Ovación

Rivoira paró un Central con Rivarola, Méndez y Medina

Indicios y algo más. Héctor Rivoira movió varias piezas en relación a lo que fue el equipo que cayó ante San Martín (T) y si bien no confirmó los once para el domingo (ayer se cambió el día, ver aparte)...

Viernes 11 de Marzo de 2011

Indicios y algo más. Héctor Rivoira movió varias piezas en relación a lo que fue el equipo que cayó ante San Martín (T) y si bien no confirmó los once para el domingo (ayer se cambió el día, ver aparte) ante Patronato, ya tiene forma. Por supuesto la nota saliente fue la participación de Germán Rivarola en los 50 minutos que realizaron los canallas (el ensayo terminó 4 a 1 para los titulares, con goles de Medina, en dos ocasiones, Rivero y Figueroa) y que los cumplió sin molestias. De esta forma, Pirulo ingresaría por Roberto Guizasola. Pero hubo más. Es que la vuelta de Jesús Méndez sería por Matías Ballini y no por Federico Carrizo como se especulaba, y en la ofensiva Antonio Medina tendría una nueva chance, en la posición de Adrián De León.

Las mayores expectativas del ensayo futbolístico lógicamente estaban puestas en la respuesta de Rivarola. Porque el defensor había sido exigido en el entrenamiento del miércoles y todos aguardaban la evolución del jugador ayer. Lo concreto es que Pirulo llegó a Arroyo Seco y dijo sentirse bien, sin secuelas de la distensión en el aductor izquierdo que lo marginó el choque en Tucumán. Por eso Rivoira decidió incluirlo entre los once. La buena noticia para el entrenador es que el futbolista se bancó la práctica completa, por lo que su presencia estaría garantizada. En caso de que esto se cumpla, Chitzoff pasaría al lateral derecho, mientras que el peruano Guizasola quedaría al margen. Por las dudas el técnico aclaró: "Ojo que no hay nada definido".

Se sabía que si Rivarola respondía iba a estar. Algo similar pasaba con Méndez, quien retornaba después de haber cumplido una fecha de suspensión por acumulación de amarillas. Las especulaciones hablaban de que el mendocino era número puesto por Carrizo, pero el Chulo decidió, al menos por lo que probó ayer, otra cosa. Quien estaría dejando su lugar en la mitad de la cancha sería Ballini. Para las conjeturas quedará si esta variante obedece a que Rivoira imagina un partido de manera especial, o si Ballo pagará por el error que cometió en la jugada del penal en Tucumán.

El mediocampo seguirá compuesto por tres protagonistas. Méndez será el encargado del carril derecho, Federico Vismara del anillo central y el otro sector será propiedad de Carrizo.

Las especulaciones que sí se cumplieron fueron las que hablaban del posible ingreso de Medina. El chaqueño parece estar frente a otra nueva chance, siempre como ladero de Luciano Figueroa. En este aspecto sí se puede hablar, con poco margen de error, de que el buen ingreso del ex Boca Unidos pesó más que el apenas discreto rendimiento de De León. Porque el Pocho tuvo varias chances propicias como para poder desnivelar y en la mayoría de ellas equivocó el camino, mientras que lo de Medina fue más efectivo: ingresó y a los pocos minutos anotó el empate transitorio.

Más allá de todo, Rivoira dejó en claro que el equipo aún no está confirmado. La idea del DT es volver a trabajar hoy un rato más en lo táctico y podría ensayar algunas otras variantes. Lo que sí parece decidido a mantener es el dibujo que viene mostrando en los últimos encuentros, más si se tiene en cuenta su convencimiento de que el volumen de juego va de la mano con las expectativas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario