Ovación

Regresó Román y Boca triunfó

Y una noche Boca recuperó la sonrisa. Se desahogó. Le ganó a Olimpo en una jornada cargada de emociones debido a que el xeneize volvió a contar desde el vamos con su estrella: Juan Román...

Jueves 06 de Marzo de 2014

Y una noche Boca recuperó la sonrisa. Se desahogó. Le ganó a Olimpo en una jornada cargada de emociones debido a que el xeneize volvió a contar desde el vamos con su estrella: Juan Román Riquelme. El capitán retornó a la titularidad luego de 101 días, ya recuperado de su lesión. Lo hizo con el pie derecho ya que terminó sin molestias y además marcó el 2 a 0, de penal.

No fue una gran producción la del equipo xeneize, que frente a un adversario muy conservador sacó diferencia en su mejor momento, al comienzo del segundo tiempo y la garantizó cerca del epílogo mediante un penal del propio Riquelme. El equipo de Bianchi llegó a tres cuartos de cancha y desde allí le costó progresar. Los de Bahía Blanca sólo intentaron algún contraataque con pelotazos largos.

El primer riesgo para el arco de Champagne ocurrió a los 14' con un zurdazo de Acosta desde la derecha, que terminó en córner. Y tres minutos más tarde fue Sánchez Miño quien probó desde afuera del área grande. De inmediato, Olimpo por primera vez jugó una pelota corta en ataque, con un encuentro entre Martín Pérez Guedes, Ezequiel Miralles y Ezequiel Cerutti, que terminó con un zurdazo levemente desviado de Leonardo Gil. Y antes de la media hora Pérez Guedes metió un cabezazo que se fue desviado. Claro que en los últimos diez minutos Boca no consiguió volver a llegar con peligro.

El comienzo del segundo segmento fue el mejor momento del anfitrión, que ganó agresividad sobre todo con la proyección de los laterales. Y a los 5' Acosta recibió de Riquelme y sacó un remate que con esfuerzo Champagne desvió al córner. Pero dos minutos más tarde llegó el desahogo con el gol que facturó Sánchez Miño. Los de Bianchi mantuvieron el ritmo aproximadamente hasta el cuarto de hora, pero después bajaron la intensidad. Pese a todo, a Olimpo le costó hacerse cargo de la iniciativa, pero de todos modos tuvo dos claras chances. Una vía Pérez Guedes y otra de Orlando Gaona Lugo.

Y antes del final, Emanuel Insúa llegó hasta el área, enganchó hacia adentro y fue derribado por Furios, en un claro penal que ejecutó Riquelme, con clase, a la derecha de Champagne, quien alcanzó a tocar el balón, pero la pelota entró y así quedó definido el juego con un gol sumamente festejado por todo el público en La Bombonera.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario