Ovación

River ganó cómodo y sigue firme

Se impuso a Belgrano porque supo aprovechar sus momentos y además estuvo sólido en el fondo.

Lunes 20 de Octubre de 2014

Sin lucir, pero con oportunismo y eficacia, River goleó a Belgrano por 3-0 en el Monumental, y aprobó otro examen de cara al bicampeonato, dado que mantuvo la diferencia con sus perseguidores.
Con dos golazos del colombiano Teo Gutiérrez y el restante del rosarino Lionel Vangioni, el millonario aprovechó sus momentos y cuando lo necesitó tuvo un sólido arquero, Marcelo Barovero, quien junto con Ariel Rojas y Carlos Sánchez fueron lo mejor del equipo.
En un primer tiempo con poco vuelo, River fue paciente y se puso en ventaja ante un Pirata de pocos recursos ofensivos que tuvo como objetivo cortar los circuitos de juego del local y defenderse contra su arco.
Sin ser profundo en los minutos iniciales, River monopolizó la pelota y la movió de lado a lado ante un expectante equipo celeste.
El local rompió el cerrojo cordobés a los 33’. Rojas tomó la pelota en posición frontal y habilitó con una gran asistencia por izquierda a Vangioni, quien a la carrera definió ante la salida de Olave.
Tras la conquista River se soltó un poco más y tomó confianza, lo que le significó disponer de una mayor fluidez en el juego vertical.
A los 37’ desaprovechó una ocasión Pisculichi, que pifió dentro del área una pelota tras un preciso centro de Vangioni.
Un minuto más tarde tuvo su oportunidad Teo Gutiérrez con un remate por arriba, cerrando así River una actuación de menor a mayor en el capítulo.
En el complemento Belgrano salió con otra actitud y generó peligro y dudas a River, en especial por el sector derecho de su defensa. Pero se encontró con un invulnerable Barovero. que primero frustró a César Pereyra, a los 57’, y luego se lució tras un disparo de Emiliano Rigoni (61’).
Gallardo tomó nota y cerró el sector derecho de la defensa con el ingreso de Gabriel Mercado por Augusto Solari. De inmediato River aumentó con un remate de sobrepique de Teo Gutiérrez (72’).
Luego, el local dominó la pelota y selló el marcador, a los 87’, con otra definición de Gutiérrez tras una precisa jugada colectiva.
Así River vivió otra jornada a puro gol y terminó celebrando con la multitud su inmejorable actualidad que lo invita a soñar en el plano local e internacional, ámbito este último en el que viene de doblegar el jueves a Libertad por 3-1 en Asunción, en la ida de los octavos de final de la Sudamericana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario