Ovación

Ré ama a Newell's

Disfruta cada instante de la gira por Chile porque sabe que esta noche contra Colo Colo puede ser el último partido que juegue con la camiseta de Newell’s. A Germán Ré todo le fluye naturalmente. No quiere reprimirse en nada ni dejar de desaprovechar lo poco o mucho que le queda compartiendo...

Miércoles 28 de Enero de 2009

Disfruta cada instante de la gira por Chile porque sabe que esta noche contra Colo Colo puede ser el último partido que juegue con la camiseta de Newell’s. A Germán Ré todo le fluye naturalmente. No quiere reprimirse en nada ni dejar de desaprovechar lo poco o mucho que le queda compartiendo concentraciones y vivencias con este plantel. Por eso hasta se permite que trasciendan ciertos límites como si fuera uno de los chicos del grupo que por primera vez se subió a un avión para salir del país. Es que al Colo lo rodea esa sensación de un adiós inminente. No prepara el pañuelo porque ya lo hizo varias veces y al final se quedó esperando con la mano levantada. En la charla con Ovación no dejará que se filtren respuestas de las que después no puede salir. Igual, se sienta en uno de los sillones del hotel Four Points y ensaya una suerte de despedida.

—¿Contra Colo Colo puede ser tu último partido en Newell’s?

—Por lo que se dice puede ser. Pero yo todavía no firme nada con nadie. Es una situación que me tiene un poco cansado porque en cada receso de campeonato se habla de que me voy y al final no pasa nada. Por eso lo más saludable para mi carrera es poner la cabeza en Ñuls, disfrutar de esta gira por Chile y esperar.

—¿Quéres irte o tiene que ser una posibilidad muy ventajosa desde lo económico para dejar Newell’s?

—Si fuera por mí, no me iría nunca de Newell’s. Es esa la verdad. Siempre estuve muy cómodo, tengo el cariño de la gente y eso no lo paga ninguna oferta económica. Por eso tengo sensaciones muy raras. Por un lado sé que para el bienestar de mi familia lo más importante es que surja una transferencia. Pero tampoco me imagino con otra camiseta que no sea la de Newell’s.

—Se habla de que te quiere Independiente y Estudiantes. Es difícil imaginarte enfrentando a Ñuls.

—Sí, por eso prefiero irme al exterior así evito esa situación. Yo tampoco me imagino jugando contra el club del que soy hincha y al que le debo todo lo que soy.

—Desde afuera da la sensación de que si te vas a esos clubes no das el gran paso que esperbas.

—Independiente es grande y con una historia muy rica. En el caso de Estudiantes también estaría yendo a un club que en los últimos años siempre peleó cosas importantes y además jugará la Libertadores., aunque de ahí no me habló nadie.

—¿Ya le diste todo a Newell’s?

—Eso nunca se sabe. Pumpido nos decía que el jugador nunca sabe cuándo será su año. Creo que todavía tengo muchas cosas por darle a Newell’s. Es más, el club me dio más de lo que yo le di hasta ahora.

—¿El cambio de conducción te ayuda a que se concrete finalmente una transferencia?

—No, porque tanto Eduardo (López) como la nueva directiva me dieron su palabra de que me vendían.

—Guillermo Lorente, el presidente de Newell’s, le dijo a Ovación que se comprometía a venderte porque eras un jugador que siempre se portó muy bien con el club.

—Le agradezco. También me dijo lo mismo cuando hablé con Gustavo Dezotti (manager) y creo que esta vez se puede dar.

—¿La familia qué quiere?

—Está un poco dividida. La que más ansiosa está es mi señora por el colegio de las nenas. Quiere que se decida por sí o por no, pero que ya sepamos adónde mandarlas.

—¿Ves al equipo con chances de seguir mejorando?

—Pienso que sí porque se mantuve el equipo pese a que no está Fabbiani. Además, la idea que nos inculca Sensini también es la de ser protagonistas. Imagino a Newell’s peleando cosas importantes.

—¿Con vos en el equipo?

—Eso no lo sé.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS