Ovación

Rosario Central empató con Patronato y ahora debe pensar en Sarmiento

La base fue la misma que la que enfrentó a Los Andes, salvo las presencias de Nahuel Valentini -no estuvo Leonardo Talamonti-, Mauricio Caranta y Javier Toledo. Y será la que juegue en seis días en el Gigante de Arroyito.

Domingo 05 de Agosto de 2012

De aquí en más es mirar el debut contra Sarmiento de Junín. Así lo indica el calendario de este Rosario Central que ayer dejó atrás la etapa de preparación y que ahora deberá afrontar una semana de afinamiento para salir a jugar por los porotos. Ese punto final de evaluaciones fue con un empate sin goles frente a Patronato, que dejó, como todo amistoso, algunas enseñanzas. Con ítems para ubicar en la columna del debe y otros en las del haber. Si se hubiera tratado de un partido por el torneo algunos de los elogios irían hacia el orden y la solidez defensiva, además de la grata presentación del uruguayo Nicolás Freitas (ver aparte). En la otra vereda bien podría ubicarse la poca capacidad para resolver las chances de gol. Esos fueron los lineamientos que atravesaron al último ensayo de cara al debut.

La base fue la misma que la que enfrentó a Los Andes, salvo las presencias de Nahuel Valentini (no estuvo Leonardo Talamonti, ver aposticanallas), Mauricio Caranta y Javier Toledo. Y será la que juegue en seis días en el Gigante de Arroyito. El rendimiento fue bastante parejo, con los altibajos lógicos de este tipo de partidos de preparación, pero con un trámite del juego en el que Central marcó siempre el ritmo. Las mejores situaciones fueron para el canalla. Eso sí, todas fueron mal resueltas y la mayoría estuvieron en los pies de Toledo.

Los primeros 40 minutos fueron chatos, en los que se intentó siempre ir por abajo, pero con escasa generación de juego. La única chance para convertir llegó sobre los 38', cuando Toledo se demoró tras el taco de Encina y el centro de Gagliardi. El ex Instituto esta vez estuvo más contenido. Intentó siempre pisar el área contraria, pero no lo hizo en la medida del último amistoso.

El dominio en el juego se hizo más evidente en la segunda mitad. Antes del minuto Toledo volvió a tenerlo tras una guapeada de Medina contra Andrade, pero su remate se fue afuera. El mismo delantero tuvo algunos segundos tras un cabezazo que se fue por encima del travesaño. También estuvo cerca de convertir sobre los 60' y los 76', pero en ambas ocasiones también pagó cara su falta de ritmo.

¿Del medio hacia atrás qué? Un desacople importante que terminó en un remate de Almada y que Franco Peppino envió al córner. Fue el único sofocón serio. Hubo otras contras que se dieron porque el equipo se desordenó un poco, pero se trataron de errores que fueron debidamente subsanados.

El resultado pudo haber sido favorable si Gagliardi hubiese acertado el arco en el mano a mano en la última jugada del partido, pero a esa altura nada iba a cambiar el análisis. El resultado en estos casos ayuda desde lo anímico, pero no más que eso. Lo importante será lo que ocurra a partir del próximo sábado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario