Ovación

River armó su fiesta en La Bombonera

El millonario superó 2-1 a Boca, de visitante, con goles de Lanzini y Funes Mori, en un superclásico vibrante y con polémicas. El equipo de Ramón quedó a un punto de la cima.

Lunes 31 de Marzo de 2014

River se dio un gustazo en La Bombonera. Tras diez años sin triunfos en esa cancha, consiguió una ajustada y vibrante victoria por 2-1 sobre Boca y se mete de lleno en la lucha por el campeonato. El triunfo llegó tras una jugada polémica que el propio árbitro Pitana luego reconoció que se equivocó al sancionar un córner a favor de River y justamente de ese centro llegó el gol de Funes Mori. El juez que representará al país en el Mundial 2014 además admitió que la posición adelantada de Teo Gutiérrez fue muy fina en el primer gol millonario, aunque esta equivocación también le cabe al línea Hernán Maidana. Lo concreto es que River se impuso con tantos de Lanzini y Ramiro Funes Mori, mientras que Juan Román Riquelme había empatado en forma transitoria, con un gran tiro libre.

Con este resultado, River llegó a 17 unidades, a uno del líder Colón, y se prende en la lucha por el campeonato. Por su parte, el xeneize se ubicó a 6 puntos, bastante lejos de la cima.

El primer tiempo fue entretenido, con dos equipos decididos a buscar el arco rival. Con River mejor en los primeros minutos porque lograba imponerse en el medio y porque los volantes de Boca retrocedían mal en una cancha embarrada y pesada.

La primera llegada clara fue del millonario, tras un centro de Mercado que Teo Gutiérrez cabeceó desviado.

Respondió Boca con una buena jugada individual de Riquelme, quien fue derribado con falta pero el árbitro Pitana no sancionó, el rebote derivó para Sánchez Miño y el centro fue conectado por Gigliotti, pero atajó con seguridad Barovero. River llegó dos veces por el lado de Rojas, una salvada por Erbes y la otra con la salida a tiempo de Orion. El equipo de Bianchi logró equilibrar y hasta superar a River cuando Gago se asentó. Con ese aporte, se vio lo mejor de Boca en la primera etapa. Lo tuvo Martínez con un cabezazo, y otra vez se lució Barovero. También Riquelme. Boca dejó una mejor imagen.

El segundo tiempo arrancó con una clara llegada de Boca, pero el remate de Insúa fue interceptado por Barovero, ya decisivo para los de Núñez.

A los 12’, el visitante abrió el marcador tras una jugada que inició Alvarez Balanta, quien quitó en mitad de cancha, y abrió juego hacia la derecha, donde Carbonero habilitó a Teo (levemente adelantado), y el centro cruzado encontró en Lanzini a un buen definidor. A los 22’, una entrada de Martínez terminó en falta de Mercado y ahí se comenzó a gestar el empate. El tiro libre lo ejecutó Román, con la magia de otros tiempos, y dejó parado a Barovero. Era el momento de Boca. Dos minutos después Riquelme habilitó a Insúa y su remate volvió a encontrar al uno millonario bien ubicado.

Pero el fútbol ofrece emociones hasta el final y de una jugada polémica por un córner mal sancionado para River llegó el triunfo. Grana cerró una llegada de Lanzini sobre la raya de fondo y el rebote en el enganche indicaba que no era córner. Poco le importó a Funes Mori esa falla del juez: Lanzini ejecutó el tiro de esquina, Orion salió a destiempo y el cabezazo del Mellizo enmudeció al estadio.

Boca mostró otra imagen y jugó un partido aceptable que por momentos pudo volcar a su favor, pero River expuso sus razones y no perdonó cuando pudo definir. Por una cabeza se quedó con el superclásico y su festejo marcó la importancia del triunfo.

“No hubo errores defensivos, hubo errores arbitrales”

El entrenador de Boca, Carlos Bianchi, le endilgó ayer al árbitro Néstor Pitana la derrota en el superclásico, por considerar que hubo errores en los dos goles de River. “Hubo errores arbitrales en las dos situaciones”, argumentó el DT, al afirmar que “fue una acción desafortunada del juez de línea (en referencia a Hernán Maidana) y otra del árbitro. Y terminamos perdiendo un partido que no merecíamos perderlo”. Bianchi puntualizó que en el primer gol de River hubo posición adelantada de Gutiérrez, y que no fue córner el que abrió la chance del segundo gol. “Fuimos superiores pero no pudimos concretarlo en el resultado”, comentó el Virrey.

Hubo 25 barras detenidos antes del encuentro

Integrantes de primera y segunda línea de la barra brava de Boca que responden a Rafael Di Zeo fueron detenidos por fuerzas policiales, antes del inicio del superclásico, en La Bombonera. Hubo 25 detenidos (con armas blancas y carnés adulterados) en un operativo supervisado por el viceministro de seguridad, Dario Ruiz, a instancia del juez Manuel De Campos que interviene en la causa.

Pitana lo confirmó con anticipación

El árbitro Néstor Pitana confirmó con buen tiempo de antelación la realización del superclásico, pese a que cuatro horas antes del encuentro, auxiliares trabajaron incesantemente para quitar agua del campo de juego.

Román lo buscó y saludó a Ramón
Más allá de la rivalidad que despiertan los clásicos, Juan Román Riquelme tuvo otra vez el buen gesto de saludar al entrenador rival, Ramón Díaz, en el banco de suplentes antes del comienzo del partido. Ya lo había hecho en el partido pasado el 10 de Boca, en el Monumental.

Sabella estuvo en un palco del estadio

El técnico de la selección argentina, Alejandro Sabella, vio el clásico en uno de los palcos que fueron rehabilitados el año pasado al nivel del campo de juego. Pachorra fue acompañado por sus ayudantes de campo, Julián Camino y Claudio Gugnali.

Muchas personalidades en La Bombonera

Ayer concurrieron muchas personalidades del espectáculo, el deporte y el empresariado nacional. No faltaron Los Nocheros, el grupo uruguayo No te va a Gustar, el cantante Emiliano Bracciari, el trombonista Denis Ramos, Martín Jaite, Juan Martín Del Potro, Jorge Roña Castro, y el ex presidente de la Sociedad Rural Luciano Miguens.

Un amplio operativo de seguridad

La seguridad estuvo integrada por mil efectivos policiales, 120 de la prefectura y 352 agentes de seguridad privada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario