Ovación

River llegó a la punta

Le ganó 2 a 1 a Independiente, con goles de Borré, y alcanzó a Argentinos en el liderazgo.

Lunes 20 de Enero de 2020

La ambición de River no descansa y el minitorneo que empezará el próximo viernes, con las últimas 7 fechas de la Superliga, lo tendrá como protagonista principal porque anoche le ganó 2 a 1 a Independiente un partido postergado de la fecha 14ª y llegó a la punta del torneo, junto con Argentinos Juniors, ambos con 30 puntos.

En un trámite intenso y sin un dominador definido, promediando la primera etapa River logró ponerse en ventaja a través de un ataque a fondo. Milton Casco cruzó la cancha y habilitó a Montiel, que trepó por la derecha y sacó el centro con la rosca justa para que Rafael Santos Borré conecte un cabezazo certero que venció la resistencia del arquero rojo Martín Campaña.

River demostró que la combinación de precisión y velocidad es uno de sus fuertes y que si el adversario se duerme lo paga carísimo. El rojo sintió el impacto del gol y aquella energía inicial para torear al millonario en su campo se desvaneció.

River cerró la etapa inicial con las coordenadas del partido bajo control, mientras que Independiente lució desorientado, no pudo darle un destino certero a la pelota y Franco Armani le quedó cada vez más lejos.

El segundo tiempo arrancó movido, porque ahí nomás, al minuto y con fórmula parecida a la millonaria, Silvio Romero conectó de cabeza, casi de palomita, un centro desde la izquierda y venció a Armani.

El gol revitalizó a los de Pusineri y el Libertadores de América se transformó en una caldera, porque River acusó el impacto del gol tempranero y empezó a hacer agua, sobre todo en defensa, salvo Armani, que se revolcó un par de veces. Hubo un tiro libre de Barboza, un remate de Pablo Pérez, pero siempre ganó el arquero.

Hasta que la expulsión de Barboza marcó un clic y River sin hacer mucho se encontró con un guiño. Ahí nomás, a los 23, otra vez el colombiano Borré definió con potencia tras un buen pase de Paulo Díaz y a cobrar. Con el 2 a 1, el equipo de Gallardo comenzó a jugar el juego que mejor practica y que más le gusta: mover la pelota.

Y ya nada cambio, salvo el ingreso tardío en el rojo de Sebastián Palacios (faltando 7 minutos), el delantero que pretende Kudelka para Newell’s.

Gallardo y un gesto a Pusineri

Lucas Pusineri tuvo un importante recibimiento en el Libertadores en el día de su debut oficial como técnico de Independiente y lo que lo hizo más especial fue el recibimiento de Marcelo Gallardo, quien lo esperó en la manga y luego le dio un cálido abrazo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario