Ovación

Rivarola: "A Central le faltó más fútbol pero el equipo va a aparecer"

En el día después, a Germán Rivarola le duraba todavía la bronca. Es que uno de los dos regresos más esperados por el pueblo auriazul no terminó de la mejor manera, por más que haya tenido un inicio promisorio y su rendimiento...

Lunes 07 de Febrero de 2011

En el día después, a Germán Rivarola le duraba todavía la bronca. Es que uno de los dos regresos más esperados por el pueblo auriazul no terminó de la mejor manera, por más que haya tenido un inicio promisorio y su rendimiento se haya correspondido con la ilusión que había generado en el hincha. El 0 a 0 y la expulsión después de los 90 minutos opacaron el debut , aunque Pirulo buscó motivos para que el mal trago pase rápido. En lo personal, porque se sintió pleno. Y en lo colectivo, porque está convencido de que, pese a reconocer que faltó fútbol, Central está en condiciones de mejorar, dar el salto de calidad y protagonizar de una vez por todas el campeonato de la B Nacional.

Obviamente, el primer tema de la charla de anoche con Ovación, fue su expulsión y el enojo que le dejó, porque la consideró injusta. “El juez (Luis Alvarez) me echó porque me dijo que le había hablado todo el partido y me sacó la segunda amarilla cuando fui a decirle al final que dejó que Defensa cometiera muchísimos foules. Fue una exageración la expulsión”, y además porque consideró que la primera amonestación (al final del primer tiempo, por una infracción que no fue sobre Jerez Silva) fue injustificada: “Ni siquiera fue falta, el jugador de ellos se tiró”.

Y lo más doloroso para Pirulo fue la consecuencia: “Estoy caliente porque no puedo jugar el viernes”. Mucho más porque en el terreno personal “me sentí físicamente a pleno” y, se agrega, muy bien con la pelota y por haberse acoplado enseguida: “Hacía mucho que no jugaba noventa minutos y la verdad es que le agarré rápido la mano. Me sentí muy bien dentro de la cancha”.

Además, más allá de que el final no fue el deseado ni por Rivarola ni por la gente auriazul, fue imposible de soslayar el gran recibimiento que tuvo y el afecto que recibió. “Fue una emoción grande la ovación y la verdad no lo esperaba así, fue impresionante”. Y por supuesto, “espero retribuírselos pronto”.

Eso, en el análisis personal donde fue gran protagonista antes, durante y después del partido. En lo colectivo, Rivarola también dio su visión de lo que pasó en el Gigante ante Defensa y Justicia y bajó un mensaje realista pero a la vez de esperanza.

—¿Qué les faltó para ganar?

—Faltó más fútbol, pero el equipo tuvo actitud y fue siempre para adelante.

—Fueron ofensivos pero crearon pocas situaciones.

—No fue fácil perforar las dos líneas de cuatro de ellos, que vinieron claramente a defenderse. No tuvimos es cierto muchas variantes para hacerlo, pero así y todo tuvimos las situaciones como para ganar.

—¿Merecieron ganar?

—Sin dudas. Defensa no atacó casi nunca y estoy seguro de que si entraba el primero goleábamos.

—Empezaste a ser consciente de que en general los rivales que vinieron y vendrán al Gigante jugarán de esa manera.

—Puede ser o no, pero sostengo que depende de nosotros. No tenemos que preocuparnos mucho por lo que haga el rival.

—¿Y te fuiste preocupado por la producción de Central?

—No, me fui preocupado por el resultado. Porque aunque por supuesto hay que mejorar, sé que el equipo lo va a hacer y va a aparecer. Hay ganas y hay actitud de hacer las cosas bien.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario