Ovación

Rodrigo corre en Moto3 y pese a haber nacido en España se hizo ciudadano nacional por sus familiares

Recibió a Ovación en el box con marcada amabilidad. Se percibe que Gabriel Rodrigo (KTM) está predispuesto al diálogo. Su acento es bien español. Pero está claro que su corazón es rojo por fuera y albiceleste...

Martes 21 de Abril de 2015

Recibió a Ovación en el box con marcada amabilidad. Se percibe que Gabriel Rodrigo (KTM) está predispuesto al diálogo. Su acento es bien español. Pero está claro que su corazón es rojo por fuera y albiceleste por dentro. "Nací en Barcelona, aunque mi padre y dos de mis hermanos son de acá. Decidí nacionalizarme porque me siento muy argentino, esa es la verdad", comenzó relatando este joven de 19 años tras haber participado del Mundial de motociclismo.

El año pasado fue Sebastián Porto el encargado de hacer flamear la bandera nacional en el Mundial de motos. El rafaelino volvió al circo luego de varias temporadas y giró en Moto2, pese a que no tuvo la performance que anhelaba. Pero ahora hubo otro "criollo" defendiendo a la patria en Termas de Río Hondo: Gabriel.

El catalán le confesó a este medio que se hizo ciudadano argentino "en honor a mi padre y mis hermanos que nacieron en Buenos Aires". También contó: "Vine varias veces a visitar familiares que están en Capital Federal. Uno de mis hermanos incluso se casó aquí. Además tengo muchos hábitos de acá. En realidad sigo muchas de las tradiciones. Tomo mate (su madre es uruguaya) y me gusta el dulce de leche. Pero por la dieta me tengo que cuidar mucho (risas)".

"Es un orgullo poder representar al país. Quería estar acá com pitiendo como argentino. Desde que se su- po lo mío, he recibido muchas muestras de cariño, fundamental- mente a través de las distintas redes sociales. Y acá, la verdad es que el público me ha apoyado bastante durante todas las jornadas", añadió con voz pausada. Mientras duró la estadía en territorio santiagueño, el piloto estuvo "bien acompañado por mi madre, mi tía y mi novia. Mi padre no pudo venir por razones de trabajo, pero sé que está orgulloso con esto que estoy haciendo. Para mí también es fundamental su apoyo".

Luego buceó unos segundos por sus fibras íntimas y se dejó llevar por la correntada de la emoción. "Lo mío es como un sueño cumplido porque hace dos años ni imaginaba estar en el Mundial, en medio de tantos grandes corredores. La verdad es que estoy aprendiendo, ya es mi primera temporada en el circo", sostuvo Rodrigo, que terminó 28º en la final del pasado domingo.

"Ahora estoy acá, tratando de ir de menor a mayor. La verdad es que siento además un orgullo muy grande por hacerlo como ciudadano argentino. Es que así me siento, bien argentino", sintetizó el motociclista con convicción antes de volver a España.

"Empecé a correr tarde, a los 13 años"

Si bien forma parte de la élite de pilotos, Rodrigo afirmó que comenzó “a correr tarde, a los 13 años, porque mis padres no me dejaban subir a una moto de calle. Entonces me dijeron que si quería me compraban una de competición. Y así empezó todo. Al principio lo hacía casi como hobby”. Y agregó: “Arranqué en campeonatos regionales del Mediterráneo. Y en 2010 me vio un jefe de equipo, que habló con mi familia y la convenció para que me dejaran hacerlo de manera competitiva. Y en 2012 ya estaba en el CEV, hasta que este año se dio la oportunidad de hacerlo en el Mundial con apoyo además de la fábrica KTM”, concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario