Ovación

Russo y Bauza, dos pesos pesados en la historia canalla

Dos auténticos referentes de la historia contemporánea canalla se cruzan esta tarde en el Gigante.

Domingo 07 de Septiembre de 2014

Cada club tiene sus particularidades. Su mundo interior. Sus ascendientes. Y en Rosario Central, sus dos figuras de representación simbólica más vigentes son Miguel Angel Russo y Edgardo Bauza, dos auténticos pesos pesados en la historia contemporánea canalla que esta tarde se cruzarán en el Gigante. Cosas del destino.

El duelo ante San Lorenzo servirá como escenario de este atractivo encuentro. Y el hincha auriazul podrá contemplar a dos hombres que, en diferentes momentos, han hecho mucho por Central. Por su crecimiento deportivo y su arraigo cultural. Por difundir un único compromiso, por encima de cualquier circunstancia y del lugar de trabajo que lo toque ocupar ocasionalmente.

Russo y Bauza son mucho más que técnicos para la vida y el sentir canalla. Son parte de su latir. Son referentes con nombre propio, espalda ancha y crédito siempre abierto. Son bustos cercanos, bastones de apoyo y salas de consulta obligada cuando los vientos de necesidades soplan fuerte por Arroyito.

Paralelamente, Russo y Bauza representan dos vertientes, dos corrientes, dos modelos de construcción distintos al momento de sopesar las razones que los acercan al pedestal. Pero con cualidades evidentes, argumentos sobrados y un extraordinario vínculo con los colores centralistas.

Miguel. A Russo lo adoptó Central. Y se quedó para siempre. Tuvo cuatro pasos como entrenador y sacó al club de momentos de extrema tensión. Al frente de la cruzada canalla jugó 8 clásicos y nunca perdió (4 victorias y 4 empates). Un elemento que alimentó el halo místico de su injerencia y que, aunque no consiguió títulos, forjó una relación idílica con el corazón del hincha.

Es el tercer técnico con más partidos al frente de la primera (205), detrás de Angel Tulio Zof y Carlos Timoteo Griguol. Y sus logros más importantes fueron mantener al equipo en primera durante la temporada 2008/09 y el ascenso en 2013. Actualmente afirmó a sus dirigidos en la categoría superior y consiguió participar de la Copa Sudamericana, por lo que Central regresó al ámbito internacional después de 8 años.

El Patón. Bauza nació en Central. Dentro de la cancha, como zaguero, fue gladiador y goleador. Rompió moldes. Jugó 322 partidos con la camiseta auriazul (7ª en la historia) y anotó 82 goles (3º), una enormidad para un marcador central.

Como entrenador, dirigió 151 veces a Central y ocupa el 5º lugar en el escalafón histórico. Salió subcampeón en el Apertura 99 con 43 puntos, finalista de la Conmebol 98 y semifinalista en la Libertadores 2001. El DT que más lejos llevó a Central en el escenario internacional.

El lunar del Patón es que no tuvo mucha suerte en los clásicos, ya que jugó 6, igualó 4 y cayó en 2 ocasiones. No ganó ninguno.

Hay un dato que refleja lo que significan ambos en el club. Desde el primer partido de Russo como entrenador auriazul, en julio del 97, Central disputó 726 cotejos. Y estos dos técnicos estuvieron al frente en 356 oportunidades. En los últimos 17 años, dirigieron casi la mitad de los encuentros.

Russo y Bauza, historia reciente, actualidad palpable y referentes con proyección. Partes importantes del mismo Central.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario