Rusia 2018

Roberto Martínez: "No puedo pedirle más al equipo"

El director técnico del seleccionado belga lamentó la derrota pero rescató la "inclaudicable entrega" de sus dirigidos.

Miércoles 11 de Julio de 2018

Bélgica tenía la gran oportunidad entre sus manos de hacer valer a una brillante generación de futbolistas. Dichas cualidades se esbozaron en Brasil 2014 y todas las fichas apuntaron a que el despegue definitivo fuera en Rusia. Pasó de ser un equipo heterogéneo a uno homogéneo y eso invitaba a soñar. Pero nuevamente se quedó en las puertas de lograr algo grande. La frustración de los hinchas es inevitable, pero la tranquilidad que demostró el técnico del conjunto europeo deja otra sensación, que es de tranquilidad a futuro. Roberto Martínez alabó el esfuerzo de sus jugadores pese a la derrota ante Francia: "Creo que la actitud y el esfuerzo de los jugadores fue magnífico. No se le puede pedir más al equipo".

En cuanto al partido, el DT español opinó que no hubo diferencias futbolísticas entre su selección y la francesa. "Desafortunadamente la diferencia fue un tiro de esquina. Termina siendo terrible para nosotros porque el partido estuvo muy cerrado y se decidió solamente por un detalle que nos terminó costando muy caro".

"Un Mundial es tan cruel que si venís teniendo un excelente torneo y un día te despertás mal, te volvés a casa. Tampoco hay premio al esfuerzo. Aunque si te toca la desdicha de despedirte, una cosa es hacerlo jugando mal y sin argumentos y otra dejando todo hasta el último minuto por más que al final no alcance. Si hay que perder de alguna forma, que sea así como lo hicieron mis jugadores, dándolo todo hasta el último segundo, siempre presionando cada córner para recuperar el partido". Esta frase de Roberto Martínez resume la sensación que quedó flotando en el aire sobre el desempeño belga en Rusia. Un equipo que cayó de pie ante el poderío francés. Y no hay que olvidarse que venía de eliminar en cuartos de final a un candidatazo como Brasil.

Más allá de la visible decepción y tristeza porque su equipo quedó eliminado, Martínez le hizo un último pedido a su talentosa generación de jugadores: "Levanten la cabeza rápido y pónganse a pensar en el partido del sábado (por el tercer puesto). Ahora tenemos que sacarnos de encima esta decepción. Nos queda un partido y tenemos que hacer todo para terminar con la frente en alto. El grupo no merece despedirse con un mal sabor de boca".

"En el fútbol moderno hay tanta preparación e información que es más fácil neutralizar al talento individual. Hoy, lo individual puede ganar un partido, pero difícilmente un torneo", repite siempre hasta el hartazgo Martínez. Y es cierto, esto le pasa a Messi con Argentina, a Cristiano Ronaldo con Portugal, a Neymar con Brasil. Y a Hazard -y hasta Lukaku- con Bélgica. Si no hay buen funcionamiento grupal, difícilmente se logre un título. Los belgas lo van aprendiendo sobre la marcha. Hubo una mejora colectiva, pero todavía no le alcanza para dar el gran salto.

A pensar en el tercer puesto

Consumada la eliminación del seleccionado belga, ahora los rojos deberán enfocarse en el partido por el tercer puesto, tal como pidió el entrenador Roberto Martínez. El rival de Bélgica será el perdedor del choque que animarán hoy Inglaterra y Croacia, en la otra semifinal. El cotejo para resolver qué equipo ingresará al podio será el sábado a las 11, en el estadio Krestovski de San Petersburgo.

Sigue sin ganar ante los galos

El historial entre Bélgica y Francia sigue siendo desfavorable para los diablos rojos. Con la derrota por 1-0 de ayer fue la tercera en igual cantidad de presentaciones. El primer traspié se remonta al Mundial de 1938, cuando los belgas cayeron 3-1. Similar panorama se dio en el Mundial de 1986, cuando los galos vencieron por 4-2.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario