Ovación

Saldo positivo en la Copa Davis con puntos a revisar

Argentina venció a Chile en San Juan y logró el objetivo deportivo más inmediato: jugar el repechaje para intentar volver al Grupo Mundial.

Lunes 09 de Abril de 2018

La Copa Davis pasó este fin de semana por San Juan y dejó saldo positivo desde varios puntos de vista para Argentina. Pero también otros aspectos que obligan a enfocarse, atendiendo al futuro inmediato en la competencia. Que el equipo albiceleste haya vencido a Chile por 3 a 2 por la Zona Americana y haya ganado el derecho a disputar el repechaje para volver al Grupo Mundial fue lo más saliente y el hecho que se llevó la foto final, pero vale considerar:

La serie entre Argentina y Chile abría muchas incógnitas. Fundamentalmente porque la última vez que ambos conjuntos se enfrentaron, el cruce no se completó, terminó a los "sillazos" en Santiago, envuelto en un clima de violencia y desmanes poco entendibles. La cercanía geográfica entre algunas ciudades de Chile y San Juan, sede elegida por Argentina para ser local, obligaba a mirar de reojo. Pero todo eso salió bien, amén del folclore típico de Copa Davis y de algunos minutos tensos durante los partidos. Hubo respeto de ambas parcialidades, adentro del estadio y también afuera. Y el ejemplo más claro de ello fue cómo cada uno respetó los himnos rivales.

Que San Juan se haya quedado con la sede de esta serie no es un hecho azaroso. Fue la provincia que más plata ofreció para ganar la localía. La Copa Davis no gira gratuitamente y eso lo tienen más que claro las autoridades de la Asociación Argentina de Tenis (AAT), con las arcas bien magras. La capital sanjuanina respondió con una organización impecable, estuvo en todos los detalles y trató al público y a cada visitante de manera sumamente amena. El estadio Aldo Cantoni se acondicionó para la ocasión y albergó una cancha hecha en tiempo récord que no generó ni una queja por parte de los jugadores. San Juan respondió y le quedó el rótulo de "gran candidato" para volver a ser sede.

El próximo 3 de mayo habrá elecciones presidenciales en la AAT. José Luis Clerc encabeza la lista del oficialismo y, de ganar, es casi un hecho que la próxima serie como local vuelva a ser San Juan. Batata se mostró por estos días muy cercano al gobernador Sergio Uñac, quien lo agasajó especialmente en la cena de bienvenida y le cedió la palabra y el protagonismo. En esa misma cena y también durante la serie estuvo presente el otro candidato (apoyado por varios de los jugadores de la Legión Argentina), Agustín Calleri, pero si bien hubo aplausos para el Gordo, no se vio el mismo trato.

Mañana se conocerá al rival de Argentina para el repechaje que tendrá lugar entre el 14 y 16 de septiembre y se determinará la localía. Los posibles rivales del equipo albiceleste, 2 del ránking mundial, son: Japón (17), Hungría (19), India (21), Uzbekistán (29), Suecia (30), Austria (34), Bosnia (37) o Colombia (22). A partir de allí se verán los movimientos que siguen. Probablemente no haya una toma de decisiones inmediata de nada porque en mayo la AAT irá a las urnas.

De lo que suceda con la presidencia también dependerá mucho el futuro del equipo argentino de Copa Davis. ¿Quién será el capitán? Daniel Orsanic ya dejó en claro que lo suyo está sujeto al oficialismo y que ya le hablaron de su continuidad como director de Desarrollo (trabaja en ello desde hace años) en caso de que Clerc sea el vencedor. Lo de capitán de Copa Davis es para Orsanic algo complementario. Considera como su puesto principal el de Desarrollo.

Si sigue Orsanic tendrá que ver cómo fortalece a este equipo de cara al repechaje. Porque Argentina ganó y no le sobró nada. Es el 2 del ránking pero sin algunas raquetas (especialmente Juan Martín Del Potro, Federico Delbonis y Leonardo Mayer, quienes la llevaron a la consagración histórica en 2016 junto a Guido Pella) es un equipo del montón. Chile, con dos jugadores muy jóvenes pero talentosos como Nicolás Jarry y Christian Garín, lo puso contra las cuerdas en varios momentos de la serie. Cualquier rival puede complicar a esta Argentina y ni hablar si el que viene es un europeo.

En el deporte nunca está nada dicho y dentro del tenis, uno de los más lógicos, la Copa Davis no lo es. Puede igualar jugadores y series cuyos puestos en el ránking pueden ser bien contrapuestos, pero es una competencia única en la que Argentina no dejó de ser protagonista desde el 2002, cuando retornó al Grupo Mundial. Jugó cinco finales y se consagró en una para ganar la Ensaladera en Zagreb, Croacia, en 2016. Desde aquel momento a este, mucho cambió. El equipo albiceleste celebró la victoria ante Chile tanto como el pase a una final. Eso fue desahogo, alegría, pero también una muestra del conocimiento de las limitaciones, esto de que no la gana caminando. Pero de ninguna manera es la segunda categoría de la Davis, en la que no quiere estar. Entonces siente presión por tener que volver a la élite. A esa presión también tiene que mirarla y trabajar, si no la sufre. Como este fin de semana en San Juan, donde el dramatismo hizo mella.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario