Ovación

Revolución Holan, de los drones a la esencia

El DT que le devolvió a Independiente la mística copera ya era un innovador en el hockey.

Domingo 17 de Diciembre de 2017

El título de Copa Sudamericana que consiguió Independiente hace unos días, nada menos que en el mítico Maracaná ante Flamengo, trajo de nuevo al primer plano un tema que se había instaurado desde que el DT Ariel Holan desembarcó en Defensa y Justicia, en 2015, y después de recorrer más de una década como parte de los cuerpos técnicos de Independiente, Arsenal, River y Banfield. Con la posibilidad de ser cabeza de grupo y de la puesta en escena, hace algo más de un año por primera vez se habló de la "Revolución Holan" y esta excentricidad que parece ser que un hombre de extensa y exitosa carrera en el hockey sobre césped llegue (y le vaya bien) al fútbol, eso que miran todos. Ya en el rojo de Avellaneda a partir de este año, club del cual es hincha, el entrenador lidió con otros asuntos, más allá de los estrictamente deportivos. Esos asuntos quizás se llamen prejuicios, sumados a las críticas que recibió por el uso de la tecnología en su trabajo. Para algunos, la utilización de drones en los entrenamientos parecía un horror y una cuestión de Estado. Sin embargo, el correr del tiempo, los partidos y los resultados lo posicionaron de nuevo en el camino de la aceptación y Holan por fin tocó el cielo con las manos el miércoles pasado, cuando se consagró campeón en la Sudamericana, con una esencia y una mística coincidente con la historia del Rey de Copas, al que inevitablemente le reforzó el rótulo.

"Fútbol con palos", osó decir alguna vez un periodista en el medio de una Liga Mundial de Las Leonas, cuando lo mandaron a cubrir un partido de manera imprevista, sin conocer el deporte. De alguna manera esa idea, que sonaba descabellada en el ambiente pero tenía su lógica, se reformuló con la llegada de Holan al fútbol. Por eso quizás se hable de "revolución". ¿Un técnico de hockey dirigiendo a un equipo de fútbol? Sí, era posible. Y lo es. Porque abrió puertas. Y porque el fútbol y el hockey están directamente emparentados, amén de los reglamentos y de las diferencias obvias: el palo y la bocha y una Nº 5.

Tras el éxito de Holan en Independiente, Ovación encontró a dos rosarinos que lo conocieron como entrenador, quienes desglosaron esa mirada y el aporte que Holan lleva del hockey al fútbol y acordaron en que en verdad ya era "un revolucionario" mucho antes de llegar a este presente. Se trata de Ernesto Morlan, DT de Provincial y con más de 40 años de trayectoria entrenando equipos de hockey, y Florencia Albanesi, quien se retiró de Universitario hace dos años para ejercer su profesión de médica cirujana y tuvo a Holan durante un año y medio en Geba. Los dos coincidieron en algo: el presente no los sorprende. Holan tenía con qué. En este contexto, Morlan reconoció que como DT de hockey le pica el bichito para entrenar un equipo de fútbol y Albanesi señala que todo aquello fue un gran aprendizaje, un verdadero cambio.


Ernesto Morlan: "Lo que veo es un equipo de hockey jugando al fútbol"

hola3.jpg
Morlan se consagró hace tres semanas en el torneo local de hockey.
Morlan se consagró hace tres semanas en el torneo local de hockey.

¿Cómo conociste a Holan? ¿Qué referencia tenés de sus años en el hockey?

Lo enfrenté dirigiendo a Plaza, él dirigía a Lomas, hace como 35 años. El arrancó como ayudante de Luis Ciancia en Lomas, de ese equipo que ganó todo y marcó una época. Después, cuando el Gordo se fue, lo dejó a él y arrancó su camino. Lo que escuchabas de él era que se trataba de un tipo muy inteligente, obsesivo y estudioso. Me tocó tratarlo y siempre tuve muy buena relación. Ahora lo veo en el fútbol y en realidad ves un equipo de hockey jugando al fútbol, lo que pasaría con cualquier entrenador de hockey que agarre un equipo de fútbol. Hay un montón de prejuicios y paradigmas que para nosotros no existen y para el futbolista son un dogma.

¿Por ejemplo?

Desde cómo entrenar, cómo plantear un equipo, hasta las funciones que puede cumplir cada jugador. Cuando nos juntamos a comer asados con amigos que están muy relacionados con el fútbol siempre les digo lo mismo: Riquelme nunca hubiese podido jugar al hockey, porque en el hockey un jugador que no marca no existe. Si no marcás perdés todos los partidos. Tiene que ver con la formación de los jugadores, el reconocimiento de las situaciones de juego que el futbolista por ahí no lo tiene tan desarrollado, al 2 contra 1 un jugador de buen nivel lo maneja, en el fútbol no sé si lo manejan tanto, por eso no podés darte el lujo de tener a un jugador que en el esquema defensivo no funcione, más allá de los reglamentos de ambos deportes, que son diferentes. Pero creo que por ahí pasa. Mirá al equipo de Independiente en la final (Ezequiel) Barco, cuando iba terminando el partido estaba en la derecha, en un momento apareció en la izquierda, después estaba en el medio marcando el ataque de los brasileños, eso me parece muy hockístico más que futbolístico.

¿Por qué pensás que al futbolero le llama la atención Holan o habla de una revolución?

Sí, pero ojo que le costó mucho, fue muy criticado porque usaba drones. El fútbol no acepta la tecnología, se ha quedado atrás. Ahora la están metiendo porque el negocio tecnológico a la larga también va a entrar en el fútbol, pero esas cosas en el hockey no son descabelladas. ¿Cómo empieza en el fútbol Ariel? Analizándole los videos a Jorge Burruchaga en Independiente. Burruchaga recurre a uno que viene del hockey para que le analice los videos, cuando en el hockey hacía tiempo que se implementaba.

¿El entrenador de hockey tiene una mirada más exhaustiva?

Creería que sí, es más detallista. La final de la Sudamericana me pareció un partido en el que Independiente jugó al milímetro, sabía absolutamente todo lo que podía hacer el rival y lo que podía hacer él mismo. Me pareció perfecto.

El dijo que si los jugadores tenían bien entendido el libreto no había por qué estar nervioso en esa final.

Lo que diría es que los entrenadores de fútbol son más generales en un montón de aspectos, es como cuando entrenan. En general un jugador de primera división en el fútbol sabe todo. Un jugador de primera división en el hockey entrena técnica individual como si estuviera en sexta. A esto me refiero y eso se traduce en el juego. El jugador siempre tiene algo para aprender, no importan los años que haga que juegue. En la era Cacho Vigil, las Las Leonas entrenaban técnica individual como cualquier hijo de vecino. Eso hace detallista al jugador.

¿Y es lo que le da la calidad y el juego, algo que en principio Holan no negocia, la búsqueda de lo lindo?

Es que no tenés necesidad de negociarlo porque cuando vos armás un equipo flexible, porque tus jugadores entienden el juego bien, podés jugar contra cualquier juego y vos podés hacer el tuyo, entonces siempre vas a terminar jugando mejor que el otro, porque te podés adaptar sin renunciar a tus ideales, a tu idea de juego. En la final, en un momento Independiente se había replegado, pero no revoleaba la pelota para adelante como hicieron el otro día (en el clásico) Central y Newell's. Recuperaban y salían jugando. Y estaban defendiendo porque tenían 10 tipos alrededor del área. Por eso digo que cuando tenés un concepto de juego y jugadores que entienden lo que tienen que hacer no necesitás revolear la pelota para cualquier lado.

¿Por este lado se entiende que los hermanos Argento (Tomás y Lucas, ex Leones) sean los analistas de video de Ricardo Gareca en la selección de Perú?

Y sí... por suerte. Ojo, el entrenador de fútbol tiene una virtud que el de hockey no la tiene, que es la observación del jugador, ellos están acostumbrados a mirar muchos jugadores para ir eligiendo, se equivocan pero en general aciertan, esa mirada clínica es más de un entrenador de fútbol que de hockey. Ahora, por otro lado, el entrenador de hockey es todo esto que estamos hablando, un tipo mucho más detallista del análisis de la jugada, de cómo hay que marcar, por qué lado, etcétera. Sin volver loco al jugador, porque no lo tenés que volver loco, lo tenés que entrenar, no tenés que hacer fútbol-tenis, sino jugadas y repetitivas.

¿Creés que debe ser difícil instalar un mensaje como este en una cabeza que ya está seteada como la del futbolista?

Totalmente, sin dudas. Fijate lo que sucede con los jugadores menores en el fútbol, un tema que discuto con entrenadores. Entrenan todos los días, doble turno algunos, ¿para qué? Si vos a un chico en tres días le podés dar exactamente lo mismo. Y no lo volvés loco, no le quitás la creatividad, no lo saturás, puede seguir yendo al colegio perfecto.

¿A vos que estás del lado del hockey qué te genera ver que alguien que viene de ese palo consiga algo como esto que Holan acaba de lograr en el fútbol?

No soy de Independiente, pero siempre fue un equipo que me gustó, por esto estuve viendo la final. Me genera una envidia sana, me parece bárbaro que esté ahí. Incluso me he planteado si me gustaría entrenar un equipo de fútbol. De hecho un amigo PF me escribió al otro día diciéndome que por qué no agarrábamos un equipo (risas).

Agarres o no a los entrenadores de hockey con esto los van a mirar con otros ojos en el fútbol, de mínima.

Sí, pero tenés que romper paradigmas, por eso digo que Ariel fue tan resistido, lo que pasa es que ante los resultados todos se rinden. Y él agarró Defensa y Justicia con cuatro locos y un tambor y los hizo jugar al fútbol, esa es la realidad. Rompió los mitos con un equipo que tenía un plantel que valía 3 pesos con 20 y jugaba bien. Acá en Independiente tiene más recursos y está sacando más jugo. Esta copa lo posiciona definitivamente. Sería un tipo que en una selección argentina vendría bárbaro. No diría pavadas y no sería jamas una burda copia de Marcelo Bielsa.

¿A pesar de que dice que lo admira?

Seguro, pero no sería una copia. Es probable que tome cosas, como hemos tomado todos, porque realmente a Marcelo hay que escucharlo. Pero lo que no podés hacer es copiarlo. Hay que adaptar pero nunca copiar. Cada uno tiene lo suyo y a sus jugadores.

¿No hay que descartarte para dirigir en fútbol?

Hay que hacer una escalera, tendría que dejar todo lo que hago, pero algún día hay que empezar a meterse en la cocina. Me gustaría.


Florencia Albanesi: "Ariel te convence y transmite"

hola4.jpg
Entre 2005 y 2006 a Flor Albanesi la dirigió Holan.
Entre 2005 y 2006 a Flor Albanesi la dirigió Holan.

Te encontraste con Ariel Holan jugando para Geba, ¿cómo fue aquella experiencia? ¿De qué se trató?

Fue entre 2005 y 2006, un año y medio. En aquel momento yo estaba en Buenos Aires haciendo la residencia (de médica) y llegó al club. Fue todo un cambio lo que propuso, básicamente entrenamientos con mucha intensidad, le ponía mucha energía, los ejercicios eran muy exigentes, con mucha dinámica, con diferentes situaciones de juego. Y llevó también un modo de preparación con levantamiento de pesas, nos enseñó intermitentes que en ese momento mucho no se usaban, así que armó un equipo que justamente hacía mucha diferencia. En ese 2005 yo no podía jugar porque los sábados tenía guardia pero las chicas salieron campeonas (del Metropolitano) de la ronda regular y después perdieron la final por penales con Lomas (justamente el club en el que se inició Holan). Después al año siguiente salimos terceras en la tabla general y perdimos la final con el Quilmes de Lucha Aymar.

¿Hasta ese momento no estaban acostumbradas a ese libreto de parte de un DT?

No. Y esto hacía que fuera un equipo que metía mucha presión al rival, no lo dejaba jugar y enseguida que perdía la pelota la trataba de recuperar. Lo que también recuerdo es que en partidos muy difíciles y a mitad de tiempo Holan, que de alguna manera tenía el carácter fuerte, decía: "Nosotros tenemos que hacer esto y esto y este partido lo sacamos adelante". Y lo hacíamos. Tenía mucha lectura de juego, te convencía de que lo tenías que hacer y ganabas el partido.

¿Además sacó eso del jugador atado a una posición?

En realidad él nos hablaba mucho del cambio de posiciones en el sistema de juego, teníamos una idea de dónde jugábamos pero podías estar de delantera, de volante, aunque también cambiar. Había rotación entre volantes y delanteras, el cinco podía ir de ocho, a veces pasaba de nueve, había más libertades en eso pero siempre manteniendo un orden. Y te exigía estar muy bien físicamente.

Después de 2006 él se va de Geba y empiezan a llegar todos los resultados de ese trabajo.

Geba llevaba mucho tiempo sin salir campeón, después empezó a estar mejor en la tabla. Lamentablemente no pudimos salir campeonas en el 2006, perdimos con Quilmes ahí nomás y la verdad que en ese partido la única diferencia fue Lucha Aymar, realmente te ganaba un partido sola. Holan dejó la base y cuando llegó el Chapa (Carlos Retegui lo sucedió) hizo lo suyo, fueron varios campeonatos seguidos y después también en Liga Nacional. Lo nuevo en él, lo original en Holan, era que tenía un programa en la computadora que había traído de EEUU, que en ese momento era nuevo, eso le permitía hacer análisis de todo, sabía cuánto corría un jugador por derecha, cuánto por izquierda, cuándo ganábamos por derecha, cuándo por izquierda. Defensas, por dónde habíamos salido bien y mal, nosotras y el rival.

Hace 10 ó 12 años no deben haber sido muchos los que utilizaban algo así.

Nadie lo hacía.

¿Qué piensa el jugador cuando llega alguien como Holan? ¿Que está loco o es un genio?

Tiene una mentalidad ganadora que realmente te convence de su idea, te hace creer que vas a ganar, que todo es mejor. Te convence y transmite. Por eso cuando vino con todas estas cosas nuevas y vimos los resultados, obviamente seguimos creyendo más.

Y hoy cuando ves lo que sucede en el fútbol, lo que hizo a pesar de que en algún momento se lo cuestionó por la implementación de la tecnología, ¿qué pensás? ¿Guarda relación con lo que viviste?

Más o menos fui sabiendo, estando en Geba ya le daba una mano a Jorge Burruchaga (en Independiente) y después fue a River con Almeyda. La verdad es que todas (las jugadoras) sabíamos del potencial. Tenía una lectura de juego tan "identificable" que cuando estaba con Almeyda nos dábamos cuenta qué cosas eran gran mérito de él, cuáles tenían que ver con el trabajo de Holan. Lo seguíamos todas, particularmente lo seguí desde Defensa y Justicia, vas viendo cómo trabaja, con la seriedad que lo hace, y no dudaba en que le iba a ver bien.

¿Entonces no te sorprende ni el resultado ni que en el fútbol haga una carrera exitosa después de que en el hockey ya la haya tenido?

Para nada. Y por suerte lo pudo demostrar. Uno no sabe cómo es el mundo interno del fútbol, pero por su manera de trabajar, de ver el juego, de entender, tiene cosas como para que le vaya bien.

¿El buen juego, algo que le ponderan, siempre está por delante de todo, más allá de los intérpretes?

Así es, tal cual.

¿Entonces para vos fue una experiencia linda y de aprendizaje?

Sí, seguro, realmente hizo un cambio. Un cambio desde la cabeza y en la manera de entrenar. Los entrenamientos eran densos, terminabas muerta, entrenabas como jugabas y eso, lo que te transmite es seguridad, confianza y la convicción de que haciendo lo que entrenás vas a tener resultados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario