Ovación

Reclaman las Boquitas

Jueves 02 de Noviembre de 2017

La decisión de la dirigencia de Boca de prescindir de las porristas denominadas las Boquitas, con el argumento de "evitar la cosificación femenina en apoyo a la campaña #Ni una menos", se extendió a todos los deportes del club xeneize. Así lo confirmó Rocío Martín, una de las directoras y coreógrafas del grupo.

La política abre una vez más el debate entre "mujer-cosificada" vs. "mujer-desocupada". Consultada por Ovación, Loreley Flores, periodista de la agencia Sin Cerco e integrante de Ni Una Menos Rosario, dijo: "En lugar de dejarlas sin laburo habría que resignificar la actividad de estas mujeres, si realmente se trata de una decisión que adhiere a una lucha contra la violencia de género y no a que el club quiera parecer políticamente correcto. No puede ser que porque se decida que no muestren más la cola en la Bombonera _porque eso abona al machismo y al patriarcado_, se precarice y ajuste la situación laboral de las mujeres".

Es que Boca cortó el hilo por lo más injusto y encima fue contradictorio: primero sacó a las Boquitas del fútbol de primera y las dejó en el futsal y en el básquet y finalmente prescindió de ellas en todos los frentes.

Flores propuso que estas porristas, que animan el deporte más masivo y popular y son parte de uno de los clubes más grande del país, "vistan remeras con #Ni Una Menos, brinden mensajes contra la violencia de género o publiciten los teléfonos para pedir ayuda por trata o violencia de género". Y agregó que resignificar también es ampliar el grupo. "Que las Boquitas sumen a chicas trans o varones si lo quieren", otra propuesta de Flores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario