tribuna para golpear a padres y chicos de una escuelita de fútbol, que fueron invitados por Patronato.
Se trata de nenes que juegan al fútbol en el Club Atlético Deportivo y Social de Strobel, localidad entrerriana próxima a Victoria que visitaban una cancha por primera vez a través del programa "Los gurises van a la cancha", de la secretaría de Deportes del Ministerio de Desarrollo Social provincial.
En total fueron ocho chicos los que debieron recibir asistencia médica en el hospital materno infantil San Roque, y un adulto en el hospital San Martín. A uno de los pequeños le hicieron tres puntos de sutura en la rodilla y a un padre le rompieron el tabique.
gurises.jpg

Emanuel Moyano, profesor de Educación Física y uno de los adultos que acompañaban a niños y adolescentes de entre 10 y 15 años, dialogó con el Diario UNO de Entre Ríos y describió: "Entraron 50 tipos de la barra de Patronato, sin ningún problema, avanzaron por calle San Nicolás y entraron por Ayacucho sin ningún freno. Nosotros al ingresar fuimos revisados por la Policía, no entendemos dónde estaban los efectivos cuando ellos irrumpieron así en la tribuna. Tenían navajas y palos. Fue terrible. Veíamos cómo nos tomaban a los chicos por el cuello. Para más de uno de nuestros gurises esa fue la imagen y la experiencia que se llevan tras pisar por primera vez un estadio".
El grupo de 35 chicos, acompañados por cinco adultos, se trasladaron a la capital entrerriana para presenciar el partido de la décima fecha de la Superliga en el marco de un programa del Ministerio de Desarrollo Social de Entre Ríos que busca -según se describe en su página web- "desarrollar un modelo de intervención que prevenga conductas de riesgo y promueva habilidades en niños, niñas y adolescentes a través de actividades vinculadas al deporte en nuestra provincia".
Moyano no pudo dejar de resaltar la paradoja del nombre del programa y lo que vivenciaron los pequeños ayer en el estadio de Patronato.
"La bandera que llevábamos, en donde se menciona justamente el programa, se prestó a confusión porque ellos pensaron que era de Unión. Se ve que había en nuestra tribuna un hincha de Unión, después del segundo gol del visitante, vemos que alguien estaba haciendo señas hacia la tribuna de San Nicolás. Al poco tiempo vimos ingresar unos 50 tipos, primero le comenzaron a gritar al hincha, pero después subieron y es como si se olvidaron del hombre y empezaron a atacarnos. Nosotros intentábamos reunir a los chicos para irnos, fue cuando comenzaron a decirnos que nos vayamos. Nos levantaban los chicos por el cuello y al intentar defenderlos comenzaron a golpearnos", describió.
Por último, el docente relató que al regresar al pueblo el panorama fue muy triste, y consternado relató: "Al ver a sus padres que los estaban esperando, todos los niños se largaron a llorar y la mayoría decía que no querían pisar nunca más una cancha. Lo que debía ser una experiencia felizmente inolvidable terminó en esto".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario