Ovación

Rivoira sólo tiene dudas en el medio para definir a los once de Central

Central está a días de hacer su debut en el reinicio de la B Nacional y Héctor Rivoira mostró muchas cartas (casi todas) en los amistosos realizados a lo largo de toda la pretemporada. De allí el para recibir a Defensa y Justicia asoma con varios nombres prácticamente con un pie adentro.

Viernes 28 de Enero de 2011

Central está a días de hacer su debut en el reinicio de la B Nacional y Héctor Rivoira mostró muchas cartas (casi todas) en los amistosos realizados a lo largo de toda la pretemporada. De allí el apunte de que el equipo para recibir a Defensa y Justicia (el sábado 5 de febrero) asoma con varios nombres prácticamente ya con un pie adentro. ¿Dónde están las mayores dudas? En el mediocampo. Es allí donde el Chulo aún no logra definirse. Y no porque no le haya encontrado la vuelta al funcionamiento del equipo, sino porque cuenta con varios futbolistas en un buen nivel y que le rindieron en cada uno de los amistosos.


  “Es una decisión que tengo que tomar en los próximos días porque la semana que viene ya la tomo como una semana de campeonato”, esgrimió el técnico canalla tras la práctica del martes, previo al ensayo del miércoles ante Patronato. Por eso la práctica de fútbol que el equipo realizará mañana ante la 4ª de AFA puede resultar clave. Que el propio entrenador haya decidido que sea a puertas cerradas, incluso para la prensa, es un dato a tener en cuenta. Es que allí seguramente probará con los nombres que tiene en mente para poner primera el primer sábado de febrero, cuando la pelota comience a rodar y ya se juegue por los puntos.


  Teniendo en cuenta que el esquema que utilizará es el 4-3-3 los elementos a dilucidar pasan estrictamente por los nombres. Hoy parece no haber lugar para las especulaciones respecto a posibles movimientos por la utilización de algún otro dibujo táctico.
  Pero eso no es todo. Los jugadores utilizados en cada uno de los amistosos, tanto en defensa como en ataque, hablan a las claras de que el panorama está mucho más claro en esos sectores. Así, los nombres de Zarif, Valentini, Braghieri (tiene una molestia menor y llegará sin problemas) y Rivarola, en defensa; Biglieri, Figueroa y Medina, en ofensiva, cotizan en alza para arrancar. ¿Qué ocurrirá en el mediocampo? Es la gran incógnita a dilucidar.


  Una salvedad: salvo algún imponderable, Cristian González es el único de ese sector del campo de juego con el lugar prácticamente asegurado. Después, entre Martín Rivero, Federico Vismara y Matías Ballini pugnarán por las dos posiciones restantes. Entre ellos se repartieron los puestos del medio en cada uno de los amistosos, aunque Ballo se encuentra un pasito adelante.
  En el primer ensayo, contra Independiente, Rivoira puso en cancha a Rivero, Ballini y el Kily. Cuando llegó la hora de Argentinos Juniors, la ausencia de Cristian González por una sobrecarga muscular hizo que Rivero se trasladara al sector izquierdo, mientras que Vismara y Ballini completaron el medio. Después, para enfrentar a Olimpo estuvieron los mismos que en el primer amistoso, aunque a esa altura Rivoira ya venía apuntando el crecimiento futbolístico de Vismara. Ya lo del miércoles (ante Patronato) sirvió para abonar la idea de las especulaciones del DT. Porque con Ballini con una pequeña molestia, el Chulo incluyó a Vismara pero como volante por derecha y Milton Zárate por el centro. ¿Rivero? arrancó para el equipo alternativo, aunque en el complemento ingresó por Zárate.


  Todos vienen de hacer una muy buena pretemporada. Vismara se puso rápidamente a punto y viene pidiendo pista. Ballini, desde que tomó la titularidad después del largo parate por una fractura en el peroné, se ganó la confianza del técnico, al tiempo que Rivero siguió cumpliendo después del gran partido que realizó (para Ovación fue la figura, con 7) en el último encuentro de 2010 cuando Central goleó por 5 a 0 a Aldosivi, en Mar del Plata.
  El sello que Rivoira pretenda imprimirle al equipo será la plataforma desde donde basará su decisión. Tanto en lo que respecta al andarivel derecho (por Rivero o Vismara), como así también en la zona central. “Con Ballini tengo más quite y recuperación. Con Vismara por ahí pierdo en ese sentido pero gano en fútbol”, apuntó el técnico. Igual, el “5” hoy parece ser Ballini.


  Desde mañana, con la práctica de fútbol a puertas cerradas, todas estas conjeturas irán acomodándose a la realidad. Porque el inicio de la competencia se avecina y el deseo de Rivoira es manejarse ya desde el lunes con las cartas que echará sobre la mesa cuando se juegue por los puntos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario