Ovación

Río de Janeiro y Chicago, las favoritas para ser sede de los Juegos Olímpicos 2016

Tokio sería la primera eliminada en la votación y Madrid luego no tendría los votos suficientes para vencer a Río de Janeiro en la siguente instancia y también quedaría fuera de carrera. La decisión se tomará mañana viernes en Copenhague, Dinamarca. Video: los madrileños salen a la calle a respaldar la candidatura de su ciudad.

Miércoles 30 de Septiembre de 2009

Tokio sería la primera eliminada en la votación y Madrid luego no tendría los votos suficientes para vencer a Río de Janeiro en la siguente instancia y también quedaría fuera de carrera, asegura el diario Sport de Barcelona.

Río de Janeiro tiene el apoyo de los países de Latinoamérica y algunos de Europa, aunque Chicago parece ser la gran favorito en la elección de este viernes que decidirá la sede de los Juegos 2016.

Sin embargo, la falta de interés entre los estadounidenses por saber si Chicago puede salir elegida como sede de los Juegos Olímpicos de 2016 sigue siendo la nota dominante en este país en los días previos a conocerse la decisión final por parte del COI.

Lo que si parece que genera cierta unanimidad es que de no conseguir Chicago ser la sede elegida, los estadounidenses prefieren que se la den a Río de Janeiro, como reconocimiento a la nueva realidad socio política y económica que se vive en Latinoamérica.

Los distintos medios de comunicación de Chicago en sus respectivas secciones de los comentarios que envían los ciudadanos desde todas las partes del país recogen que la mayoría ven a la sede de Río de Janeiro como la mejor para que sea elegida.

Además ha comenzado a destacarse que Estados Unidos, Canadá y México ya han tenido la oportunidad de celebrar Juegos Olímpicos tanto de verano como de invierno, en el caso de las dos primeras naciones.

Lo mismo sucede con las candidaturas de Madrid y Tokio, capitales de países que pertenecen a continentes que han sido escenarios de la mayoría de los Juegos Olímpicos.

De ahí que consideran que ha llegado el momento de otorgarle la oportunidad de la celebración de unos Juegos Olímpicos a Sudamérica, con Brasil como la sede ideal por todo el potencial que posee y lo que puede ofrecer en el apartado de la atracción turística.

Mientras, entre los residentes de Chicago sigue la división completa entre los que desean que se celebren y los que piensan que hay "cosas" más importantes y urgentes de solucionar que centrar los esfuerzos en una candidatura olímpica.

Esa división es la que ha generado que en Chicago, hasta el momento, todo sea normalidad y no se hayan realizado actos especiales en apoyo de la candidatura que forma parte de las cuatro con opción a salir elegidas como sede olímpica.

Incluso la decisión de presidente estadounidense Barack Obama, ex senador por el estado de Illinois, y que hizo su carrera política en Chicago, de viajar hasta Copenhague para apoyar la candidatura ha cambiado las posturas encontradas que se dan en la "Ciudad de los Vientos" por el asunto de la sede olímpica.

Los que se oponen a que se celebren los Juegos Olímpicos en Chicago insisten que sería una "aberración" dedicar fondos públicos de los contribuyentes para hacer frente a los costos de organización de una competición deportiva que no genera ningún beneficio a la gran mayoría de los ciudadanos.

De ahí, que sectores sindicales y organizaciones sociales le hayan pedido al presidente Obama que se preocupe más de cumplir con las promesas electorales de superar la crisis económica, especialmente el paro que afecta a la ciudad de Chicago y al estado de Illinois.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario