Ovación

Russo sostuvo que el clásico "es la presión más importante que tiene la ciudad"

"Ninguna experiencia es igual a la otra. Me gusta jugarlo y es la presión más importante que tiene el fútbol de esta ciudad”, puntualizó ayer el técnico en rueda de prensa.

Sábado 18 de Octubre de 2014

Miguel Angel Russo tiene su lomo curtido por el fútbol. En cada charla expone de manera apasionada cuando se refiere a la pelota o hace referencia a una táctica o cierto análisis deportivo. Y en la antesala del partido más importante del semestre desde lo pasional y emocional para las dos instituciones más representativas de Rosario, el entrenador de Central sintetizó de manera contundente lo que representa un Central-Newell’s. Es que sabe que los jugadores, sobre todo los surgidos del riñón de cada club, lo juegan con el corazón. Respiran el mismo aroma de potrero que los hinchas. “Esto es distinto a todo. En realidad cada clásico tiene su particularidad. Ninguna experiencia es igual a la otra. Me gusta jugarlo y es la presión más importante que tiene el fútbol de esta ciudad”, puntualizó ayer el técnico, mientras abría el frente de las preguntas y respuestas a solas con Ovación.

   —¿Qué significa un Central-Ñuls, ya que protagonizaste muchos?

   —Es distinto a todo lo demás. Sobre todo por lo que significa Rosario Central y luego por cómo lo vive toda su gente.

   —En los dos últimos clásicos se percibía desde afuera que no llegaban bien y sin embargo ganaron. En cambio, ahora ambos se enfrentarán en medio de la irregularidad que los envuelve. ¿Cómo notás que está tu equipo hoy en día?

   —En realidad sólo pienso y trato de hacer hincapié en mi equipo. Teniendo en cuenta que veníamos de una seguidilla muy importante de partidos, destaco que esta semana se trabajó bien en todos los sentidos. Confío siempre en mi equipo. Más allá de todo, sé que venimos de perder en el torneo local como también que nos sirve el paso que dimos en la Copa Argentina.

   —¿Disfrutás de estos partidos?

   —Para quienes nos gusta y respiramos fútbol, esta es la mejor manera que tenemos para hacerlo.

   —¿Entonces es la mejor fecha?

   —No sé si es la mejor, pero todo lo que vivo, lo vivo intensamente, si no, no sería nada en esta profesión. Sé de las responsabilidades que tengo como también confío en lo que puedan hacer los míos (jugadores).

   —¿Ser uno de los técnicos más experimentados que tiene el fútbol argentino te da un plus para encarar un encuentro de esta magnitud?

   —No, para nada.

   —Pero convengamos que en la vereda de enfrente tendrás a un DT que recién está dando sus primeros pasos en el profesionalismo.

   —Sí, pero eso no te garantiza absolutamente nada. Esto es un aprendizaje constante. Hay que tratar de crecer día a día y adaptarse a los cambios que hay de manera permanente en todos los ámbitos de la sociedad. De hecho, nosotros venimos implementando desde hace mucho tiempo cosas que para algunos hoy son modernas.

—¿Se define algo mañana, es decir, el que gana salvará la ropa?

—No, pero es un clásico y es algodistinto a todos los partidos.

—¿A la hora de sentarte a planificar un partido ante Newell's te preparás con mayor intensidad?

—No. Pero uno trata de aislarse de todo lo exterior.

—¿Se pueden aislar ante semejante acontecimiento?

—Sí, acá podemos hacerlo. En Arroyo Seco nos aislamos de todo.

—¿El hecho de estar al frente de un plantel donde la mayoría viene de las inferiores y sabe de qué se trata un clásico te da un respaldo extra a la hora de seleccionar los once?

—Más que respaldo sirve para ver cómo están en el día a día. Lógicamente que la base que tienen ayuda a que todo sea más llevadero.

—¿Qué te ocupa de Central y qué te preocupa de Newell's?

—Respeto a todos los rivales por igual, pero me centro y confío en mi equipo nomás. Desde ese punto de vista sólo puedo decir que no somos más ni menos que nadie.

—¿Este tipo de partidos exige una mayor concentración?

—En cualquier partido tiene que haber concentración, más allá de que sabemos lo que es jugar un clásico. Este partido es distinto a todos, pero es porque la misma ciudad así lo fue indicando.

—¿Qué te representa poder dirigir tres clásicos seguidos?

—Sinceramente, no me puse a pensar en eso.

—¿Lo decís porque no sos amante de las estadísticas?

—No, sino porque Central te obliga a estar pensando en Central las 24 horas. No es que venís, entrenás y te vas. Hay planificación previa y posterior como también hay otras cuestiones que hay que atender.

—¿Qué partido imaginás?

—Es difícil hacerlo. Los dos últimos fueron buenos desde el juego. Habrá que ver qué depara cuando comience a rodar la pelota. Cada partido es una nueva historia.

—¿Tenés algún palpito?

—Confío a pleno en los míos y respeto a todo el mundo, nada más.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario