Ovación

River y Boca se ven las caras por primera vez en la temporada

River y Boca, con todos sus titulares, protagonizarán hoy el primer superclásico del año ante una multitud, que dos días antes del partido agotó todas las localidades, y con un fuerte operativo de seguridad, para evitar cualquier tipo de disturbios.

Sábado 26 de Enero de 2008

River y Boca, con todos sus titulares, protagonizarán hoy el primer superclásico del año ante una multitud, que dos días antes del partido agotó todas las localidades, y con un fuerte operativo de seguridad, para evitar cualquier tipo de disturbios.
El encuentro, válido por el pentagonal de verano, se jugará en el estadio José María Minella, de la ciudad de Mar del Plata, con arbitraje de Héctor Baldassi.
Se sabe que estos son partidos amistosos de verano, que lo importante llega cuando están los puntos en juego, pero nadie que entra a jugar un River-Boca lo hace sin tener en su cabeza la idea de ganar.
Tanto es así, que los dos entrenadores pondrán en cancha lo mejor que tienen, todos sus titulares, todas sus figuras, las mismas que habían guardado en los partidos de verano anteriores.
Por el lado de River, además de la presencia de todos los titulares, se producirá el debut de los tres flamantes refuerzos: Cabral, Archubi y Abreu.
El DT millonario, Diego Simeone, por primera vez pondrá en cancha el esquema “hiper-ofensivo” (el ya famoso 3-3-3-1) que quiere para su equipo, porque en los partidos anteriores -los jugados con los suplentes- no hubo tantos delanteros en cancha.
Será una prueba crucial para Simeone, porque su apuesta, esa que ilusiona a todos los hinchas de River y a los amantes del fútbol como un espectáculo deportivo y no como algo de vida o muerte, de salirle bien podría modificar el pensamiento de muchos, como que si le sale mal recibirá todas las críticas de los detractores del juego ofensivo.
Por el lado de Boca todo es mucho más tradicional, porque Carlos Ischia mantendrá la línea de cuatro hombres en el fondo, los tres volantes en línea, un enganche y dos puntas.
En Boca se producirá también un debut, que será el del zaguero paraguayo Julio César Cáceres, quien ya conoce esta historia del superclásico, pero lo vivió desde la vereda de enfrente.
Está todo dado para observar el primer partido realmente emocionante del verano, porque más allá de que los encuentros que se realizan durante los trabajos de pretemporada son malos y aburridos, un Boca-River nunca es un encuentro más.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario