Ovación

Regresos para ganar

Marco Ruben y el pibe Emmanuel Ojeda se fueron muy aplaudidos cuando los reemplazaron.

Sábado 24 de Noviembre de 2018

Por supuesto que lo que más le urgía a Central era volver a la victoria. Lo logró, de la manera que pudo, y todo lo demás quedó en segundo plano. Pero dentro de ese contexto había dos regresos que merecían un párrafo aparte. El de Marco Ruben como titular después de una lesión muscular demasiado prolongada y el del pibe Emmanuel Ojeda, luego de un año en el que debió lidiar con una operación de rodilla. Casi nunca se ubicaron en el primer plano del protagonismo, pero igual se fueron muy aplaudidos cuando los reemplazaron. Dos necesarios para los tiempos que se vienen.

   Marco Ruben peleó más de lo que jugó. Otra vez Fernando Zampedri fue mucho más 9 que él y de hecho convirtió el gol que abrió el camino la victoria. Pero el que sí usa la camiseta número 9 en su espalda en cambio fue generoso en la entrega física, despejó varias pelotas de cabeza en el área propia y terminó agotado. Cuando entró Lovera, recibió una ovación. Y lo más importante para él fue sumar minutos de cara a lo más trascendente que tiene Central de acá a fin de año: la final de la Copa Argentina.

   El juvenil Ojeda no fue el experimentado Ortigoza, al que reemplazó, ni mucho menos. Lógico teniendo en cuenta tanta inactividad y su escaso roce en primera. De hecho, iba a ser seguro el 5 titular en el inicio del ciclo de Leo Fernández pero se rompió los ligamentos en una práctica y recién ayer reapareció. Jugó muy escondido, hasta que estuvo la Gata Fernández en cancha pareció que la misión era anularlo y en cierto sentido lo logró, pero no aportó en la salida y no coordinó con el Colo Gil, que pareció acaparar su geografía. Terminó acalambrado y también aplaudido. Seguro tendrá otra chance.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});